2021-03-19 22:05:57 Comienza tu Negocio English Descubre en QuickBooks qué es el régimen de incorporación fiscal en México y cuáles son los regímenes fiscales para personas físicas... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2021/03/surface-aqdPtCtq3dY-unsplash-e1616191530756.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/comienza-tu-negocio/que-es-el-regimen-fiscal/ Qué es el régimen fiscal y cómo funciona | QuickBooks México

Tipos de régimen fiscal en México

11 Minutos para leer

¿Qué es el régimen fiscal en México y cuáles son sus categorías de acuerdo al Servicio de Administración Tributaria? ¿Qué tipo de obligaciones y derechos suponen para las empresas y trabajadores formalmente constituidos? Conoce los detalles a continuación.

Índice de contenidos:

  1. ¿Qué es el régimen fiscal? 
    1. ¿Y por qué hay que pagar al Gobierno?
    2. ¿Qué derechos tenemos al inscribirnos a un régimen fiscal?
      1. Orientación, quejas y sugerencias SAT
  2. ¿Cuáles son los tipos de régimen fiscal?
    1. Régimen fiscal para personas físicas
      1. Régimen de arrendamiento de inmuebles
      2. Régimen de actividades empresariales y profesionales
      3. Régimen de actividades empresariales con ingresos a través de plataformas tecnológicas
      4. Régimen de asalariados Actividades Agrícolas, Ganaderas, Silvícolas y Pesqueras (sector primario)
      5. Régimen de Incorporación Fiscal (RIF)
    2. Régimen fiscal para personas morales
      1. Régimen general
      2. Régimen con fines no lucrativos
  3. ¿Cómo saber en qué régimen fiscal registrarme?

 

En México, como en otros países, toda persona que ejerza actividades comerciales, por ley, tiene que estar incorporada a un régimen fiscal. Estas categorías son diversas, según el tipo de actividad y rubro al que se dediquen, pues como veremos más adelante, las obligaciones y derechos para cada una son distintas, y las determina su tamaño, ingresos anuales y capacidad económica, entre otros factores.

Por otro lado, existen varios comerciantes y negocios en el sector informal, que no pagan impuestos, sin embargo, el Servicio de Administración Tributaria ofrece, mediante el régimen de incorporación fiscal, también conocido como RIF, la constitución legal a todo un espectro de micronegocios, como lo son Mipymes, prestamistas de servicios al detalle y pequeños negocios.

¿Es negociable para los contribuyentes darse de alta o no en uno de estos regímenes? ¿Cuál es el régimen fiscal idóneo para cada perfil de comerciante o empresa? De eso y más hablaremos a lo largo de esta entrada, donde conocerás los pormenores más relevantes y algunas dudas frecuentes en torno a qué es el régimen fiscal en México.

¿Qué es el régimen fiscal?

Ya sea que comiences de forma oficial con tus actividades comerciales, que seas empleado o estés a punto de abrir un negocio, hay una decisión fiscal que debes considerar antes. Se trata de tu régimen dentro del Servicio de Administración Tributaria, el cual lo determinará principalmente tu giro comercial.

Y, ¿qué es el régimen fiscal? A grandes rasgos, consiste en un sistema de leyes que determina las obligaciones y derechos establecidos por el fisco. Esto, debido a que lucrar por medio de una actividad económica, sea cual sea, implica que, como ciudadanos, paguemos un porcentaje de nuestras ganancias al Gobierno, lo cual es conocido como tributo.

¿Y por qué hay que pagar al Gobierno?

Muchos se preguntan por el destino de nuestros impuestos, dado que a veces no los vemos reflejados de forma tangible e inmediata, pero hay que saber que parte de ese recurso es invertido en servicios básicos cercanos a nuestra vivienda, en programas estatales, en la construcción de bibliotecas, centros culturales, escuelas, etcétera.

Al respecto, existe información al alcance: el Gobierno de México da cuenta de ello y detalla, tanto cuál es el presupuesto destinado cada año al país, como cuánto de ello se gasta en cada periodo. Si quieres saber más, en este artículo te hablamos del tema a profundidad.

¿Qué derechos tenemos al inscribirnos a un régimen fiscal?

Ahora, como toda obligación conlleva a derechos, las normas fiscales a acatar también nos permiten ciertos beneficios. Formalizarnos dentro del ámbito comercial nos puede proporcionar acceso a créditos y a apoyos gubernamentales, becas, estímulos y oportunidades de crecimiento emprendedor, entre otros. Ejemplos concretos de otros derechos de los contributentes son:

  • Acceso gratuito los 365 días a la plataforma del SAT, mediante la cual es posible facturar, realizar declaraciones mensuales, semestrales, anuales, entre otras, así como trámites diversos, por ejemplo, la constancia de situación fiscal.
  • Asesoría gratuita por parte del personal SAT, y acceso a materiales de apoyo, como videotutoriales, aplicativos, entre otros.

Orientación, quejas y sugerencias SAT

Además, hay derechos básicos que la autoridad fiscal proporciona a los contribuyentes, por ejemplo, el derecho a obtener devoluciones de impuestos, según la normativa del Código Fiscal de la Federación y de las leyes fiscales en curso (si tienes dudas al respecto, en QuickBooks te decimos cómo solicitar la devolución de impuestos al SAT después de tu declaración anual). También está el derecho a la información que necesites por parte de su personal, la orientación en los trámites, incluso a presentar alguna queja, si así lo amerita tu caso.

Existen varias vías de comunicación: para seguimiento de trámites y orientación, está MarcaSAT (o 55 627 22 728 en el interior de la República Mexicana), en horarios de lunes a viernes de 8:00 a 18:30 horas; para quejas y denuncias está el 55 8852 2222, y para el exterior de la República, el (+52)55 8852 2222; por correo electrónico, el denuncias@sat.gob.mx, y vía chat, a través de su página oficial: https://www.sat.gob.mx/.

¿Cuáles son los tipos de régimen fiscal?

El primer nivel de organización de regímenes fiscales se divide en 2:

  • Régimen fiscal para personas morales, y
  • Régimen fiscal para personas físicas

A continuación, veremos cómo se desglosa y en qué consiste cada uno.

Régimen fiscal para personas físicas

Aquí entran absolutamente todas las personas, una vez que se dan de alta ante el SAT (si no lo has hecho aún, es muy sencillo y puedes realizar tu trámite desde este link).

En términos fiscales, una persona física es aquella que adquiere derechos y obligaciones. Además, debe tener la mayoría de edad en México, es decir, 18 años. También suele registrarse con su nombre, tal y como lo indica su acta de nacimiento, y no importa su estado civil, incluso su nacionalidad (siempre y cuando posea la nacionalidad mexicana, puede tener más).

Ahora que conocemos la anatomía general de las personas físicas, veamos las subdivisiones, de acuerdo a sus giros comerciales:

Régimen de arrendamiento de inmuebles

Este régimen es aplicable a quienes ofrecen en renta uno o más de sus bienes inmuebles, sean casas, locales, edificios, bodegas, terrenos, entre otros.

Régimen de actividades empresariales y profesionales

Son las personas físicas que se dediquen a dar servicios profesionales, como dentistas, artistas, abogados… También están quienes ejercen actividades comerciales como la enajenación de bienes, el rubro minero, farmacéutico, o que posean negocios como cafeterías, centros educativos, restaurantes, y similares.

¿Quieres hacer crecer tu negocio?

Descubre cómo QuickBooks te puede ayudar a lograrlo.

Régimen de actividades empresariales con ingresos a través de plataformas tecnológicas

En esta categoría, los contribuyentes pueden retener impuestos como pago definitivo. Esto, mediante plataformas tecnológicas, siempre y cuando no superen un ingreso anual de 300 mil pesos (salarios e intereses incluidos).

De acuerdo al SAT, este régimen: “facilita y simplifica el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, al contar con la opción de que las plataformas tecnológicas les retengan el ISR e IVA de forma definitiva y los paguen directamente al SAT, de esta forma ya no realizarán las declaraciones mensuales, en virtud de que las retenciones que les efectúe la plataforma tecnológica tienen el carácter de pago definitivo”. Descubre aquí cuáles son las obligaciones fiscales de una empresa.

Régimen de asalariados Actividades Agrícolas, Ganaderas, Silvícolas y Pesqueras (sector primario)

Las personas físicas que se dedican a estas actividades únicamente deben pagar impuestos si sus ingresos por este rubro representan el 90% del total.

Régimen de Incorporación Fiscal (RIF)

En este régimen tributan personas físicas que se dedican a la venta de bienes y  servicios, sin importar si poseen un título profesional y cuyos ingresos anuales  no excedan los dos millones de pesos.

Como hacíamos mención en un inicio, gran parte de las pequeñas empresas temen formalizarse ante el SAT porque creen que, debido al pago de impuestos, sus ganancias se verán afectadas de forma considerable, o porque simplemente no conocen el funcionamiento del sistema fiscal, mucho menos sus obligaciones. Sin embargo, a partir de 2014, lo que era el Régimen de Pequeños Contribuyentes se convirtió en el Régimen de Incorporación Fiscal, y desde entonces ha sido un régimen muy flexible y amigable para estas pequeñas empresas por las siguientes razones:

  • Durante el primer año de operación, luego de inscribirse a este régimen, las empresas adquieren una reducción del 100% del Impuesto Sobre la Renta, mismo que cada año irá reduciendo en un 10%, hasta pagar ISR por completo.
  • Algo similar sucede con los impuestos del IVA y el IEPS, pues las empresas también verán dicha reducción aplicada a las operaciones clasificadas como público en general.
  • En caso de que las empresas hayan percibido ingresos menores a 300,000 pesos durante el año anterior, no habrá necesidad de que paguen estos dos impuestos (IVA ni IEPS) por las operaciones de público en general.
  • Además, no tienen necesidad de presentar la declaración informativa del IVA ni la declaración anual que tanto es temida entre los contribuyentes, salvo una excepción. Consulta aquí más detalles y beneficios sobre el RIF.

Al estar dentro de esta modalidad, automáticamente las empresas pueden aspirar a programas ofrecidos por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, a créditos otorgados por Nacional Financiera, y muy importante: tanto dueños como trabajadores acceden a los servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Régimen fiscal para personas morales

En cuanto a los tipos de régimen fiscal de las personas morales, las opciones son muchas menos, pues existe el régimen general y el régimen con fines no lucrativos. A diferencia de las físicas, las personas morales son un conjunto de personas físicas que se reúnen para formar una empresa, y que, en vez de identificarse legalmente por sus nombres propios, lo hacen por su razón social y nombre de la empresa.

Comienza a utilizar las herramientas administrativas y contables que te ofrece QuickBooks Online y gana organización y control financiero mientras ahorras tiempo.

Régimen general

En esta categoría se encuentran todas las compañías que lucran con sus actividades, no importa si venden bienes o prestan servicios: son aquellas que realizan un intercambio comercial.

Régimen con fines no lucrativos

Mientras tanto, las personas morales bajo el régimen con fines no lucrativos son aquellas fundaciones, asociaciones y sociedades civiles que no tienen ánimo de lucro. Pueden ser instituciones de beneficencia y administradoras de fondos para el retiro.

¿Cómo saber en qué régimen fiscal registrarme?

Si has llegado hasta aquí, seguro ya tienes un panorama más amplio acerca de qué es el régimen fiscal y en qué clasificaciones se divide, por lo tanto, es muy probable que ya tengas una idea más clara de a qué régimen perteneces y cómo debes registrarte.

En caso contrario, te recomendamos visitar este enlace que ofrece el SAT, con el fin de que disipes tus dudas, además de comunicarte con algún asesor que pueda arrojarte respuestas concretas a tus preguntas. Así podrás proceder con mayor certeza en la activación de tu registro.

Conclusiones:

Contar con un régimen fiscal es el primer paso para la formalización de nuestras actividades económicas como empresas y como comerciantes o trabajadores.

Luego de entender qué es el régimen fiscal y cómo funciona cada una de sus divisiones, es mucho más sencillo determinar a cuál de estas categorías se adapta nuestro perfil comercial.

Es importante conocer los pormenores desde un principio, tanto derechos como responsabilidades, para tener un óptimo control de nuestra contabilidad, y así cumplir con cada requisito con las autoridades fiscales, en tiempo y forma. La puntualidad y el conocimiento de causa en este tipo de obligaciones ciudadanas son aspectos clave para mantener un trato sano con el Servicio de Administración Tributaria, es decir, evitar multas por impago o por retrasos, obtener la constancia de opinión positiva y ser sujeto de créditos y apoyos, en pro del crecimiento económico individual y/o grupal.

No te pierdas más contenido similar a éste: infórmate y toma el control de tus

¡Te esperamos en próximas entradas a través de QuickBooks Online!

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados