2021-09-29 15:51:44 Controla tu negocio English https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2021/09/rsz_david-veksler-9aqsjadflc8-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/controla-tu-negocio/como-sera-el-impuesto-global-a-multinacionales/ ¿Cómo será el impuesto global a multinacionales?

¿Cómo será el impuesto global a multinacionales?

9 Minutos para leer

Tras el surgimiento de la reciente pandemia derivada del coronavirus, surge el impuesto global a multinacionales más revolucionario del último siglo. Esto implica un enorme cambio en la historia fiscal de las enormes compañías mundiales. ¿Quieres saber de qué se trata? Averígualo a continuación.

Contenido:

  • Impuesto global a multinacionales
  • ¿Qué son los paraísos fiscales?
  • Desalentar el empleo de los paraísos fiscales
  • Beneficios de recaudación en México

La normativa histórica apuesta por refrendar el nuevo gravamen y ejecutar su oficialización a finales del 2021. Un acuerdo que busca la tributación justa para empresas que evaden impuestos internacionales y en el que grandes empresas como Google, Amazon, Facebook, entre otras, podrán recaudar impuestos que usualmente se derivan a paraísos fiscales.

Impuesto global a multinacionales

Los líderes de finanzas de los países que integran el G20 aprobaron en Venecia, lo que ha sido para muchos un acuerdo histórico, al constituir un impuesto a empresas multinacionales y que se formalizará en 2023. El impuesto global equivale al menos a un 15% de las ganancias que dichas empresas obtengan. Dicho acuerdo ha sido respaldado por 140 países.

El acuerdo trata de poner un límite a empresas multinacionales para evitar cobros impositivos demasiado bajos, al restringir a las corporaciones que cambien sus operaciones de un país a otro en busca de mayores ventajas. Es decir, con la implementación de este nuevo impuesto se pretende evitar que las grandes organizaciones eludan la tributación con el traslado de las ganancias a otras naciones que tengan tasas de interés más bajas y en donde se paguen menos impuestos.

Cerca de 139 países estuvieron presentes en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), lugar en el que se anunció que 130 países se mostraron de acuerdo con que dicha tasa fuera de al menos el 15%. Esta acción sin precedentes significa que el plan podría generar alrededor de 150 mil millones en ingresos fiscales al año, mismos que se repartirán en varios países, según sea el caso. El propósito es que las empresas tributen también en donde obtienen ingresos y no solo en donde se encuentre la sede social de la compañía. Este tipo de acciones se ejecutan, por ejemplo, cuando una empresa con sede en el país A informa que tiene ingresos en un país B, donde la tasa de impuestos es del 11%. Como la tasa mínima global es del 15%, el país A recaudaría el 4% de las ganancias de dicha empresa, que representa la diferencia de la tasa mínima global, según lo mencionado por la agencia Bloomberg.

Las empresas afectadas son las que tienen grandes volúmenes de negocios, de más de 23 mil 700 millones de dólares y una rentabilidad superior al 10%. Los impuestos corporativos en los 27 países que forman la Unión Europea varían desde un 9% en Hungría y un 12,5% en Irlanda, a un 31,5% en Portugal o un 32% en Francia. La idea es que todos se unifiquen a un mínimo tributario, que sería el ya mencionado 15%. Los países que recibirían parte de estos impuestos son aquellos donde las multinacionales facturan más de 1.18 millones de dólares o 296 mil dólares para las economías pequeñas, con un Producto Interno Bruto (PIB) inferior a 47 mil millones de dólares. La iniciativa seguirá afinándose durante octubre, y su aplicación se prevé en 2023.

Una de las primeras respuestas a esta propuesta, presentada en el mes de junio, se vio favorecida, ya que la Unión Europea se mostró de acuerdo con lo manifestado, además del apoyo de todos los miembros del G7, también conocido como el grupo de las 7 economías más desarrolladas del mundo, el cual está compuesto por Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia, Japón, Canadá e Italia.

La reforma incluye una serie de normas que harían que las ganancias gravadas se repartieran equitativamente, es decir, si la empresa tiene presencia en 50 países, cada país en donde se encuentra esta empresa, recibiría la misma cantidad. La noticia se ha tomado con cierta simpatía, ya que quiere decir que los países recibirán impuestos de grandes empresas como Amazon, Google, Apple y Facebook, que se encuentran entre las 100 empresas más rentables del mundo. Más allá de estos 100 gigantes, el impuesto mínimo global afectará poco menos de 10 mil empresas cuya facturación supere los 890 millones de dólares o su equivalente en euros que son 750 millones.

Los lugares que hasta el momento se han negado a aceptar el impuesto global a multinacionales son las Granadinas, San Vicente, Sri Lanka, Perú, Nigeria, Kenia, Irlanda, Hungría, Estonia y Barbados. La razón es que, debido a la baja tasa de impuestos que cobran, han logrado ser sede de grandes empresas multinacionales. Por ejemplo, Irlanda cobra un impuesto del 12.5% y eso le ha valido que empresas del sector digital la hayan seleccionado como una de sus sedes principales. No obstante, la propuesta no se ha extendido a rubros como la minería y la industria petrolera, ni involucra a quienes prestan servicios financieros regulados; tampoco a las que ofrecen servicios de transporte marítimo internacional, ya que su objetivo principal ha recaído sobre las multinacionales en primera instancia. Dicha propuesta no ha sido legalizada en su totalidad, por lo que le queda un largo recorrido. El siguiente paso es completar su revisión en el G20.

¿Qué son los Paraísos fiscales?

En más de una ocasión hemos escuchado sobre la evasión de impuestos y cómo las celebridades evitan pagarlos mediante el traslado de sus riquezas a países en los que los impuestos son casi inexistentes y se benefician de ciertas ventajas fiscales. Estos son denominados “paraísos fiscales”. Un paraíso fiscal es un estado o territorio que posee la característica de aplicar un régimen tributario parcial, es decir, muy beneficiosos para sus habitantes, dado que la carga de impuestos es mínima o hasta nula, según sean los casos. Sin embargo, no solo los habitantes pueden beneficiarse con la presencia de dicha laxitud fiscal, sino que pueden hacerlo las organizaciones extranjeras que no residen pero registran en dicha nación su domicilio fiscal.

De ahí que el verdadero problema es que muchos individuos abren un negocio en un paraíso fiscal con la finalidad de librarse o evadir impuestos en sus naciones de residencia, al hacer uso del secreto bancario que los respalda. La OCDE estipula una serie de elementos a considerar con el fin de identificar a los territorios libres de tributación, por lo que, con la aprobación del impuesto global a multinacionales, se pretende erradicar los “paraísos fiscales”, lo que se traduce en una legislación opaca.

Las características que poseen los paraísos fiscales son:

  • Normativas fiscales con mucha flexibilidad.
  • Aplicación de una normativa dual. Esto es que hay 2 normativas, una política fiscal, para residentes, y otra para inversores extranjeros.
  • Tributación muy reducida o nula. Los inversores extranjeros son quienes disfrutan de la liberación de impuestos o los tipos de aplicación son mínimos, por lo cual conservan sus inversiones casi sin disminución impuestal.
  • No hay acceso al intercambio informativo y se presenta una normativa estricta que protege el secreto bancario.
  • Las leyes en vigencia no permiten intercambio en la información tributaria con otras naciones.
  • Opacidad para figurar en registros públicos como propietarios y tener disponibilidad para ser representados fiscalmente.

Para poner en marcha este sistema de secretismo y ventajas, las naciones no actúan solas sino que se amparan de entidades bancarias, asesores fiscales, consultorías y bufetes de abogados que conocen los senderos de la legislación fiscal. Estos organismos son responsables de crear empresas pantalla o fantasmas empleadas para la evasión fiscal. Por ello, respecto a los paraísos fiscales existe una problemática empresarial que genera ganancias con esta actividad impositiva.

En consecuencia, desde años atrás, organizaciones como la OCDE han permanecido en la lucha por erradicar estos paraísos, o al menos, tener un control para que compartan la información fiscal que es solicitada por otros países cuando tienen procesos abiertos de fraude fiscal.

Por lo cual la medida de aplicar impuesto global a multinacionales es tan revolucionaria, ya que esta acción pretende combatir los paraísos fiscales que cuestan a otros gobiernos entre 500 mil millones de dólares y 600 mil millones de dólares en ingresos fiscales corporativos perdidos cada año, según lo ha estimado el Fondo Monetario Internacional (FMI), información citada por Bloomberg. En 2020, 55 grandes empresas estadunidenses como Nike y FedEx no pagaron impuestos federales sobre renta.

Desalentar el empleo de los paraísos fiscales

Si bien la intención de instaurar un impuesto mínimo global corporativo tiene años en discusión en la OCDE, en Estados Unidos resurge la propuesta en abril. El presidente tocó nuevamente la temática y expuso su inconformidad en torno a la situación evasiva de multinacionales que no pagan lo justo por la actividad desarrollada. Como anteriormente se ha comentado, los países dejan de recibir más de 500 mil millones de dólares anuales derivados de la evasión impuestal, por lo cual los gobiernos buscan de manera activa eliminar la tendencia de utilizar estrategias legales y contables para trasladar sus ingresos a naciones con tributación mínima y eludir los gravámenes elevados de sus países de origen.

El acuerdo explorado en la OCDE implica que la reforma prevé distribuir con equidad el derecho a gravamen en las naciones en las que se encuentre la empresa de origen y no solo aquellas que utilicen paraísos fiscales. Lo que se refleja en las 100 empresas más rentables del mundo, que son las que obtienen la mitad de las ganancias en el planeta. Dicho impuesto mínimo global sólo afectaría a menos de 10 mil organizaciones, únicamente las que estén en el rubro de facturación mayor a los 890 millones de dólares.

Beneficios de recaudación en México

Mediante la implementación de esta reforma internacional, con la tasa mínima de 15%, México recaudaría unos 1,500 millones de dólares al año, que podrían contemplarse para el presupuesto del año siguiente. Este presupuesto será discutido por el Congreso de la Unión y posteriormente podrá ser aprobado a finales de año. Por su parte, la Secretaría de Hacienda incorporará el impuesto global a multinacionales en el paquete económico del año 2022 y se prevé que sean hasta 100 organizaciones que retribuyan la tributación tras implementar este impuesto corporativo.

En México, el impuesto global mínimo no es un nuevo gravamen sino que se refleja en el Impuesto Sobre la Renta (ISR). Por su parte, el subsecretario de Hacienda manifestó su acuerdo con la integración del impuesto para favorecer los sistemas fiscales en un clima de estabilidad y justicia, Además, apoyó la consolidación del acuerdo global en el que México participa.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

Conoce los impuestos locales y cómo agregarlos a las facturas SAT

Los congresos locales de cada entidad federativa dictaminan los impuestos locales. Este…

Lee mas

¿Cómo presentar la declaración de impuesto sobre la renta ISR 2021?

Si todavía no estás al tanto de las fechas correspondientes o incluso…

Lee mas

Aspectos clave de la Ley del Impuesto al Valor Agregado 2021

La Ley del Impuesto al Valor Agregado ha sufrido diversas modificaciones desde…

Lee mas