2019-06-04 23:16:31 Controla tu negocio English Aprende cuáles son los aspectos para hacer crecer tu startup, cómo controlar gastos desde el primer día si quieres crecer en tu empresa... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2019/06/7.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/controla-tu-negocio/startups-y-control-de-gastos/ Startups: si quieres crecer, controla tus gastos desde el primer día

Startups: si quieres crecer, controla tus gastos desde el primer día

7 Minutos para leer

Iniciar una startup no es una tarea sencilla, ya que son diversos los elementos que se tienen que tomar en cuenta antes de empezar a construirla: es necesario planificar una serie de pasos para ejecutarla conforme ésta vaya creciendo y demostrando resultados favorables. Una de las partes más importantes en el diseño de este tipo de negocios es tener un presupuesto y saber con mucha precisión el destino de los recursos con que dispones, estar al tanto de las operaciones que va a ejecutar: en qué, cuánto, cuándo y por qué. En otras palabras, es indispensable controlar gastos, de manera que conozcas a detalle los egresos e inversiones, desde el día número uno.

Controla tus gastos desde el primer día

En este artículo te explicamos cómo controlar gastos y cuáles son algunos de los aspectos a considerar para que tu startup tenga posibilidad de crecer, generar beneficios y no te tengas que enfrentarte a situaciones o crisis que te conduzcan a solicitar productos financieros a instituciones bancarias como préstamos o créditos con los cuales endeudarte antes de tiempo.

Mantén un control de tus gastos y tu presupuesto

Generalmente, antes de ejecutar un negocio, ya sea una pequeña o mediana empresa (PyME) o una startup, las personas que emprenden elaboran un plan de financiero, en el cual se plasman los objetivos de la organización, con base en un presupuesto. Además, definen los indicadores para dar seguimiento al alcance de los objetivos de la compañía.

Para poder guiarte y saber que las decisiones y acciones que emprende tu negocio son las adecuadas, puedes valerte de diversas herramientas como softwares financieros que te permitan llevar más fácilmente tus registros y controlar gastos. Estos softwares también te facilitan conocer si tu negocio obtiene ganancias o pérdidas y te ayudan a simplificar la labor de contabilidad.

Un error que se llega a cometer al iniciar una startup es no contemplar estos registros y dar por hecho que se puede llevar un control de gastos de forma manual. Sin embargo, es mejor invertir en la adquisición de un software contable que puedas consultar en cualquier momento para llevar una gestión de tus recursos más claro y óptimo.

Además, el análisis de los gastos operativos que realiza tu empresa es algo que te ayuda a evitar crisis, si se lleva adecuadamente y al día. En cambio, si esperas a fin de mes para contabilizar cuánto dinero y en qué se ha gastado, es probable que no tengas la información a tiempo para tomar decisiones oportunas.

Pide ayuda financiera

Muchas personas que inician una startup no tienen antecedentes en negocios. Por esto es recomendable que te acerques a expertos para recibir asesoría financiera. Existen distintos programas privados y de instituciones gubernamentales que apoyan a los emprendedores para que tengan y manejen fundamentos básicos en negocios, los cuales les te servirán para operar con más eficiencia las finanzas. Así sabrás cómo controlar gastos de tu startup desde el primer día.

Aprende negocios con cursos gratis en línea

Incluso, existen cursos gratis en línea en plataformas como Coursera, Acámica o Udemy para prepararte en el ámbito de los negocios. Con estos programas no necesitas estudiar una licenciatura, pues los cursos muchas veces duran apenas unas semanas. Con ellos podrás tener bases y no empezar sin ningún conocimiento en negocios.

Consigue a una persona especializada en contaduría

Asimismo, es recomendable en una startup contratar los servicios de un contador que esté al pendiente del pago de impuestos. Si no consideras este aspecto dentro de tus gastos podrías llevarte una mala sorpresa a la hora de atender las exigencias del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Ha sucedido que muchos emprendedores no consideran el factor del pago de impuestos y tienen que pagar grandes sumas por concepto de multas y recargos ante las autoridades fiscales, por no haber llevado una buena administración de sus transacciones. Por estos motivos es mejor no arriesgarse.

Si las operaciones de tu negocio son pequeñas, no es necesario que la persona que lleve la contabilidad de tu startup deba estar adscrita en tu plantilla de empleados, ya que puedes contratar a uno bajo el esquema de servicio autónomo, es decir, freelance.

También existen herramientas en línea para almacenar y gestionar toda tu información de gastos para que así sea más fácil consultarla por ti y tu contador. Una de ellas es QuickBooks, un software contable que, además de ayudarte con la emisión de facturas electrónicas, dispone de diversas herramientas que te pueden facilitar diversas tareas y procesos de contabilidad en tu negocio.

Consigue colaboradores freelance para tu operación

Cuando una empresa comienza a operar, una de las primeras cosas que se desea es contratar personas que ayuden con las tareas y la marcha diaria de la organización con tal de cumplir objetivos. Esto con la idea de poder concentrarnos en otros aspectos del negocio. Sin embargo, especialmente en una startup es recomendable no contratar a nadie, a menos que sea totalmente indispensable.

Hoy en día existen muchas maneras de conseguir colaboradores que se especialicen en ciertas tareas, ya sea por proyecto, o que ofrezcan su servicio bajo el esquema freelance, para que ayude con ciertos aspectos de la compañía y que puedas pagar por este trabajo sin que esté en la nómina de tu negocio. Si, más adelante, tu negocio va bien y el marco de beneficios lo permite, puedes invertir en contratar a dichos colaboradores.

Recuerda que, al principio podría haber pocas ganancias, por lo que hay considerar el costo anual de los salarios de todos los empleados, así como las respectivas responsabilidades y obligaciones que esto conlleva, como el cumplimiento con el pago de impuestos, y el costo por concepto de liquidaciones o finiquitos en caso de bajas.

Haz un plan por etapas

Como mencionamos antes, es muy importante que, al empezar una startup, estructures un plan. Este debería estar diseñado por etapas o fases, así como tener objetivos específicos a corto, mediano y largo plazo. A veces, las personas basan sus decisiones en la imaginación y no en situaciones concretas.

Por ejemplo, al rentar un espacio para trabajar se piensa en una oficina grande, con sala de juntas, que permita tener bastantes empleados, pero  gastar en un lugar así es algo que a lo mejor se necesitará más adelante, a mediano o largo plazo. Lo mismo sucede al adquirir equipo, contratar personal, solicitar servicios de programación web o contratar especialistas en marketing o publicidad.

Puede que se trate de necesidades para tu negocio, no obstante, estas también son gastos que se podrán costear en una etapa más avanzada y no cuando se está iniciando. No realices gastos innecesarios a corto plazo.

Sé consciente del dinero disponible

Debido a gastos imprevistos o, a veces, al mal manejo de los recursos, la startup se puede quedar sin fondos más rápido de lo que habías considerado. Por eso, es muy importante que realizar un seguimiento diario de cuánto dinero hay disponible para poder tomar decisiones en aspectos que sean realmente prioritarios; lo mismo con el hábito del ahorro de costos, pues esto te evitará recurrir a instituciones bancarias a pedir un préstamo o créditos, que podrían generarte una deuda importante.

También es recomendable que una organización cuente con un fondo para imprevistos. Éste puede ayudarte a salir de apuros ante emergencias o situaciones en las que requieras hacer un desembolso no planeado. Así no afectarías tu presupuesto ni el gasto operativo de tu startup.

Además, para ahorrar, así como controlar gastos, un software contable te puede ayudar al tener concentrada la información financiera. Con esta herramienta puedes consultarla de manera rápida e incluso tenerla disponible desde cualquier dispositivo, como tu teléfono inteligente.

Sé realista

Al pensar en startups, a veces, las personas imaginan la parte divertida e incluso glamorosa de tener su propia oficina, de ser llamado “jefe”, de firmar contratos importantes, de ganar mucho dinero o incluso tener fama y reconocimiento por lo que se hace. Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que, para llegar a este punto, antes hay que realizar mucho trabajo y ser constante en ello.

Piensa realmente qué necesita y qué no requiere tu startup. Por ejemplo, puedes iniciar una compañía sin tener que rentar un espacio; puedes hacerlo en tu propia casa o incluso utilizar un espacio de coworking. Evita pedir materiales de diseño con tu logotipo como playeras, gorras o tazas. Esto realmente es innecesario cuando estás iniciando. Igualmente, un sitio web puede llegar a ser muy caro si quieres atraer la atención de los clientes, por eso insistimos en que este aspecto no debe estar entre los gastos inmediatos de tu startup.

Recuerda: una vez que tu startup esté en una fase de marcha más avanzada, que tiene más de un año de existencia y una cartera importante de clientes, puedes comenzar a pensar en grande y con ello implementar los cambios que requiera una operación de ese nivel.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

La nueva normalidad, cómo preparar tu negocio para la nueva realidad post COVID-19

Un tema que está causando mucha incertidumbre entre emprendedores y PyMEs mexicanas,…

Lee mas

7 errores que debes evitar al iniciar un nuevo negocio

Comenzar con un emprendimiento es una experiencia estimulante que ofrece la oportunidad…

Lee mas

Pasos para toma de decisiones en una empresa

La toma de decisiones en una empresa es un aspecto primordial, del…

Lee mas