2021-04-28 15:30:42 Crece tu negocio English Descubre en QuickBooks cuál es el costo de una página web, cómo crearla y dónde comprar un dominio web para captar la atención de... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2021/04/rsz_thestandingdesk-hsq4e2ug5uy-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/crece-tu-negocio/cuanto-cuesta-crear-una-pagina-web/ ¿Cuál es el precio de una página web? | QuickBooks México

¿Cuánto cuesta crear una página web?

12 Minutos para leer

Contar con una página web es clave para poder difundir y promocionar nuestro negocio: funciona como un local abierto las 24 horas. Como tal, es importante trabajar su diseño y la información que ofrecemos, así como asegurar una buena velocidad de carga y correcto funcionamiento. Estos son algunos de los aspectos a considerar y que inciden en el costo de una página web.

  • Qué tener en cuenta para calcular el precio de una página web
  • ¿Cuáles son las ventajas de contar con una página web?
  • Si no necesitas una página web completa, pero sí quieres visibilidad
  • ¿Decidido a empezar? Algunos sitios para crear páginas web de manera gratuita
  • Profesionalizando la atención de nuestros clientes

Diversas investigaciones dan cuenta de que, durante la pandemia del Covid-19, el comercio electrónico y la transformación digital crecieron en pocos meses, lo que les hubiese costado años. En este sentido, la revolución digital llegó para quedarse en todos los ámbitos de nuestra vida: teletrabajo, atención de la salud, educación, entre otras cosas. Conoce aquí qué es la transformación digital y cómo incorporar tu negocio a este cambio.

Y si bien ya era un imperativo, ahora es casi una condición de existencia: contar con una página web es imprescindible para quienes quieren vender y ser visibles como marca. En este sentido, es importante conocer qué se requiere para tener una, qué se debe tener en cuenta y los costos de una página web. Veamos de qué se trata.

Qué tener en cuenta para calcular el precio de una página web

Para montar una página web, se requiere de determinados elementos, entre ellos:

  • Dominio. Se refiere al “nombre” de la página. El dominio es lo que va después de www. Antes de adquirir un dominio, se debe chequear que el mismo esté disponible, ya que en ocasiones, alguien más ya lo tiene reservado. Dependiendo del país en donde se contrate, en general, suelen contratarse por el término de un año. Al finalizar este plazo, si queremos continuar, debe renovar su suscripción. En este punto, siempre es importante anotar las fechas y programar alertas o alarmas, ya que muchas personas suelen olvidarse, y pueden perder el dominio si alguien más lo solicita. En algunas empresas que ofrecen la venta de dominios, los precios parten de los 270 pesos mexicanos.
  • Hosting. Se refiere al sitio de almacenamiento de nuestros contenidos, que al mismo tiempo, está alojado en un servidor. Por ejemplo, haciendo un paralelismo: así como tenemos guardados nuestros archivos en una USB, esos mismos archivos o contenidos para que estén disponibles en el mundo digital, deben estar guardados en algún lugar: ese lugar es el hosting, que a su vez se encuentra en un servidor. En cuanto a los hosting, existen distintos tipos: los compartidos o los privados.

En cuanto a los aspectos a evaluar al considerar el hosting: es importante poder contar con un servicio técnico que nos atienda de manera permanente, ya que ante una caída del servidor se necesitan respuestas inmediatas.

También se debe considerar la velocidad de carga de la página: sabemos que las páginas que demoran en cargar son el incentivo perfecto para que el cliente la abandone tras pocos segundos y para que Google nos penalice en los motores de búsqueda; y por último, la seguridad: tanto para nosotros y para evitar sufrir hackeos, como para nuestros clientes, cuando ingresan sus datos. Al contratar un hosting, muchas personas se fijan también en la cantidad de cuentas de correo que incluye el plan contratado y la cantidad de subdominios.

Respecto a los precios, existe un amplio abanico, ya que las opciones se ofrecen según los parámetros antes descritos: capacidad, velocidad, etc. Por ejemplo, algunas empresas que ofrecen un hosting súper básico parten de precios de 38 pesos mexicanos por mes. Para sitios profesionales, estas mismas empresas recomiendan un hosting que parte desde los 87 pesos mexicanos por mes; mientras que para sitios web más “pro” y más complejos, se ofrece un servicio de hosting que parte desde los 340 pesos mexicanos por mes.

  • Diseño. Tal como sucede en el ámbito “analógico”, no abriríamos un local sin acondicionar y equiparlo para recibir a nuestros clientes. Nos preocuparíamos de que existieran ciertas condiciones de confort y una decoración y diseño atractivos. Lo mismo debe aplicarse para el mundo digital. Necesitas una página web que cuente con un diseño de impacto. Además es importante que tenga en cuenta la experiencia del usuario, es decir que facilite que el cliente que ingresa a la página encuentre de manera sencilla aquello que busca. Aquí también se recomienda hacer un desglose de lo que significa o requiere el diseño: en ocasiones, además de lo gráfico, quizás se necesiten elementos adicionales, como una sesión de fotos de producto, por ejemplo.
  • Contenido. Es importante que, en el montaje y en el mantenimiento de una página web, consideremos que se necesita de contenido. Una página web que se mantenga intacta desde su lanzamiento es como una vidriera sin renovar. Además de que su efecto podría ser contraproducente, tanto para los clientes que perciben el “abandono” y se confunden acerca de si la información es válida o no, como para el posicionamiento en Google. Siempre se recomienda tener una sección tipo blog, en donde ir aportando información útil a los clientes.
  • Otros “accesorios”. Dependiendo del tipo de página web que necesites, tendrás que pensar en una estructura más compleja, en donde se puedan montar o vincular otras aplicaciones, tiendas de e-commerce, gestores de clientes, etc. Estos son los llamados plugins o extensiones, que permiten que la página web tenga algunas funciones adicionales. Mientras más completa sea, mayor será el precio, así como también mayor será la capacidad de almacenamiento y carga que necesites. Por otro lado, también se consideran “accesorios”.

Para concluir con este apartado, es importante considerar que si bien podemos tener en mente un número sobre el costo del hosting y del dominio, para el resto de los componentes de una web, los valores son muy variables. Dependen del tipo de proyecto que estemos buscando, de los proveedores que contratemos, entre otros factores.

¿Cuáles son las ventajas de contar con una página web?

  • Visibilidad 24/7/365. Contar con una página web es como tener tu comercio abierto las 24 horas del día, todo el año. Además, facilita que los clientes tomen contacto con tus productos y servicios cuando quieren, se tomen su tiempo y decidan con calma. Por eso, como comentamos antes, es importante que la web sea atractiva y actualice su información de manera permanente.
  • Mayor alcance. Esta es una enorme ventaja, que complementa la limitación que tiene un local físico. A través de una página web, las personas pueden tomar un primer contacto con la marca desde la comodidad de su celular. En cambio, muchas veces, las personas no tienen acceso a conocer nuestros servicios porque la ubicación les queda lejos. A través de la “vidriera web”, llegamos a públicos que se encuentran geográficamente distantes. Por eso mismo, para terminar de convencerlos de que nos elijan, es importante recordar que la web debe estar “cuidada”: debe ser atendida de manera permanente, con las actualizaciones que sean necesarias.
  • El costo por captar clientes es más económico. Es decir, hacer publicidad y que nos vean es mucho más económico en el mundo virtual. En general, los anuncios se configuran de tal modo que se paga por clic por cliente, con un perfil muy bien definido y con datos concretos. Mientras que en la publicidad tradicional “offline” se pagan cifras muy altas por un público que no está segmentado y por lo tanto, no sabemos si le interesa lo que ofrecemos.
  • Requiere una menor inversión. Si comparamos con los valores que se necesitan para abrir una tienda física, la página web es realmente competitiva. Además, son procedimientos y gestiones más sencillas, que nada tienen que ver con las habilitaciones y permisos de las entidades correspondientes.
  • Es un canal de comunicación permanente. Nos permite ampliar la información sobre la marca, presentar nuestra historia, cultura y los valores. Esto al mismo tiempo le da mayor solidez a nuestra imagen, y es algo que en general no podemos realizar cada vez que llega un cliente al local.
  • Es un canal de venta más. Es decir, refuerza las oportunidades de ofrecer los productos y concretar el negocio.

¿Quieres hacer crecer tu negocio?

Descubre cómo QuickBooks te puede ayudar a lograrlo.

Si no necesitas una página web completa, pero quieres visibilidad

Tal como se comentó más arriba, una página web requiere de actualización y diseño, y quizás sea algo demasiado “complejo” para lo que necesitas. En ese caso, una landing page puede ser una alternativa más adecuada.

Una landing page es una página de aterrizaje, orientada a convertir las visitas en leads. Su funcionamiento parte de un call to action, por ejemplo, un anuncio con una oferta que, al hacer clic, nos lleva a la landing page. Allí, podemos solicitar algún dato que nos acerque más al cliente para poder continuar con una atención más personalizada o con una oferta más puntual. Las landing page funcionan fuera del sitio web, por lo que en general para traccionar tráfico se suelen emplear anuncios pagados.

La clave de diseño en la landing page tiene que ver con el minimalismo: es importante eliminar todo aquello que distraiga al usuario para que se concentre en aquello que queremos: sus datos. Por eso, la información debe ser clara y se deben eliminar los enlaces innecesarios. Lo que siempre debe estar presente son los íconos para compartir en redes sociales, y de ser posible, algún material audiovisual que capte la atención.

Sitios para crear páginas web de manera gratuita

Si crees que es momento de dar un salto al mundo digital, existen algunos sitios que te ofrecen modelos o plantillas para que desarrolles tu página web de manera gratuita. Eso sí: son diseños estándar: es decir que más allá de algún cambio de colores, no deberías sorprenderte si encuentras algún comercio con una web similar a la tuya.

Si bien una marca luce mejor cuando es personalizada y es cierto que los clientes valoran aquello que es original y creativo, si estás empezando con un emprendimiento, apostar estas plantillas gratuitas puede ser un primer paso e incluso servir como prueba para determinar si la web resulta. Luego, a medida que el negocio se consolida, se puede escalar la página web.

Si es importante que sepas que aunque este diseño no tenga costo, siempre tendrás que pagar un precio por la página web: por el dominio (si lo quieres personalizado) y por el hosting.

Algunos sitios para crear páginas web de gran popularidad son WordPress y Joomla, que son gestores de contenido, y Wix, que es una plataforma de creación web. Especialmente WordPress cuenta con “un paso a paso” muy sencillo e intuitivo, que permite que no se requiera contar con grandes habilidades o conocimientos para lograr publicar la página.

Profesionalizando la atención de nuestros clientes

Así como decidimos avanzar en la comunicación e imagen de nuestra marca, a través de una página web, es importante que no descuidemos el servicio que les brindamos. Por eso, siempre es oportuno continuar profesionalizando nuestra atención, a través de la tecnología.

Uno de los aspectos en donde más suelen fallar las empresas y pymes tiene que ver con la administración y las finanzas. En ese sentido, puede resultar conveniente la contratación de un software contable, como QuickBooks, en donde llevar al día los ingresos y egresos de dinero, las conciliaciones bancarias, entre otras cosas.

Incluso, allí podremos registrar los gastos por rubro e identificar cuál es el porcentaje que destinamos al mantenimiento de la web, a la publicidad, los honorarios de los creativos, entre otras cosas. Mientras más conocimiento tengamos de nuestros flujos de dinero, más eficientes serán nuestras partidas presupuestarias. Descubre aquí acerca de los planes que QuickBooks tiene para tu negocio. 

 

Hoy en día, es imprescindible contar con una página web que nos permita captar a los clientes que navegan a cualquier hora y desde cualquier lugar del mundo. Una web nos garantiza visibilidad, especialmente en un mundo en donde la digitalización ha crecido enormemente en los últimos meses.

Respecto a cuánto cuesta una página web, es preciso tener en claro que no existen precios estándar o uniformes en torno a su desarrollo, ya que depende de la complejidad que estemos buscando, excepto en lo que respecta al dominio y al hosting, que en general, se manejan valores similares en el mercado.

Por último, es importante analizar que contar con una página web implica que le dediquemos tiempo o que le paguemos a alguien para producir contenido. En cambio, si lo que buscamos es la conversión de leads, podremos pensar en la alternativa de una landing page.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

Cómo poner precio a un producto o a un servicio de tu negocio

Dime cuánto cobras por tu trabajo y te diré qué clase de…

Lee mas

Consejos para organizar ideas de un negocio rentable

¿Buscas generar ideas para crear un negocio y organizarlas de manera eficiente?…

Lee mas

Razones por las que necesitas un software contable empresarial

¿Te gustaría estar al tanto del manejo de la contabilidad de tu…

Lee mas