2020-06-22 06:39:57 Comienza tu Negocio English Conoce el panorama actual de las pequeñas y medianas empresas en México, y cómo administrar una pyme durante una crisis ecónomica.... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2020/06/rsz_denis-jung-xi2ykohr4ki-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/comienza-tu-negocio/la-situacion-de-las-pymes-en-mexico-en-2020/ Situación de pymes en México para 2021 | QuickBooks México

Panaroma de las pymes mexicanas en 2021

12 Minutos para leer

A raíz de las eventualidades actuales que se atraviesan a nivel internacional, la inseguridad en torno al futuro económico es constante, por lo cual es imperativo reforzar una estrategia de negocio que se adapte a las nuevas exigencias cotidianas para asegurar la supervivencia de las pequeñas y medianas empresas. Conoce estas seis prácticas para lograrlo:

  1. Fortalece tu estructura financiera
  2. Recurre a las negociaciones
  3. Apóyate en las diferencias
  4. Es momento de innovar
  5. Comunica con claridad
  6. Digitaliza tu administración empresarial con QuickBooks

 

Incertidumbre y complejidad es el panorama al que hacen frente 4.9 millones de pequeñas y medianas empresas (pymes) en nuestro país este año, ante la pandemia del COVID-19, de las cuales sobrevivieron sólo 3.8 millones.

Lo que resulta difícil para grandes compañías puede resultar mortal para estas empresas mexicanas que son el motor del país, al generar el 72% del empleo y alrededor del 52% de nuestro Producto Interno Bruto (PIB).

Ante el cierre de más de un millón de negocios a nivel nacional, las empresas mexicanas solicitaron mayor número de apoyos fiscales, rebajas en gastos fijos como predial, agua, entre otros, y aplazamiento de créditos para afrontar el escenario de afectaciones por el COVID-19.

En ese sentido, la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño (CANACOPE) asegura que miles de pequeñas y medianas empresas se han visto envueltas en numerosas dificultades por la disminución de la demanda, escasez de productos e insumos, eventualidades y conflictos económicos derivados del coronavirus, por lo que micros y pequeños negocios en México han registrado pérdidas, de $155, 250 millones de pesos hasta el momento.

La cifra genera en los empresarios un panorama de inquietud respecto a la tendencia de las próximas ventas, por lo que se plantean metas de supervivencia e incluso, de recuperación, al descartar las probabilidades de crecimiento inmediato, no obstante, la variabilidad está sujeta al término de la crisis sanitaria, pero todo dependerá del tiempo que dure la misma, ya que esto resultará clave.

El cambio al semáforo rojo en cinco estados del país, durante el mes de diciembre y la primera quincena de enero de 2021, ha ralentizado y disminuido la economía en uno de los periodos comerciales más importantes del año. Esto, aunado a las limitaciones del recurso gubernamental y al desconocimiento de herramientas digitales para adaptar los negocios al comercio electrónico, se traduce en más de 94 mil unidades económicas que pararon totalmente sus actividades y bajaron las cortinas por tiempo indefinido.

Ante dicho panorama, es crucial que quienes dirijan pequeñas y medianas empresas reestructuren sus modelos de negocio y pongan en marcha seis prácticas que aseguren la continuidad del negocio.

1. Fortalece tu estructura financiera

Las reservas de efectivo con las que cuenta una pyme son limitadas, por lo que abrir líneas de crédito lo antes posible es importante así como mantenerse abierto a capital externo.

Óscar Lozano, socio director de Sintec, recomienda pensar en un futuro cercano (de 3 a 6 meses), pues solo resolver el día a día podría poner a tu negocio en aprietos, así que más vale prevenir en estos momentos.

“Conseguir líneas de crédito, aunque no las usemos ahora, es importante porque es probable que las restringirán ante los riesgos. Revisar tu flujo de efectivo es crucial. El que se busquen esquemas de financiamiento, como las SOFOMES aunque sean más caras, también. Lo vital es poder generar demanda”.

Llevar un estricto control de ingresos y egresos es otra de las recomendaciones que hace Lozano.

“Es difícil, sí, es doloroso, claro, pero no queda de otra si se quiere tener un negocio al final de esta pandemia. Todo lo que no sea estrictamente necesario habrá que evaluarlo y determinar si no se puede adquirir o realizar más adelante. El talento y los insumos son prioridad.

Una empresa tiene que contar con los recursos necesarios para poder producir o brindar servicios. Si no cuenta con estos entonces, aunque se haga lo que se haga, la compañía está destinada a morir y todo lo que esto implica. Aquí todos tenemos que sentarnos a planear y ser muy, muy sinceros, pues no habrá decisiones fáciles pero si decidimos no hacer nada la situación se agravará y no habrá forma de retomar el paso”.

2. Recurre a las negociaciones

Elabora una agenda para facilitar tus negociaciones. Toma un rol proactivo y analiza los escenarios a los que podrías enfrentarte, desde el más complejo hasta la oportunidad de crecer.

Para Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), las negociaciones a partir de este momento no pararán, serán continuas.

“Nadie sabe cuándo va a terminar esto, ni cuál será el verdadero impacto, pero mientras tanto hay que pagar nóminas, servicios, proveedores, renta. Las cuentas no dejarán de llegar, esto es algo seguro.

Resulta abrumador y más ahora que todo mundo está postergando el gasto, así que no queda de otra que flexibilizar, que no es otra cosa que el arte de negociar”.

La única forma en que las empresas podrán salir adelante este año, acota Rivera, es buscando alternativas para cumplir con todos los compromisos que se deban de cubrir.

“Tenemos que actuar con temple y mucha creatividad. Nada será como antes, pues la carga que tendremos como responsables de negocios es brutal. Nadie, o bueno, casi nadie estaba preparado para poner su negocio por tanto tiempo, así que a todos nos ha pegado esto.

La idea es minimizar el impacto, sacar las cosas adelante y ver la forma en la que podamos cumplir con nuestras obligaciones, con nuestra gente. Por eso digo que sean sinceros y muy aterrizados cuando negocien. No pongan metas imposibles, pues esto solo podrían complicar las cosas”.

Si bien, Rivera destaca: “En enero siempre es un mes donde se tienen que realizar varios pagos (impuesto, refrendo, predial, colegiaturas, además de deudas contraídas durante la época decembrina), pero ahora se suma la falta de empleo e ingresos en muchas familias”, es cuestión de negociar el pago de impuestos, por ejemplo, saldar las deudas antes de la fecha límite podrá generar un descuento y aminorar las cuotas pendientes.

3. Apóyate en tus diferencias

Los obstáculos que tiene que sortear una pyme son una prueba de fuego que templará tu carácter. No se trata de un momento fácil ni trivial, hoy en día surgen nuevas dificultades que dejar de lado, por lo que debes centrarte en las diferencias que harán la distinción del valor agregado de tu producto para posicionarlo sobre la competencia directa.

Será vital para el negocio seleccionar segmentos en los que se pueda establecer una diferencia, que le ayuden a crear propuestas de valor, relevantes y factibles, que ofrezcan habilidades que la competencia no puede ofrecer.

Entre las ventajas que poseen los pequeños y medianos negocios ante las empresas más grandes, suele ser el trato personal a su clientela, el cual, pese a la pandemia mundial, puede fortalecerse, desde la llamada para pedir servicio a domicilio, hasta en el acompañamiento del asesor durante el trayecto del comprador en las redes sociales o la página web al adquirir el producto. Descubre aquí diferentes ideas de negocio rentables para iniciar en 2021.

4. Es momento de innovar

Nadie sabe reinventarse mejor que los emprendedores. El mundo cambió en cuestión de días y debido a esto también los hábitos y comportamientos de los consumidores.

Conforma un equipo con metodologías ágiles para que modifiques tu oferta de productos o servicios en base a las necesidades actuales. Explora modelos de operar más flexibles y económicos.

Salomón Ashkenazi, director de operaciones de Tutti, enfatiza en lo importante que es innovar.

“Abrimos en julio de 2019. En 6 meses abrimos 18 tiendas. Nuestro canal digital quedó a un lado y vino esto, así que tuvimos que poner el ingenio a volar y ahora vendemos por WhatsApp. Así es esto. Se trata de evolucionar para no morir”.

Debido a que no contaba con una plataforma propia de eCommerce cuando inició la pandemia, la marca tuvo que innovar y continuar con sus ventas a través de este canal.

“No estábamos listos para esto, pero tuvimos que salir adelante innovando. Nuestras ventas obviamente cayeron, pero eso no nos iba a detener. Buscamos reinventarnos lo más pronto posible”, detalló Ashkenazi.

En la actualidad, Tutti cuenta con su propia plataforma de comercio electrónico y unas activas redes sociales que promocionan sus productos en virtud de la época del año, por lo cual busca seguir innovando para salir delante de la crisis financiera generada por la pandemia del COVID-19.

5. Comunica con claridad

Sé empático y mantén la comunicación en todo momento. Si alguno de tus colaboradores presenta síntomas del COVID-19 o ya dio positivo asegúrate de apoyarlo.

En caso de que tu negocio esté en problemas, sé claro con tus empleados y comunícales las acciones que implementarás.

José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur México), ha dado diversas declaraciones a los medios en los últimos meses. En ellas ha enfatizado que México no será el mismo que era antes del coronavirus, y se tendrán que hacer cambios en la estructura de las empresas, en su forma de comunicación, de consumo y ventas, hasta en los espacios físicos. Además, todos los empresarios deben prepararse en medidas de seguridad, de prevención y protocolos de seguridad para seguir funcionando.

Entre las graves consecuencias que ha dejado la contingencia para hacer frente al COVID-19 en el mundo empresarial, la crisis financiera global es la que ha llevado a millones de empresas en todo el mundo a cerrar definitivamente.

La crisis financiera motivada por la pandemia del coronavirus obligó a un cese de operaciones a gran parte de los negocios, como consecuencia más de un millón 10 mil pymes cerraron definitivamente. Las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOMES) resultan necesarias en este contexto, para ofrecer crédito a las pymes y sobrellevar los retos de la crisis lo mejor posible.

En ese sentido, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ofreció cifras que precisan la crisis financiera en las pymes con su encuesta ECOVID-IE. El resultado se evidenció con números alarmantes, en el que al menos 87% de las empresas mexicanas tuvieron problemáticas derivadas de alguna afectación por parte de la COVID-19, un 40% había señalado la necesidad de aplazar sus créditos y un 30% había solicitado la adquisición de nuevos créditos.

Pero no sólo se trata de adquirir créditos como una solución aparentemente fácil. Según el contexto actual, las pymes deben establecer estrategias claras que les permitan proteger la salud de sus trabajadores y seguir laborando a distancia, contar; no caer en la morosidad, si es que la empresa ha adquirido un crédito recientemente, y tener una capacidad rápida de reacción y reinvención ante el comportamiento del mercado, sobre todo, si hablamos de una empresa que exporta sus productos y servicios a Estados Unidos, un país en el que comienza una nueva administración que impactará directamente las relaciones en el T-MEC, con un alta probabilidad de que dichas exportaciones aumenten.

Ante esta perspectiva, la comunicación con los trabajadores debe ayudar a que no se angustien y desarrollen sus labores en el home office. Datos como los que ya se mencionaron y las noticias de cierres de empresas que están a la orden del día llegan a dañar la tranquilidad de las personas. El reto de los líderes empresariales hoy en día es transmitir confianza a los trabajadores para que se concentren, produzcan y tengan una mayor calidad de vida.

6. Digitaliza tu administración empresarial con QuickBooks

Digitalizar la comunicación y la administración de una empresa, ya sea micro, pequeña o mediana se ha convertido en una necesidad primordial. Significa que con un solo clic, desde el lugar en el que se encuentren, podrán contar con toda la información útil y actualizada sobre la empresa para tomar las mejores decisiones.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía hasta 2019, alrededor del 40% de las compañías mexicanas tenían un cierto grado de automatización administrativa, por lo que el camino a recorrer es aún bastante largo. Aún más si se considera que estudios recientes han demostrado que México tiene 130 millones de habitantes de los cuales el 58% son usuarios de internet; es decir, un equivalente a 76 millones de usuarios de plataformas digitales.

Muchos de estos empresarios, piensan erróneamente que este tipo de tecnología es muy costosa y es por eso que se rehúsan al cambio. No obstante, hoy en día, es indispensable mostrar tu producto en el mundo digital, actualizar tus métodos de compra-venta para posicionar tu empresa con mayor rapidez, por lo que es fundamental conocer programas como QuickBooks, la plataforma de contabilidad y administración de pymes número uno a nivel mundial, que resultará la mejor opción para tu empresa.

Este es el único software que, de forma intuitiva, ordena la contabilidad y los gastos de administración de una empresa, adaptándose a las necesidades de cada organización. De ahora en adelante, controla tus ingresos, egresos, clientes y proveedores, personaliza tus necesidades para una gestión empresarial a tu medida.

Si necesitas mayor información, acércate a un asesor de ventas para adquirir QuickBooks para tu negocio marcando al 800-461-0093.

Quienes han probado esta plataforma para la administración de pymes, no tardan en descubrir que, además de contar con una eficiente herramienta de comunicación, muchos de los procesos administrativos que les llevaba mucho tiempo realizar, pueden hacerlos ahora de una forma más sencilla y más rápida, al grado que les sobrará el tiempo para enfocarse en otras áreas y potencializar el negocio de una manera más eficiente y productiva.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

5 características de las PyMEs en México

Todos hemos oído hablar de las micro, pequeñas y medianas empresas, y…

Lee mas

Cómo apoya la Secretaría de Economía el desarrollo de las PyMEs mexicanas

¿Eres dueño o socio de una pequeña y mediana empresa mexicana y…

Lee mas

¿Cuánto aportan las PyMEs al PIB de México?

Según datos de la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las…

Lee mas