2021-03-15 11:53:18 Crece tu negocio English Descubre en QuickBooks cómo construir una identidad digital y cuáles son los beneficios de integrar una comunicación digital en un... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2021/03/rsz_felix-braas-zmckfdqmur4-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/crece-tu-negocio/por-que-no-se-debe-subestimar-la-era-digital/ Avance de la era digital en los negocios | QuickBooks México

Importancia de la revolución tecnológica en las empresas

11 Minutos para leer

Es cierto que la pandemia aceleró el avance de la era digital, pero este crecimiento inició con el siglo XXI, cuando se impulsó el desarrollo de soluciones digitales en la vida cotidiana. El área del emprendimiento no es la excepción y te diremos por qué nunca se debe subestimar la revolución tecnológica .

Contenido

  1. ¿Cómo cambió la revolución tecnológica al mundo empresarial?
  2. La conformación de una identidad digital en el emprendimiento
  3. Emprender en la era digital

Dentro del mundo del emprendimiento es muy común escuchar la frase: “si no estás en internet, no existes”. Y aunque es cierta, la repetición constante ha diluido el sentido vital de esta afirmación: el posicionamiento estratégico. Es decir, no sólo se trata de estar en internet, sino de saber cómo estar, de aprovechar adecuadamente los mecanismos de interacción que los mismos internautas han construido para los espacios digitales.

Según estadísticas del INEGI existen 80.6 millones de personas que usan de manera cotidiana el internet en México, esto quiere decir que todas ellas realizan diversas actividades en estos entornos. No son pocos y sin duda representa una oportunidad de audiencia que potencialmente se pueden volver compradores.

En ese sentido, es importante considerar que esta apertura a la información y el dinamismo de las nuevas plataformas digitales/redes sociales ha reconfigurado el comportamiento de la audiencia: cada vez son más críticos e independientes, por lo que los generadores de contenido y prestadores de servicios/productos necesitan crear estrategias más ingeniosas, que generen un aporte de valor real para quien las consume. Aunque suene a cliché, antes que vender un producto, se debe generar una experiencia atractiva.

¿Cómo cambió la revolución tecnológica al mundo empresarial?

Hace algunos años, abrir una empresa o vender un producto solo era posible para aquellas personas que contaban con un capital enorme o con años de ahorro para invertir en la creación de un producto. Pero la revolución tecnológica cambió las reglas del juego completamente, a tal punto de crear mercados que antes no estaban considerados como negocio.

transformación digital en negocios

Escribir un blog, hacer una parodia en vídeo, crear ilustraciones o dar consejos sobre un tema particular eran vistos como hobbies y se compartían de manera gratuita. Posteriormente, al ver el número inmenso de audiencias a las que podían llegar, las marcas se dieron cuenta de la posibilidad del mercado y crearon plataformas para hacerlos rentables a tal punto que los creadores ya no solo trabajaban para sí, también para grandes monopolios y empresas.

En este sentido, otro gran cambio de las estrategias de venta a partir de la revolución tecnológica es la incorporación de estos creativos en las estrategias de marketing. Es decir, llegar a un influencer para que su audiencia pueda convertirse en compradores. Pero, si bien se trata de una estrategia atractiva lo cierto es que no sucede por arte de magia, necesita una planeación minuciosa y encontrar el nicho adecuado para aplicarla.

Por ejemplo, no vamos a promocionar una editorial independiente con un influencer que no esté reconocido en su comunidad como lector, porque muy probablemente esa audiencia tampoco esté interesada en los libros. Nunca se nos debe olvidar la importancia de la segmentación del mercado.

El fenómeno de las “nenis” también es una muestra del avance digital en el emprendimiento. Son mujeres que, para generar ingresos propios, se dedicaron a importar productos para sectores muy específicos o comerciar sus propias creaciones.

Anteriormente, el paso esencial para este tipo de emprendimientos era crear una página web, invertir en un diseñador, programador, servicios de hosting y almacenamiento, que muchas las emprendedoras no podían cubrir. Ahora, las “nenis” ya no necesitan eso, pues utilizan las RRSS como plataformas de compra-venta, promoción y construcción de relaciones orgánicas con su audiencia.

El empuje digital en la actividad comercial ha sido tal que, incluso, la legislación fiscal se ha tenido que adaptar a estos nuevos mercados, creando rubros específicos para los pagos y facturación de las transacciones realizadas y creando figuras para facilitar la incorporación de las emprendedoras al régimen fiscal.

Y la estrategia recaudatoria no sólo ha tocado a las pequeñas y medianas empresas. Las grandes transnacionales como UBER o NETFLIX han tenido que sujetarse a las leyes de impuestos del país para continuar sus operaciones, mostrando la importancia económica y social de las plataformas digitales en la actualidad.

¿Quieres hacer crecer tu negocio?

Descubre cómo QuickBooks te puede ayudar a lograrlo.

La conformación de una identidad digital en el emprendimiento

¿Cómo nos hacemos amigos o sentimos atracción por alguien? Casi siempre tiene que ver con su personalidad o apariencia física, si nos genera confianza por como se viste o habla con nosotros. Eso mismo sucede con una marca o emprendimiento: los clientes potenciales toman decisiones de compra o adquisición a partir de las recomendaciones de otras personas, cómo luce el producto, como se “comunica” con ellos. En este sentido, la reputación de marca es fundamental para el desarrollo de un emprendimiento, cualquier que sea naturaleza, en estos días.

¿Cuál es el primer paso para generar reputación online? Pues la conformación de una identidad digital clara, congruente con el servicio/producto que ofrece y una clara comunicación de sus valores.

transformación digital

Las preguntas fundamentales que nos permiten construir una identidad digital sólida son:

  • ¿Cómo se ve? “Vestir” a un emprendimiento puede considerarse una tarea fácil: basta con crear un logo que se asocie a la empresa y listo. Pero en realidad no es una acción tan sencilla. Es importante, por ejemplo, considerar tendencias visuales para que este resulte atractivo y sobre todo que los colores estén asociados emocionalmente con nuestro producto. El uso de una paleta de colores inadecuada puede tirar por la borda hasta el servicio de mejor calidad. Otro elemento fundamental es la practicidad de los elementos que conformarán la identidad gráfica, es decir, que estos cuenten con las características técnicas necesarias para adaptarse a diversos formatos de comunicación visual. Finalmente, el nombre de la marca debe ser efectivo y que dialogue directamente con la imagen del logo, que sea fácil de recordar, pero que tenga una identidad propia. Por eso, una de las primeras recomendaciones cuando se busca el nombre de un producto es googlearlo para ver qué tan recurrente es y si alguien más ya lo está usando.
  • ¿Cómo habla? Una práctica muy común en el marketing digital es la conformación del “universo de palabras”, es decir, todos los términos relacionados con el producto y que pueden ser similares a las palabras clave. La conformación de una “sintaxis” propia fortalecerá la presencia que se puede tener con la audiencia, pues generan una sensación de cercanía. Es decir, las personas se sienten parte de una interacción orgánica y eso crea un mayor interés en el mensaje que se desea transmitir. Así que, para el desarrollo de una comunicación digital efectiva es mejor evitar mensajes ambiguos, generales o acartonados.
  • ¿Cómo se comunica? Cuando ya se estableció el “habla” de la marca ahora es vital escoger qué plataformas de comunicación se utilizarán y cómo se adaptará a estos mismos canales de comunicación. Recordemos que cada dispositivo de comunicación tiene sus propias características y una optimización inadecuada puede hacer que la audiencia pase de ellos fácilmente. Una manera estratégica para tener el control de todos nuestros canales de comunicación es asignar propósitos o tipos de mensaje específicos para cada uno de ellos, dependiendo del comportamiento de los usuarios en cada plataforma. Por ejemplo, quizás Instagram sea más adecuado para compartir cómo hace sentir el producto/servicio a la persona que lo consume, mientras que en el blog se publican los procesos de producción del mismo, y en Facebook se comparten contenidos de otras fuentes relacionadas con la marca.
  • ¿Cómo responde a las crisis? Es importante que cualquier emprendimiento tenga un manual para responder a los posibles contratiempos que puedan surgir al momento de interactuar directamente con los consumidores o potenciales clientes. Además de eficientar los procesos de compra/venta para generar satisfacción total es importante considerar que nadie (ni las marcas) son “monedita de oro” y siempre pueden surgir inconformidades que son manifestadas en las redes sociales con diversas intensidades. Una respuesta mal gestionada puede hacer que el conflicto crezca, afectando la reputación online y, por lo tanto, la identidad digital de la empresa.

Emprender en la era digital

Además de la conformación de una identidad digital clara y contundente hay otros procedimientos que le permiten a los emprendimientos tener un desarrollo favorable en los años que corren.

Es importante identificar cuál es el mejor momento para aplicar determinar estrategia, contemplarlos en los planes de crecimiento a corto, mediano y largo plazo y después de ser aplicados realizar una evaluación de los resultados obtenidos, esto para determinar si ese proceso fue exitoso y se puede replicar o lo mejor es considerar otras vías de comunicación.

Ser cuidadoso con cada paso que se da es fundamental para sobrevivir en un mercado cada vez más rebasado por la oferta-demanda. Recordemos que la era digital se transforma rápidamente; tan sólo veamos lo cambios radicales que sufrieron los mercados a partir de la pandemia. Seguramente, cada día se irán acelerando y no es conveniente quedarse atrás. Descubre aquí cómo expandir tu negocio hacia el mundo digital.

Por otro lado, también es importante el desarrollo adecuado de una segmentación de mercado a través de un equipo especializado analytics, o si se trata de pequeños emprendimientos, aprovechando las herramientas que han creado las plataformas digitales para las cuentas comerciales. Hacer una revisión de la data que recogen las redes sociales permite crear perfiles específicos de los compradores potenciales (o de los clientes recurrentes) y generar contenidos, productos y estrategias de compra que se adecuen a sus necesidades. No por nada, el big data es uno de los grandes protagonistas en lo que va del siglo.

Hasta ahora hemos hablando de ciertas estrategias digitales que funcionan para posicionar mejor una marca hacia el exterior, pero también existen soluciones tecnológicas que ayudan a mejorar los procesos internos del emprendimiento, sobre todo para una mejor gestión de los recursos humanos y de producción.

Una de las grandes revoluciones de la administración de empresas son las plataformas digitales que permiten optimizar el procesamiento de la información para evitar fugas de datos, traspapelar documentos o tener incongruencias al momento de una auditoría. Softwares administrativos y contables como QuickBooks facilitan considerablemente el desarrollo de gestión, sobre todo porque ofrecen un elemento clave para el desarrollo de una empresa en el mundo contemporáneo: la interconexión de dispositivos y el acceso a la información desde cualquier lugar en el que se encuentre el usuario. Conoce cómo QuickBooks te ayuda a optimizar los procesos contables de tu negocio.

transformación digital

Diversos especialistas señalan que México cuenta con el segundo mercado digital más importante de Latinoamérica y que con la pandemia el crecimiento del e-commerce fue considerable, ampliando, además, su influencia en la compra de productos de consumo básico, como la adquisición de alimentos, artículos de limpieza y otros productos para el espacio doméstico. Claramente la era digital ha salido de nuestras computadoras y smartphones para instalarse en cada espacio de los lugares que habitamos.

El emprendimiento en la actualidad ya no puede entenderse sin la aplicación de recursos tecnológicos que interactúen con las plataformas digitales, ya sean RRSS, interconexión entre dispositivos, análisis de datos y programación de herramientas específicas para aplicaciones concretas. Y aunque al principio pueda parecer un reto inalcanzable, sobre todo para pequeñas empresas, lo favorable del panorama es que las herramientas y el acceso a las mismas cada día se democratiza más.

De igual manera, las compañías que desarrollan software administrativo, contable o de gestión de recursos crean plataformas amigables con todos los usuarios para garantizar que la herramienta efectivamente se convierta en una mejora de los procesos internos.

A través de una evaluación inteligente y calculada de las necesidades del emprendimiento se pueden construir estrategias adecuada para cada etapa de crecimiento de una marca o negocio, pero lo que si innegable es que para seguir vigentes en el mercado es tomándonos muy en serio los beneficios de la comunicación digital y las plataformas que la posibilitan.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

Megatendencias del futuro para los negocios

En QuickBooks tenemos muy en claro un objetivo: brindar todo el apoyo…

Lee mas

Breve historia del emprendimiento en México

El emprendimiento en México no se puede entender sin los hechos que…

Lee mas

Una breve historia de la administración PyME

Las pequeñas y medianas empresas (PyME) son columna vertebral en la economía…

Lee mas