Don't miss out
Subscribe to QuickBooks and
get 90% off for 6 months
Claim now
MAY SALE
Claim now
MAY SALE
Buy now and get
90% off for 6 months
See plans & pricing
$1/month
for 12 months
When purchased in bundles of 10
50 %off for 3 months
50 %off for 12 months
  • Invoices
  • Expenses
  • Reports
Un emprendedor revisando los ingresos de su restaurante en una tablet
contabilidad

¿Qué diferencia existe entre los ingresos operacionales y los ingresos no operacionales?

Como sabemos, dentro de la contabilidad existen muchos conceptos que deben tomarse en cuenta, conceptos pertenecientes a las actividades económicas y financieras de nuestra organización, unos de estos son los ingresos operacionales y los ingresos no operacionales, ¿quieres enterarte de qué se tratan y cuál es la diferencia entre ambos? ¡Quédate a leer la nota completa y entérate de todos los detalles!



¿Cuáles son los ingresos operacionales?

Antes de comenzar a explicar qué son los ingresos operacionales, vale la pena recordar a qué nos referimos cuando hablamos del giro de una empresa; el cual es un concepto que utilizamos para denominar al conjunto de actividades productivas y económicas que posee una organización.

Habiendo aclarado ese punto, podemos contarte que, a todos los ingresos generados por las actividades dentro del giro de una empresa y/o de su objeto social, se les conoce como ingresos operacionales. O sea que son los que nacen de cualquier actividad económica lógicamente relacionable con el negocio como tal.

Entonces, los ingresos operacionales son los que están sujetos única y exclusivamente al giro u objeto social de la empresa, que pueden provenir de una o de distintas de sus actividades.

Cabe mencionar que este tipo de ingresos son constantes, recurrentes, pues pueden ser originados por la venta de los productos y/o servicios de la entidad.



¿Qué son los ingresos no operacionales?

Como mencionamos en el punto anterior, usualmente dentro del giro de toda empresa, existen una o más actividades que las organizaciones pueden desarrollar para generar ingresos, a los ingresos surgidos de dichas actividades se les conoce como operacionales.

Entonces, ¿a qué nos referimos con ingresos no operacionales? Pues estos ingresos son diferentes a los primeros pues no provienen de los obtenidos mediante la o las actividades principales de la empresa, tampoco son recurrentes, al contrario, estos ingresos son ocasionales y pueden definirse como “accesorios” de la actividad principal.

¿Aún no queda muy claro el concepto? Bueno, si quieres aprender a identificar un ingreso no operacional, te contamos, las actividades de las empresas pertenecientes a su giro están bien definidas, entonces como primer paso debes identificar a los ingresos operacionales provenientes de estas. 

Si la pregunta que surge ahora es, ¿dónde encuentro las actividades económicas de la empresa? Estas se encuentran registradas en el registro mercantil, en la escritura pública o en el Rut. Las encontrarás dentro de estos documentos numeradas, y serán las que la empresa desarrolla regularmente, a esta o a todas estas se les conoce como objeto social.



Haz crecer tu negocio con QuickBooks

¿Cómo se calculan los ingresos operacionales y no operacionales en una pyme?

Es importante identificar los ingresos operacionales de los ingresos no operacionales o extraordinarios de nuestra empresa, pues así podremos saber mes con mes el progreso o estatus de nuestra organización. 

Identificarlos nos dará claridad sobre el progreso de nuestro proyecto.

Cuando sumamos todos los ingresos de una empresa, podríamos llamarles ingresos totales o brutos, pero si quisiéramos obtener los ingresos operacionales o ingresos ordinarios de una empresa, la operación que tendríamos que realizar es la de la siguiente fórmula:

Ingresos totales - Ingresos no operacionales = Ingresos ordinarios u operacionales.


Como lo explicamos en líneas anteriores, los ingresos no operacionales o ingresos extraordinarios son aquellos extras a los regulares de las organizaciones, los que no son predominantes; estos ingresos pueden originarse de actividades financieras y/o económicas, de venta de activos, entre otros. 

Para calcularlos debemos sumar todos aquellos ingresos provenientes de las actividades que no se encuentren registradas en el registro mercantil, en la escritura pública o en el Rut de la empresa.

Cuando detectemos los ingresos ajenos a los establecidos, es necesario sumarlos, el resultado será el total de los ingresos no operacionales o extraordinarios.



Ejemplos de ingresos operacionales y no operacionales:

Un ejemplo claro de ingreso operacional es el caso de una zapatería, donde sus actividades principales, debido a su giro pueden ser además de la venta de calzado, la venta de plantillas, productos para pies, entre otros productos y/o servicios.

Entonces el ingreso no operacional o extraordinario de una zapatería serían los ingresos obtenidos por ventas de refrescos, agua, dulces, estos ofrecidos como servicios extra para sus clientes, pero que notablemente no pertenecen al objeto principal de la razón de la organización, pues la entidad fue creada para venta y distribución de calzado, no para venta de bebidas, alimentos o incluso de souvenirs. 


¿Por qué son importantes los ingresos operacionales y los ingresos no operacionales en la contabilidad?

Los ingresos operacionales o ingresos ordinarios, así como los ingresos no operacionales o ingresos extraordinarios, deben ser registrados dentro de la contabilidad de una empresa, pues como sabemos, en la operación contable todo cuenta, es información vital para conocer el estado real de nuestra organización, si va avanzando el proyecto o dónde podemos encontrar áreas de oportunidad y de riesgo. Al ser un tema relevante para la toma de decisiones y del futuro de nuestra organización, es importante contar con las herramientas adecuadas que nos ayuden a eliminar errores, que mantengan segura y actualizada nuestra información, para ello debes saber que cuentas con QuickBooks, un software de contabilidad que pone a tu disposición 30 días gratis de prueba, mediante los cuales podrás conocer todos los beneficios que una herramienta tecnológica como esta puede traer a tu micro, pequeña, mediana o gran empresa, beneficios como:

Así como el tener siempre tus datos a la mano, ya sea en tu tablet o computadora.