2020-09-22 16:52:09 Crece tu negocio English ¿Has pensado cuál es la nueva realidad post COVID-19? ¿A qué se enfrentan las empresas en este contexto? ¿Qué tendencias vienen?... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2020/09/christina-wocintechchat-com-TsMeO9GaYrk-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/crece-tu-negocio/la-nueva-normalidad-como-preparar-tu-negocio-para-la-nueva-realidad-post-covid-19/ Nueva normalidad: prepara tu negocio para la realidad post COVID-19

La nueva normalidad, cómo preparar tu negocio para la nueva realidad post COVID-19

13 Minutos para leer

Un tema que está causando mucha incertidumbre entre emprendedores y PyMEs mexicanas, en un mundo tan cambiante como el que estamos viviendo ahora, consiste en las nuevas tendencias y formas para mejorar y adaptar tu negocio en esta nueva realidad post COVID-19.

Este artículo retoma el webinar impartido para QuickBooks México por Genaro Mejía, periodista digital y de negocios, estratega editorial y mentor de emprendedores.

Cómo preparar tu negocio para la nueva realidad post COVID-19

Tras la conducta de cada uno depende el destino de todos.

Alejandro Magno

Imagina tu sitio preferido del mundo: el mar, la playa, el bosque, una cabaña rodeada por el campo. Piensa en ese lugar donde te gustaría estar, pero al que no puedes ir porque sigues encerrado en tu casa. ¿Cómo es el clima?  ¿A qué huele? ¿Qué hay ahí?

Ahora imagina que, al lado tuyo, está la persona que más amas. ¿Qué viene a tu mente cuando recreas esta escena? ¿Qué es lo que sientes?

Muchos, hoy en día, añoran, y por lo tanto, idealizan la realidad que había antes del COVID-19, pero, si lo piensas bien, el mundo no era tan distinto antes. ¿Has pensado en lo que denotaba la crisis previa a la pandemia del coronavirus? ¿Has revisado las cifras que había en el mundo antes?

Lo que denotaba la crisis antes del COVID-19

Sólo para dar algunos ejemplos:

  • El costo total anual de los efectos relativos a los desastres naturales en las familias y empresas implicaba 390 mil millones de dólares.
  • Se registraban hasta 8 mil muertes diarias, relacionadas con la contaminación del aire exterior.
  • 13 toneladas de plástico eran vertidas en los océanos cada año.
  • Se predecía que 100 millones de personas caerían en la pobreza hacia el 2030.
  • Tan sólo desde el 19 de marzo hasta el 7 de mayo se registraron más de 5 mil 600 muertes por violencia (el doble de muertes por COVID, hasta ese momento).

Ahora, las cifras por COVID-19 se suman a toda la crisis previa:

  • 9 por ciento de la economía en México podría caer este año, según Bank of America.
  • 77 por ciento de las PyMEs están en riesgo de quebrar, de acuerdo a los datos de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM).
  • 34 millones de personas en todo el mundo vivirán en pobreza extrema en 2020.
  • Según cifras de la ONU, se estima que, de aquí a 2030, habrá 130 millones de personas en pobreza extrema mundial.
  • En México, se estima 9.8 millones más de personas pobres.

Todas estas, y muchas más, son las consecuencias que trajo consigo la pandemia, de modo que, hoy en día, existen 2 crisis: el cambio climático y el COVID-19.

Las startups, pese a su innovación, también sufren consecuencias

Ahora, si trasladamos los efectos antes dichos a lo que viven hoy en día las empresas, cabe preguntarse, por ejemplo, ¿qué sucederá con las startups?

Se cree que 1 de cada 4 startups en el mundo serán impactadas de forma negativa, y que un 20 por ciento de estas empresas no podrá sobrevivir más de 3 meses. No obstante, de acuerdo al Estudio económico COVID-19 en Startups, realizado por Wayra-Telefónica Initiative, un 57 por ciento de estas startups tiene una perspectiva optimista para su sector tras la crisis.

La era del miedo

Con todo esto, podemos asumir que, lo que otros llaman “nueva normalidad”, en realidad no lo va a ser: esa nueva normalidad se llama supervivencia. Esta es, y seguirá siendo, una palabra clave durante 2020 y, seguro, a lo largo de los próximos 2 años.

Muchos seguimos encerrados en casa, con miedo a contagiar y ser contagiados, a que colapse el sistema de salud; nuestras decisiones de compra, de inversión, de ahorro y de ventas estarán influidas por este sentimiento de miedo. Pero, como emprendedores, hay que tener muy claro cómo se va a combatir, pues, para vender, hacer tratos con inversionistas, etcétera, habrá que vencer los miedos.

De hecho, también es posible ver este momento como una oportunidad de construir un mundo más humano y sostenible. Así lo afirma Andrew Winston, fundador de Winston Eco-Strategies, y asesor de compañías multinacionales.

La gran lección que ha venido a dejar el COVID-19 es que, lo que afecta a uno, le afecta a todos. Si nosotros nos preocupamos por cuidarnos, pero no nos importan aquellas personas que no tienen dónde vivir o qué comer, si ignoramos a aquellos que se enfrentan a un mayor riesgo de contagio, entonces también nosotros nos veremos afectados. Y, en este sentido, los negocios sólo saldrán adelante si se preocupan por ayudar a los demás y cuidarse entre sí.

¿Cómo será el mundo después del COVID-19?

Ahora, ¿cómo será el mundo después del COVID-19? Podemos prever varios cambios, de los cuales veremos 10 a continuación, que son clave para entender la nueva realidad, y que incluso ya estamos viviendo desde ahora:

1.- El mundo ya no es tan controlable como parecía.

Ligas de fútbol, olimpiadas, reuniones, bodas… ¿Cuántas cosas más tuvieron que postergarse y cancelarse a partir de esta crisis sanitaria? Hoy queda claro que no somos esas personas todopoderosas que antes nos creíamos.

2.- El planeta es bastante más pequeño de lo que pensábamos.

Hasta este momento, no nos habíamos sentido tan conectados. Este virus deja en claro que lo que pasa en China, literalmente, pasa aquí y en el mundo.

3.- Las libertades individuales están fuertemente amenazadas por las restricciones globales.

En especial, los gobiernos sobre todo populistas o extremos, ya sea de derecha o de izquierda, podrían aprovechar el pretexto de salvarnos o cuidarnos del COVID-19 para evitar nuestras libertades individuales.

4.- Aumenta el conflicto entre globalización y nacionalismo.

Hoy, muchos países se están reformando para volver al nacionalismo y están cerrando fronteras para promover el consumo local. Como es evidente, es necesario reforzar la economía de cada país.

5.- Se recupera el sentido del ahorro y el almacenamiento.

En las crisis, la gente acumula para sobrevivir. En estos tiempos de incertidumbre, muchos entienden que, en cualquier momento, pueden perder su trabajo, así que prefieren no gastar en cosas innecesarias. En el caso de los empresarios, deben tomar en cuenta que esto está pasando del lado de los consumidores.

6.- La equidad y la sustentabilidad se hacen indispensables.

Si hoy no nos cuidamos y nos volvemos una tribu que se protege y acepta sus diferencias, no vamos a cambiar para bien.

7.- La transformación digital se hace omnipresente en nuestras vidas.

¿Te has preguntado qué hubiera pasado con el mundo si no hubiéramos tenido la tecnología actual? ¿Te imaginas el desplome económico, la pérdida de vidas y de empleos, la quiebra de empresas? Los resultados hubieran sido todavía más desastrosos.

Es tiempo de perder el miedo a la tecnología, de abrazarla. Cuando la tecnología es utilizada de manera ética se convierte en una solución para todos.

8.- Los estándares de higiene se elevan.

Ahora, más que nunca, las reglas de higiene son y serán mucho más estrictas.

9.- Hoy es necesario tener un acceso igualitario a la salud.

De lo contrario, puede haber un rebrote peor. Una vez más: es necesario cuidarnos todos.

10.- En el horizonte se ven nuevos liderazgos.

Muchísimas mujeres son ejemplos a seguir, porque han sabido manejar mejor que nadie la crisis de COVID-19 y otras previas. Son empáticas, y esto demuestra un liderazgo inteligente, humano y asertivo que todos tenemos que adoptar.

Nuevas reglas para los negocios

Con todos estos cambios, es evidente que las empresas también tendrán que generar nuevos protocolos. La experiencia de ir un restaurante ya no será igual que antes, por ejemplo: estaremos divididos por mamparas, el contacto ya no será el mismo.

Podemos clasificar en 3 rubros la nueva realidad para los negocios:

1.- Será necesario reducir la producción de muchos bienes y servicios de forma masiva, pero sin afectar el empleo y sin llevar a más personas a la pobreza.

Muchas empresas tendrán que adoptar de forma permanente el homeoffice, lo cual provocará que algunas otras industrias pasen por crisis, por ejemplo, la automotriz.

2.- Muchos productos y servicios serán menos necesarios: ropa, zapatos, bares, restaurantes, conciertos, viajes, etcétera.

3.- Muchos productos y servicios son y serán más necesarios que antes: productos de limpieza (gel, desinfectantes, jabón…); delivery y paquetería, e-commerce, servicios de comunicaciones y redes, entre otros.

¿Cómo están respondiendo ante esto algunas empresas?

En consecuencia, hay 3 modelos que ya están adoptando las grandes empresas, pero que también pueden implementar las más pequeñas.

1.- Mismos productos, diferente canal.

Pongamos este ejemplo: si yo tenía una tienda de abarrotes, pero no tenía e-commerce o algún canal digital para hacer llegar los productos, ahora es posible, en acompañamiento de las redes sociales. Una de las grandes empresas que están vendiendo por medio de canales digitales es Nike.

2.- Misma infraestructura, diferentes productos.

Tal vez hoy, lo que tú fabricas no es necesario, y entonces tengas que transformarte en otra cosa. General Motors dejó de producir coches que nadie quería comprar y comenzó a distribuir equipos médicos, como ventiladores.

3.- Mismos productos, infraestructura diferente.

¿A qué nos referimos? Quiere decir que puedes seguir comercializando tus mismos productos pero tienes que buscar una planta o lugar diferente para hacerlos. Esto pasó con Amazon, que estaba al tope de pedidos, pero no tenía suficientes empleados para cubrir la demanda. Entonces, Lyft, una empresa parecida a Uber, que da transportes seguros, se alió con Amazon, para que sus trabajadores, que no tenían demanda, comenzaran a repartir sus productos. Eso es un ejemplo de gran adaptación al cambio y de innovación

¿Y las PyMEs, qué?

A diferencia de lo que podría creerse, estos cambios se pueden hacer sin necesidad de invertir un peso, y las PyMEs también pueden lograrlo si consiguen aliarse con otros. Estas son algunas ideas:

  • Trueque de productos y servicios.
  • Alianza con tus competidores.
  • Diversificar o readaptar tu oferta.
  • Uso de los canales digitales.

¿Qué tal si el dueño de una tienda de abarrotes se acerca a otras tiendas iguales, para aliarse y hacer economías de escala? Juntos podrían formular estrategias para entregas a domicilio o para vender los productos en línea; podrían ir a comprar juntos productos a la central de abastos, y así abaratar costos al comprar por mayoreo. ¿Te imaginas los beneficios que podrías obtener si te alías con la gente que pensabas que era tu competencia? Por otro lado, qué harías para que la gente no se vaya? Hay que diversificarse y readaptar tu oferta.

¿Y qué hay con las startups?

Roomie, Orbia, Meddi, son ejemplos de startups que han sabido cómo responder ante esta crisis. El regreso de los autocinemas son ejemplos de innovación constante.

En realidad, estas empresas son por las que menos habría que preocuparnos, pues confiamos en su capacidad de transformarse e innovar: nacieron con innovación y nos seguirán sorprendiendo, dando buenos ejemplos.

Otros ejemplos de algunas empresas que han ganado durante la crisis son: Netflix, Blizzard, Zoom, 3M, entre otras.

Oportunidad para CREAR nuevos negocios

Es básico adoptar ahora mismo una cultura digital, adaptar tu empresa a la nueva realidad, encontrar oportunidades de negocio, abandonando el miedo al fracaso; experimentar y tener libertad creativa.

Cultura de innovación

Ahora, ¿cómo es posible implementar estas ideas a tu negocio? De acuerdo al método por Santiago A. Sena, Lic. en filosofía, investigador y profesor de IEEM Business School, puedes aplicar los siguientes pasos, a la escala de tu negocio:

1.- Observa:

¿Qué le hace falta a la gente? ¿De qué se queja? Existen muchas nuevas necesidades del consumidor. Hay que saber desarrollar la escucha activa.

2.- Presupuesta:

Empieza a suponer qué está pasando con la nueva realidad. Por ejemplo, mientras no haya vacunas, seguiremos distanciados socialmente. ¿Qué pasará con los extranjeros que tengan que cruzar fronteras? ¿Qué tal si el turismo crea nuevas experiencias de viaje, en lugares abiertos, en zonas locales? Podrías encontrar modelos de negocio nuevos para adaptar al tuyo.

3.-Haz hipótesis:

Si hay distanciamiento social, entonces hay impacto en las industrias del entretenimiento, y sólo aquellas que puedan solucionar problemas de este tipo, podrán salir adelante.

4.- Piensa una solución:

Ahora que hiciste estos 3 pasos, ¿qué soluciones puedes ofrecer? Tú podrías ser de esos innovadores que ofrezcan las primeras soluciones.

¿Qué más hacer?

A partir de la fuente de estudio de Blackbot, podemos integrar lo siguiente:

  • Apuesta por la “Costovación”.

Es decir: por un lado, reduces los costos y, por el otro, superas las expectativas de tus clientes. Una vez más: alíate con otros (con proveedores, competidores, clientes: juntos pueden hacer más).

  • Mantén a tus clientes leales.
  • Adáptate a los nuevos hábitos.
  • Detecta necesidades emergentes.

Ejemplo: las teleconsultas seguirán creciendo para evitar contagios, pero también necesitaremos nuevas experiencias sensoriales, tendremos que convivir con gente pero con extremas precauciones.

  • Considera cómo puedes mejorar la experiencia del cliente. Repiénsala.
  • Cuenta tu historia de héroe. Hoy, más que nunca en la historia, las personas compararán a otras personas y no a los productos. Si tú sabes enamorar con tu historia de fracaso-éxito y superación, la gente amará ser parte de ella siendo tu cliente. Eso marcará la diferencia frente a los competidores.

La libertad del encierro

Ese encierro que vivimos ahora puede ser una oportunidad para abrirnos más libertad. Pregúntate: ¿A qué te quieres dedicar en la vida? ¿Qué amas? ¿Qué necesita el mundo? ¿Qué es eso por lo cual te pueden pagar? ¿En qué eres bueno?

La nueva normalidad, cómo preparar tu negocio para la nueva realidad post COVID-19

Si tú juntas en un solo lugar esos 4 factores, lograrás tu propósito de vida, podrás servir al mundo y tener abundancia al mismo tiempo.

Salir de la cueva

Ahora estamos listos para salir de la cueva, tal como antes, cuando las tribus trabajaban en equipo y se cuidaban entre sí para traer el sustento a los suyos. Hoy, estamos ante un escenario similar: si ayudamos a uno, nos ayudaremos todos. Las empresas que no consideren el lado humano, quedarán fuera del juego.

Los nuevos líderes

Por último, estas son algunas características que deberán adoptar los nuevos líderes. De este modo, el líder:

1.- Es vulnerable y lo reconoce. Saber pedir ayuda.

2.- Está hambriento de conocimiento. Lee para adaptarse y mantenerse en aprendizaje constante.

3.- Impulsa nuevos liderazgos en todos los miembros de su equipo.

4.-Confía en su equipo: necesita de líderes como él. En el mundo nuevo ya no sirve trabajar por horas sino por objetivos. Empodera a su equipo.

5.-.-Toma decisiones colectivas: 3 cabezas piensan mejor que una, recuérdalo.

6.-Tiene que tener un propósito superior.

7.- Hace equipo con la competencia.

8.- Tiene que reinventarse todo el tiempo. Debe adaptarse ante un mundo cambiante, y ser resiliente.

9.- Sabe quién es y qué le duele. No le tiene miedo a la persona que es, integra aquello a lo que le tiene miedo.

10.-Sabe cómo contar la historia correcta. Si sabe contar historias correctas, la gente querrá ir él.

Esperamos que este material haya sido útil para ti y te prepare para enfrentar esta nueva realidad, que ya está ocurriendo a nivel mundial. Sigue pendiente de otros recursos, como textos informativos de actualidad, tutoriales y más webinars en torno a las finanzas, la contabilidad y el desarrollo de las PyMEs. ¡Hasta la próxima!

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

Qué es una incubadora de empresas y cómo puede ayudarte

¿Sabes qué es una incubadora de empresas y cómo consiguen desarrollar un…

Lee mas

Cómo hacer el alta patronal en el IMSS

En México, las empresas debidamente constituidas deben de operar, principalmente, bajo un…

Lee mas

Panorama de las PyMEs hoteleras

Los pronósticos que la Organización Mundial del Turismo (OMT) proyectaba para el 2020 eran…

Lee mas