Track your expenses as you go and save 11 hours of admin per week
QuickBooks Online $1 /monthfor 3 months
Start fresh this new year
with QuickBooks Online
$1 /monthfor 3 months
Sale ends soon. Don't miss out, sign up today
$1 /monthfor 3 months
Start fresh this new year
with QuickBooks Online
$1 /monthfor 3 months
$1/month
for 3 months
$1/month
for 6 months
When purchased in bundles of 5
50 %off for 3 months
50 %off for 12 months
  • Invoices
  • Expenses
  • Reports
Image Alt Text
Administración

¿Qué es la administración estratégica?

  • La administración estratégica comparte algunos elementos de la administración clásica.
  • Un enfoque de administración estratégico en las organizaciones puede determinar su futuro y traer beneficios tangibles.


El concepto administración estratégica está vinculado con las funciones en materia de la administración clásica, como es la planeación y dirección, por lo que se considera una asignatura complementaria, la cual de manera paralela, amplía los horizontes de conocimiento en este campo de estudio.

La administración estratégica no sólo coincide con las etapas mencionadas de la administración clásica, sino que incluye organización, integración (personas y cosas), dirección–liderazgo, las cuales se conciben en términos como implantación y ejecución.

Estos dos últimos elementos se refieren a la operación de lo que inicialmente se planeó y para ello también se necesita de la administración clásica aplicada en tres de sus etapas:

  1. Organización, desde el ángulo de la estructura y los procesos organizacionales como: toma de decisiones, negociación, entre otros.
  2. Integración, se refiere a la incorporación de cosas y personas para que la organización se desarrolle.
  3. Dirección, área encargada de encaminar la unidad social, es la parte donde los individuos se relacionan e interactúan para alcanzar sus fines comunes.

Administración estratégica y sus acepciones

Existen múltiples autores que han definido un término concreto sobre la administración estratégica, los cuales, desde su perspectiva, incluyen componentes de algunos campos de estudio como Economía, Negocios o Finanzas.

A manera de síntesis, en la que se recopilan los elementos más destacados de las diversas definiciones, se puede decir que la administración estratégica es un conjunto de procesos, compromisos, decisiones y actos que, bajo una estrategia, busca alcanzar un objetivo en común.

El término estrategia se refiere a una serie de acciones que han sido anteriormente planificadas y que ayudan a conseguir los mejores resultados posibles: una estrategia se puede aplicar en el campo académico que involucra la enseñanza y el aprendizaje, en el ámbito militar, para dirigir operaciones y en el campo empresarial, donde tiene mayores referencias, ya que ayuda a las empresas a alcanzar altos niveles de competitividad y obtener utilidades superiores al promedio.

La administración estratégica, en el ámbito empresarial, se concibe como la forma de realizar ajustes correctivos en una empresa en cuanto a sus objetivos, misiones y valores para que a largo plazo pueda ejecutar procesos o acciones.

En las empresas, este concepto se emplea en distintos niveles, pero generalmente es utilizado a niveles gerenciales y en la alta dirección, las cuales tienen un amplio panorama sobre la situación de la organización, así como información privilegiada de todas las otras áreas que componen la empresa.

La responsabilidad más relevante de la administración estratégica recae en los directores generales, ya que son los responsables de aprobar un plan de esta naturaleza, siempre con el apoyo de otros administradores y un equipo de perfil administrativo que generalmente integra un área para realizar este tipo de tareas.

La importancia de un enfoque de administración estratégica en las organizaciones versa en la definición de un rumbo de la organización; el sentido estratégico agrega valor a la compañía y en muchos casos garantiza un impacto positivo y sostenibilidad a largo plazo.

En general, su aplicación sirve para la toma de decisiones en cuestiones referentes a cómo saber en qué mercados se debe competir y la mejor forma de hacerlo, la toma de decisiones en diversificación de mercado, respecto a la estructura organizacional y en cuanto a la visión a futuro y rumbo de la empresa.


¿Quieres hacer crecer tu negocio?

Descubre cómo QuickBooks te puede ayudar a lograrlo.

Funciones y beneficios de la administración estratégica

La correcta función de la administración estratégica es que las empresas se desarrollen bajo un proceso de mejora continua, ya que plantea un modelo utilizado para planear, organizar, ejecutar y controlar el progreso y consolidación de las organizaciones.

Entre sus funciones principales se encuentra la de ubicar en el presente y futuro oportunidades de para aprovecharlas de la mejor forma bajo los principios de eficiencia y eficacia con los recursos que tiene o puede adquirir.

Sin duda, el beneficio más importante que reciben las empresas u organizaciones al aplicar modelos de administración estratégica es el de incrementar su productividad, siendo rentables con el mejor aprovechamiento de sus propios medios.

En ese sentido, se pueden determinar las ventajas que trae a la empresa en un aspecto interno y externo, por ejemplo, en el primero podemos ver se puede obtener resultados en los siguientes aspectos:

  • Perfeccionar métodos de planeación y demanda de productos y servicios.
  • Mejora en la previsión de ventas, que a su vez se concatena con programación de compras y producción.
  • También se puede aplicar en el proceso de ventas, distribución y cobranza al establecer un procesamiento oportuno de pedidos.
  • Mejorar el sistema de distribución de productos.
  • Determinar políticas de créditos y descuentos.

De manera paralela, el proceso de compras, recepción, pago pueden ser mejorados al analizar la programación de compras o mejorar los sistemas de cobranzas.

En el ámbito externo, un enfoque de administración estratégica consolida ventajas en aspectos como el diseño de políticas para la regulación con el gobierno, aumentar la competencia en mercados nacionales e internacionales. Asimismo, tiene la capacidad de traer mejoras en los procesos al implementar sistemas de automatización o flujos de proceso, y en dado caso, también ayudaría en el aspecto de recursos humanos, particularmente en temas de sindicato, supervisión y remuneraciones.

Rasgos comunes de la administración estratégica

Existen ciertos rasgos de la administración estratégica que deben de ser tomados en cuenta para establecer los criterios que se utilizarán para amplificar los resultados en la organización, entre los que destacan:

  • Sistémico. En ese sentido, la administración estratégica se remite a una estructura empresarial u organizacional en donde sus partes y áreas puedan interactuar entre sí para coordinar los trabajos y lograr los objetivos.
  • Evolutivo. Se dice que es un proceso evolutivo, ya que sus principios no son estáticos, de hecho, están en concordancia con las tendencias, por lo tanto, es un proceso que debe de estar en constante actualización.
  • Interactivo. La colaboración y coordinación entre los equipos de trabajo son fundamentales para la administración estratégica y se da a través de la interactividad que se registre dentro o entre los grupos de trabajo.
  • Enfocado a resultados. Los resultados obtenidos se traducirán en el mayor indicador, el cual mostrará qué tan efectivo fue el plan y cuál fue su verdadero impacto. Al respecto, los resultados son tan importantes como los objetivos.
  • Liderazgo y participación. Una figura de líder abonará en el nivel de participación de los elementos que integran el equipo, que de manera conjunta deben de coordinarse para lograr las metas establecidas.
¡Lleva tu negocio al siguiente nivel!
Únete a millones de pequeñas empresas que utilizan QuickBooks Online y descubre cómo puede ayudarte a crecer tu negocio

Formación de la administración estratégica en una empresa

Diversos autores proponen metodologías para la conformación de la administración estratégica en una organización, algunas de éstas varían según los conceptos, principios y las teorías con las que se abordan. Sin embargo, las bases más populares de la administración estratégica, son las siguientes:

Análisis del entorno. Se trata de un proceso mediante el cual, la empresa podrá conocer oportunidades, amenazas, fortalezas y debilidades que influyan en su estructura. En otras palabras, es una brújula que detecta los factores que pueden llevar a la empresa al éxito o al fracaso.

En este contexto, se deben tomar en cuenta factores internos y externos como pueden ser la falta de equipo o la competencia que existe en el mercado. Generalmente se utilizan herramientas como DAFO o FODA, benchmarking, entre otras.

Estructura organizacional o pauta organizativa. La directriz organizativa está relacionada con la definición de los lineamientos principales de la empresa como el objetivo de la empresa, que se determina por dos indicadores fundamentales: la misión y lo objetivos particulares.

Por una parte, la misión es el motivo fundamental de la organización, mientras que los objetivos se traducen en las metas que se establecen. Por otra parte, se encuentra la dirección, es decir, la visión, que son los planteamientos y escenarios futuros de las empresas y los valores, que reflejan la ideología que guía a la empresa y que es la distinción frente a otras.

Diseño de la estrategia. Éste es uno de los criterios más importantes en el proceso, ya que implica el diseño y la selección de métodos que permitan a la organización llegar a sus objetivos; es un plan minucioso de las acciones que se llevarán a cabo bajo un enfoque de innovación y de competitividad.

En esta etapa requiere de la aportación de ideas nuevas y con un conocimiento profundo de su aplicación, existen algunas herramientas como análisis de Swot, 4 Ps y matriz BCG que pueden ser de gran ayuda.

Ejecución de la estrategia. Es el momento en el que se pone en práctica lo antes realizado, son las acciones que darán resultados, por lo que es indispensable contar con una aplicación efectiva y puntual. Es un aspecto medular, porque si hay algún error, es difícil arreglarlo sin dejar huella.

Control y evaluación general. Al finalizar los procesos descritos, las primeras impresiones reflejarán el tipo de resultado del enfoque estratégico, en ese aspecto, el control de la organización tiene que derivar en la recabar de los datos y contar con un primer informe.

Posteriormente se debe aplicar un método de supervisión en la que se evalúe de manera general el proceso con el objetivo de implementar una visión de la mejora continua y seguimiento de los procesos. Los datos e informes finales serán la garantía en la evaluación de los resultados finales.

Haz crecer tu negocio con QuickBooks