2020-04-23 12:38:00 Controla tu negocio English Te explicamos qué es el SAT, cuáles son sus funciones y cuáles son los trámites o procedimientos por los que tendrás que tratar con... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2020/03/rsz_shttefan-nvompkxt5mg-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/controla-tu-negocio/que-es-el-servicio-de-administracion-tributaria-sat/?utm_term=&utm_campaign=PMAX+%3E+GG+%3E+MX+%3E+ES+%3E+PM&utm_source=adwords&utm_medium=ppc&hsa_acc=6089519323&hsa_cam=12556554926&hsa_grp=&hsa_ad=&hsa_src=x&hsa_tgt=&hsa_kw=&hsa_mt=&hsa_net=adwords&hsa_ver=3&gclid=CjwKCAiA55mPBhBOEiwANmzoQsut31Yr1E0O8n6LmoqypvyQvnO20p6QxOSGtxK95oTbBsuWD3T0_BoCNvQQAvD_BwE ¿Qué es el SAT?

¿Qué es el SAT?

9 Minutos para leer

Si vives en el territorio mexicano, o si eres extranjero, pero posees un negocio al interior de México, habrás escuchado del Servicio de Administración Tributaria (SAT) sí o sí. Pero, ¿sabes con exactitud qué es el SAT? ¿Sabes a qué se dedica este órgano o cuáles son sus funciones?

Millones y millones de ciudadanos suelen escuchar la leyenda de “paga tus impuestos”, “cumple con tus declaraciones”, “evita una multa del SAT”, “nunca evadas impuestos”, pero lo cierto es que un gran número de ciudadanos ignora todavía las razones detrás de esta obligación y ley.

Ciertamente, no se trata solo de cobrar por cobrar: el SAT es la institución fiscal mexicana por antonomasia, que se encarga de la recaudación de los recursos establecidos por la ley en materia tributaria y aduanera, para que las personas físicas y morales contribuyan con sus impuestos al gasto público.

Como sabes, un país entero no podría funcionar de la misma manera si no fuera gracias al tributo que efectúa cada empresa o persona al Estado, pues es de este modo como el gobierno costea algunos de los servicios públicos para millones de habitantes: desde una institución educativa, un centro de cultura en alguna zona rural, un parque dentro de determinada zona urbana, apoyos familiares, becas de manutención, entre otras.

Sin embargo, dichos gastos no se establecen a tientas. En realidad, pasan por un previo análisis, de acuerdo al estudio de las necesidades colectivas que realiza el Gobierno de México. Además, para que los recursos que se destinan a los servicios públicos para sean aprobados, año con año se realiza un proceso llamado Ciclo presupuestario, en el que también participa el SAT.

 ¿Cómo nació el SAT?

Para entender qué es el SAT, es importante conocer su origen. El SAT comenzó a operar en 1997. Sin embargo, fue concebido desde 1996, con la publicación de la Ley del Servicio de Administración Tributaria.

En aquella época, el país se encontraba en medio de su peor crisis económica en dos décadas. A raíz de una fuga masiva de capitales, se disparó el desempleo, el peso se devaluó 100 por ciento frente al dólar y la inflación alcanzó en 50 por ciento anual.

En ese contexto, el SAT fue ideado como una institución dedicada a aumentar la recaudación de impuestos para dotar de más recursos al Estado.

¿Cómo funcionan los impuestos en México?

Para entender qué es el SAT, lo primero que hay que tomar en cuenta es que su principal función es la recaudación de impuestos.

La aportación que cada contribuyente realiza al estado a través de sus impuestos varía de acuerdo con sus ingresos. De este modo, quienes ganan más, aportan más tributos al Estado: este principio responde al concepto de equidad tributaria, y está reflejado en el artículo 31, fracción IV de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:

“…es obligación de los mexicanos contribuir a los gastos públicos, así de la Federación, como del Distrito Federal o del Estado y Municipio en que residan, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes.”

El SAT es, precisamente, la institución encargada de que la recaudación se realice de manera acorde a ese principio de equidad. Sin embargo, esa no es su única función.

¿Cuáles son las funciones del SAT?

De acuerdo con el Artículo 2 de la Ley del Sistema de Administración Tributaria, la institución tiene las siguientes responsabilidades:

  • Aplicar la legislación fiscal y aduanera con el fin de que las personas Físicas y morales contribuyan proporcional y equitativamente al gasto público. Es decir, que es la institución encargada de vigilar que los contribuyentes cumplan con sus obligaciones fiscales.
  • Fiscalizar a los contribuyentes para que cumplan con las obligaciones tributarias y aduaneras. Esto significa que el SAT tiene facultades de revisión sobre las declaraciones y facturas que realizan los contribuyentes, entre otros aspectos.
  • Facilitar e incentivar el cumplimiento voluntario de las disposiciones fiscales y aduaneras. El SAT no sólo se dedica a fiscalizar. También desarrolla formas más sencillas para que los contribuyentes cumplan con sus obligaciones fiscales. Por ejemplo: es gracias al SAT que hoy en día se pueden emitir facturas electrónicas. De hecho, la facturación electrónica data de 2009 y, tras varias mejoras, se implementó de forma obligatoria en 2014. En la actualidad, la versión más reciente de la facturación electrónica es la 3.3, que cuenta con una interfaz más amigable para los usuarios. Además, permite registrar las operaciones de una forma más precisa a través de los complementos de pago y también permite evitar la evasión de impuestos.
  • Generar y proporcionar información necesaria para el diseño y la evaluación de la política tributaria. El SAT concentra toda la información acerca de lo que se recauda a nivel nacional mediante las contribuciones de los ciudadanos. Por ello, también aporta al gobierno información para la elaboración de la Ley de Ingresos (donde se determina el monto de los impuestos por cobrar) y otras disposiciones relacionadas con la recaudación, como la Resolución Miscelánea Fiscal.

Atribuciones del SAT

Además, el Artículo 7 de la Ley del Servicio de Administración Tributaria menciona los siguientes puntos relevantes para entender qué es el SAT y cuál es su importancia.

  • Representar el interés de la Federación en controversias fiscales. Esto significa que el SAT es la instancia a la que tendrán que enfrentarse las personas que evadan impuestos o incumplan sus obligaciones fiscales.
  • Coordinación fiscal. El SAT también define esquemas de cooperación con los estados.
  • Aduanas. El SAT también se encarga del cumplimiento de las disposiciones aduaneras. Por ello, también tiene oficinas en fronteras y aeropuertos.
  • Funciones de registro. El SAT también se encarga de listar a los contribuyentes con el fin de mantener actualizado el registro.
  • Proponer la política de administración tributaria y aduanera, es decir: “el conjunto de acciones dirigidas a recaudar eficientemente las contribuciones federales y los aprovechamientos que la legislación fiscal establece, así como combatir la evasión y elusión fiscales, ampliar la base de contribuyentes y facilitar el cumplimiento voluntario de las obligaciones de los contribuyentes”.

7 cosas (que quizá no sabías) sobre el SAT

El Servicio de Administración Tributaria no siempre fue como hoy en día lo conocemos: desde 1996 —cuando fue emitida la Ley del Servicio de Administración Tributaria, y fue establecido como la máxima autoridad fiscal mexicana—; desde 1997 —cuando comenzó sus funciones— hasta ahora, naturalmente, ha pasado por muchísimas modificaciones en sus lineamientos y disposiciones, por distintos titulares y estructuras.

  1. El SAT forma parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Tiene el estatus de organismo descentralizado, lo cual significa que funciona de manera autónoma, pero también sigue ciertos estatutos impuestos por la SHCP.
  2. El SAT también dirige todo servicio aduanal y de inspección, lleva el registro de los contribuyentes y también se encarga de su localización. Maneja y resguarda datos fiables y verificables para el diseño de la política tributaria.
  3. El SAT representa un órgano de consulta para el Gobierno Federal en cuestión de aspectos fiscales y aduaneros.
  4. De acuerdo a la página oficial del Gobierno de México, la visión del SAT consiste en “ser una institución moderna que promueva el cumplimiento voluntario de la sociedad a través de procesos simples”, así como trabajar de manera congruente con sus “valores institucionales de honestidad, respeto, compromiso y responsabilidad.”
  5. El SAT está estrechamente ligado con el Registro Federal de contribuyentes (RFC), pues otra de sus tareas es gestionar las inscripciones de los contribuyentes, quienes una vez inscritos, reciben su clave única de identificación ante el fisco, con la que podrán efectuar cualquier operación en el Sistema de Administración Tributaria. Esta clave es, incluso, uno de los requisitos que el portal en línea nos solicita (junto con la contraseña) para poder acceder al sistema, emitir o consultar facturas, realizar nuestras declaraciones mensuales y anuales, etcétera.
  6. Las personas que están obligadas a darse de alta en el SAT deberán tener 18 años por lo menos y haber iniciado su actividad económica.
  7. Siempre que tengas cualquier duda, puedes consultar asesoría gratuita, vía telefónica, presencial y online por parte del SAT. Si eliges la tercera vía, puedes hacerlo aquí: https://www.sat.gob.mx/ y, si optas por la atención telefónica, puedes llamar al número: MarcaSAT 55 627 22 728, desde cualquier parte de la república, así como al 01-877-44-88-728, si te comunicas desde Estados Unidos y Canadá.

¿Qué trámites debes realizar ante el SAT?

Ahora que sabes qué es el SAT y cuáles son sus funciones, es importante que conozcas algunos de los trámites que deberás realizar ante el SAT, así como algunos de los procedimientos por los que tendrás que relacionarte con esta institución.

Antes que nada, toma en cuenta que deberás tramitar ante el SAT tu RFC. Se trata de una clave que se utiliza para identificar a todas las personas que realizan actividades económicas, ya sean físicas o morales. También deberás tramitar tu certificado de sello digital y otros archivos necesarios para emitir facturas electrónicas o presentar tus declaraciones.

Por otro lado, el SAT también es el encargado de verificar tus declaraciones parciales y anuales, así como la validez de tus facturas emitidas.

Como verás, el SAT es más que esa institución que anda por ahí persiguiendo, con portafolio en mano, a los ciudadanos pendientes de pago. Conviene estar actualizados de las disposiciones oficiales, para poder cumplir a tiempo y de manera correcta con nuestras obligaciones fiscales.

Es esencial estar al día con nuestros registros contables y administrativos, sin importar si somos personas morales o físicas con pequeñas o medianas empresas, fundaciones con o sin fines de lucro, sociedades o instituciones.

Por ello es importante contar con un sistema de contabilidad electrónica como QuickBooks, que te permitirá emitir facturas apegadas a los lineamientos del SAT y generar los archivos requeridos para cumplir con tus obligaciones fiscales.

Además, QuickBooks tiene otros beneficios adicionales: te permite almacenar la información de tus clientes y proveedores, generar reportes y acceder en tiempo real a la información de las finanzas de tu empresa. Si todavía no cuentas con QuickBooks, pruébalo ya.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

Cómo poner precio a un producto o a un servicio de tu negocio

Dime cuánto cobras por tu trabajo y te diré qué clase de…

Lee mas

Ideas de negocios rentables con poca inversión

¿Cómo empezar a generar dinero si necesito dinero para empezar? La solución…

Lee mas

Transformación digital en las empresas

En esta ocasión te hablaremos de la transformación digital en los negocios…

Lee mas