2019-06-27 18:16:50 Crece tu negocio English ¿Sabes cuáles son los requisitos y trámites para registrar un negocio formal? Aquí te compartimos los mejores consejos para hacer... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2019/06/87.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/crece-tu-negocio/5-pasos-para-convertir-a-tu-empresa-en-un-negocio-formal/ 5 pasos para transformar tu empresa en un negocio formal | QuickBooks

5 pasos para transformar tu empresa en un negocio formal

7 Minutos para leer

En México es cada vez más común que las personas emprendan su propio negocio o se asocien con sus familiares o amigos para realizar una actividad económica. Sin embargo, lo que no es tan común es que es que estos comercios se constituyan como un negocio formal.

Un negocio informal puede ser muy innovador, exitoso y rentable económicamente. Pero, mientras no se formalice, sus posibilidades de crecimiento serán limitadas, y podría verse expuesto a algunos problemas legales que le impedirán funcionar de manera óptima y explotar su potencial.

Sin duda, la formalidad otorgará a tu negocio un mayor potencial de crecimiento, certeza jurídica y la seguridad de operar en el marco de la ley. Sin embargo, para registrar un negocio formal hay que cumplir con ciertos requisitos y realizar los trámites correspondientes. Por eso, en este artículo te explicamos los 5 pasos imprescindibles para formalizar tu negocio.

Ventajas de tener un negocio formal

Una de las razones por las que suele haber más negocios informales que formales es la creencia de que registrar una empresa formal es difícil, caro y genera obligaciones que los emprendedores podrían ahorrarse al mantener su negocio en la informalidad.

Y, en efecto: para crear un negocio formal es necesario realizar varios trámites. Algunos de ellos pueden ser costosos, dependiendo el tipo de empresas. Al formalizar tu negocio adquirirás ciertas obligaciones, como el pago de impuestos o el otorgamiento de prestaciones a los trabajadores, así como la aportación de cuotas al Seguro Social.

Sin embargo, los beneficios son mayores en comparación con las desventajas. Al tener un negocio formal, podrás expandirte e incursionar a nivel internacional a través de exportaciones. También podrás acceder a clientes y contratos más importantes mediante la participación en distintos tipos de licitaciones. Asimismo, accederás a créditos empresariales o a programas gubernamentales para PyMEs. Incluso convertirás a tu empresa en un lugar más atractivo para los trabajadores, por lo que te será más sencillo atraer talento. Pero quizá lo más importante es que proyectarás mayor certidumbre hacia el exterior, lo que te ayudará a atraer clientes más importantes y te permitirá realizar contratos para protegerte ante la ley frente cualquier incumplimiento de pago.

Consideraciones previas

Ahora bien: si estás pensando en crear un negocio formal, es importante que tomes en cuenta algunas consideraciones antes de iniciar con los trámites.

Para empezar, define el nombre que quieres ponerle a tu empresa, su domicilio, el giro que quieres darle y quiénes serán los socios y el representante legal.

Luego, define el régimen jurídico bajo el que quieres inscribir tu negocio. El régimen jurídico de una empresa es el que determina las actividades que puede realizar, si puede o no tener fines de lucro, quiénes pueden invertir y bajo qué condiciones. Puedes elegir entre registrar tu empresa como una Sociedad Anónima (S.A.), Sociedad de Responsabilidad Limitada (S. de R.L.), Sociedad Cooperativa (S.C.) o Asociación Civil (A.C.). Antes de iniciar los trámites, conoce las características de cada régimen y elige el que te beneficie más y el que se adecue a las características de tu empresa y a la actividades que piensas realizar.

5 pasos para registrar un negocio formal

Para registrar un negocio formal, deberás realizar los siguientes trámites:

1. Solicita la denominación de tu empresa

Este trámite deberás realizarlo ante la Secretaría de Economía. Básicamente consiste en registrar el nombre con el que constituirás tu empresa. La Secretaría se encargará de verificar que el nombre que solicitas no esté previamente registrado, por lo que es recomendable tener contempladas entre tres y cinco opciones distintas, en caso de que una sea rechazada. Si cuentas con tu e.firma de persona moral, no es necesario que acudas a ninguna oficina; puedes realizar el trámite en línea a través del portal Tu Empresa.

2. Realiza tu acta constitutiva

El acta constitutiva es el documento donde se establece formalmente la creación de una empresa. Allí se asienta la denominación social de la misma, su régimen jurídico, la duración, los nombres de quienes participan como accionistas y los estatutos de la empresa; es decir, la forma en que se integra la dirección, la administración y las responsabilidades de los socios, así como la designación de un apoderado legal.

3. Regístrate en el SAT

Para que tu empresa sea considerada como “formal” necesitas estar registrado en el SAT. Deberás obtener el RFC de la persona moral, la cédula fiscal y el Certificado de Sello Digital. Esto solo lo puede solicitar el representante legal de la empresa y es imprescindible para poder emitir facturas electrónicas, requisitos que prácticamente todos los clientes solicitan a un negocio formal.

4. Inscribirte en el Registro de Propiedad

Además, todo negocio formal debe inscribirse en el Registro Público de Propiedad, donde es necesario informar los bienes inmuebles que pertenecen a la empresa, así como los fines para los que serán utilizados.

5. Registro ante el IMSS

Finalmente, todo negocio debe darse de alta ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para inscribir a sus empleados y garantizarles acceso a la seguridad social. Para ello, deberás aportar cuotas patronales. Pero, como ya te comentamos, eso hará que tu empresa sea más atractiva para los trabajadores y que tus empleados estén protegidos ante cualquier eventualidad.

Siguiendo esos pasos y realizando esos trámites, podrás registrar tu negocio como una empresa formal. Adicionalmente, revisa si, de acuerdo al giro de tu empresa, es necesario tramitar permisos ante alguna instancia en particular, como la Secretaría de Salud o la Secretaría del Medio Ambiente.

Consejos para optimizar un negocio formal

Una vez que tu negocio esté constituido como una empresa formal, adquirirás nuevas obligaciones. Y además, incrementará el volumen de trabajo requerido, debido a que seguramente tendrás más clientes. Por ello, es importante seguir algunas recomendaciones a fin de optimizar su funcionamiento.

Crea un propósito para tu empresa

Explicarle a alguien qué hace tu empresa parece tarea sencilla, pero cuando tienes que comunicarlo de manera escrita, ya sea a clientes, inversionistas o proveedores, tal vez te des cuenta de que no estás seguro de algunos puntos. ¿Qué es lo que quieres lograr a largo plazo? ¿Cómo piensas lograrlo? ¿Cuáles son tus valores? Estas son algunas de las respuestas que debes responder y tener en claro para comunicarlas cuando presentes tu proyecto e incluso a través de tu página web, o cada vez que brindes información sobre tu empresa.

Establece roles y puestos de trabajo

Esto puede ser complicado, en especial si en tu negocio trabajas con familia o amigos. Cuando se empieza hay mucho entusiasmo y muchas veces no se delimitan o establecen roles para cada uno de los participantes. Si tu negocio es familiar, definan quién es la persona que tomará las decisiones del negocio, o quién se encargará de ciertos procesos. Incluso, pueden crear un consejo de negocio. De esta forma, si las decisiones se toman colectivamente, cada uno podrá expresar su voto. Si ya se han desarrollado y crecido, entonces quizá necesiten ayuda externa. Para esto hay que crear puestos de trabajo y ser muy específicos con las funciones de lo que cada quien realiza. Debe existir un compromiso de respetar y delimitar apropiadamente cada uno de los roles para que la empresa pueda salir adelante.

Asesórate con profesionales

Algunas empresas alcanzan un punto donde están facturando y tienen un buen crecimiento. Sin embargo, ya no cuentan con los conocimientos para seguir creciendo de manera independiente, o no saben qué estrategias implementar para llevar su negocio al siguiente nivel. En vez de “estancarte” recuerda que existen muchos despachos o consultorías con personas que tienen la experiencia de mostrarte cómo hacer crecer tu negocio. Este paso corresponde a una etapa avanzada, es decir, cuando ya hayan resuelto los pasos previos. Por ejemplo, se puede dar en casos donde quieras llevar tu negocio a nivel internacional o abrir sucursales de manera masiva.

Profesionaliza la gestión de tu negocio

Una empresa pequeña tiene procesos de gestión mucho más sencillos que pueden resolver pocas personas. Pero, si lo que quieres es formalizarte y crecer, debes revisar tus procesos para ver cómo ser más eficiente. Para esto, necesitas ayuda profesional para que aprendas conceptos básicos y estrategias de negocio. Además, no olvides que actualmente ya existen muchas herramientas digitales para ayudarte a ordenar y dar forma a la estructura de tu empresa.

Una de las herramientas imprescindibles para todo negocio formal es QuickBooks, el software contable que te permitirá mantener en orden las finanzas de tu empresa, emitir facturas electrónicas y generar reportes en tiempo real para que en todo momento sepas cómo van tus ingresos, gastos, ventas y ganancias.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

Cómo convertir tu pasión en un negocio

Transformar tu pasatiempo favorito en un trabajo de tiempo completo puede parecer…

Lee mas

Cómo iniciar un negocio vendiendo arte

No es ningún secreto que vender arte puede ser un desafío, incluso…

Lee mas

Las 50 mejores apps para PyMEs, ordenadas por procesos

No te endulzaremos: tienes mucho por hacer. Es la naturaleza de la…

Lee mas