2020-12-06 09:41:46 Comienza tu Negocio English Si estás pensando en crear empresa, QuickBooks te muestra los mitos y las realidades del emprendimiento.Conoce cómo convertirte en un... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2020/12/rsz_clayton-webb-wc6vlrwhfem-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/comienza-tu-negocio/5-mitos-y-realidades-del-emprendimiento/ Mitos y realidades del emprendimiento %%sep%% QuickBooks México

5 Mitos y realidades de negocios emprendedores

10 Minutos para leer

Emprender parece tarea sencilla, pero, para lograrlo exitosamente, debes recorrer un largo camino, que estará lleno de muchísimas satisfacciones, pero también plagado de obstáculos y de mitos. En esta ocasión, veremos los 5 mitos y realidades del emprendimiento:

  • Creer que lo sabes todo sobre tu negocio
  • Creer que solo echándole ganas, tu negocio saldrá adelante
  • Creer que tu producto o servicio se venderá solo
  • Creer que las redes sociales catapultarán tus ventas
  • Creer que un emprendedor puede hacerlo todo en un negocio

Sin emprendedores, México estaría en graves, pero muy graves problemas, y muestra de esto es que genera el 63% de los trabajos existentes y alrededor del 35% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Debido a la gran cantidad de obstáculos que enfrentan todos los días en diversos ámbitos, el crecimiento de las compañías se frena y el camino a recorrer se vuelve un verdadero infierno, por lo que es importante hablar de los mitos y realidades del emprendimiento.

Por lo tanto, convertirse en un emprendedor exitoso puede resultar mucho más complicado si no se cuentan con las herramientas necesarias, y es justo por eso que Juana Ramírez, presidenta de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM) , abordará los que para ella son 5 principales mitos del emprendimiento a derrocar.

  1. Creer que lo sabes todo sobre tu negocio

Emprender podría equipararse, hasta cierto punto, con el correr un maratón, pues requiere de disciplina a diversos niveles. Uno de ellos es jamás dejar de aprender y estar siempre abierto a una buena retroalimentación.

Entre los errores que los emprendedores cometen con mayor frecuencia está creer que lo saben todo sobre su negocio o industria, y la realidad es que saben poco. Así que este es, lamentablemente, otro de los mitos de un emprendedor con los que hay que acabar por completo. Pensar que se domina un tema puede generar un sesgo y también podría poner en riesgo el desarrollo del emprendimiento, al aferrarse a lo que se concibió en un inicio y no permitir que evolucione.

Justo por esto es crucial permanecer con una mentalidad de aprendiz. El saber y admitir que no los sabes todo hará una gran diferencia, ya que a lo largo de tu camino encontrarás a personas que te enseñarán todo aquello que tu negocio necesita para que prospere y así puedas alcanzar tu objetivo. Admitir que se ha fallado o que se tomó alguna decisión incorrecta es parte del crecimiento que tiene un emprendedor exitoso, así que reconocer estas caídas resulta realmente importante para sacar el aprendizaje correspondiente.

Algo importante a subrayar en el camino de quien emprenda es que no se tiene que estar solo ya que, por fortuna, varias personas pasaron por momentos complicados parecidos, así que es cosa de buscarlos y contactarlos. Un buen punto de partida resultan las múltiples agrupaciones empresariales, como la Asociación de Emprendedores de México (ASEM), así que date una oportunidad e inténtalo.

Si lo anterior no es para ti, pues no te sientes cómodo con dicha opción, entonces, tal vez podrías comprar uno o varios libros que te ayuden a abrir tu mente respecto a ciertos problemas o situaciones por las que atravieses con tu negocio. Otra gran opción es que te animes a tomar cursos en las diversas áreas en las que veas que te hace falta ayuda. Hoy en día se cuenta con una gran cantidad de opciones, así que es cosa de buscar la que más te agrade.

Recuerda que todo empieza por una idea de negocio, es decir, por el aspecto mental, y de ahí se aterriza a lo físico. Literalmente todo negocio comienza con un sueño. Así que tienes que poder visualizar y entender los múltiples aspectos de tu emprendimiento antes de ejecutarlo. Si no logras visualizarlo ni entenderlo, es altamente probable que no funcione. Recuerda que no tienes que dominar todos los aspectos técnicos, pero sí, al menos, entender la idea general de cómo engranan los procesos.

Sé honesto y cuando algo no te quede claro o veas que la empresa se encuentra en problemas, procura buscar ayuda de expertos para que puedas aprender de los mejores y que tu soberbia no interfiera en tu crecimiento. Un emprendedor que se mantiene con una mentalidad de aprendiz es un emprendedor con más probabilidades de alcanzar el éxito, pues su orgullo no se interpone con su constante proceso de aprendizaje.

  1. Creer que solo echándole ganas, tu negocio saldrá adelante

Otro de los mitos y realidades del emprendimiento es algo que resulta muy obvio, pero que por alguna razón cuesta mucho trabajo de asimilar. En el emprendimiento, las ganas no son suficientes y esto es algo que siempre debes de recordar, pues todo se puede venir abajo si se anda demasiado confiado de que se tiene un gran producto o servicio, y de que, por ende, todo se dará casi, casi, por arte de magia.

Ponerle todas las ganas del mundo a la hora de emprender es importante, pero esto no es suficiente para asegurar el éxito. Un error en el que los emprendedores incurren es dar por sentado que su producto o servicio no tiene competencia, lo que complica hacer comparaciones, elegir parámetros y ponerle el precio correcto.

Como emprendedor debes de comprender que siempre tendrás competencia, aunque sea indirecta, y por lo tanto es necesario que hagas un comparativo. Con lo anterior, si tu producto o servicio tiene un precio por arriba del precio de tus competidores, podrás justificar las razones: por ejemplo, tal vez cuentas con una mejor calidad u ofreces una garantía más amplia.

Si tu negocio es capaz de resolver el problema de un segmento específico, es decir, si hay personas dispuestas a pagar por el producto o servicio que ofreces, entonces contarás con una idea de negocio poderosa y con viabilidad.

El siguiente paso a dar, o por lo menos el más recomendable, es que hagas una radiografía de tu cliente ideal, que vaya más allá de los datos generales, como edad, sexo o su nivel socioeconómico. Algunas de las preguntas que podrías plantearte sobre tus clientes serían como las siguientes: ¿Cuáles son sus valores? ¿Tienen disposición para pagar más por el producto / servicio que necesitan? ¿Cuentan con la liquidez necesaria para hacerlo?

Recuerda que, cuando se arranca un negocio, no se tiene que empezar con algo muy grande y con alta demanda, sino con algo bien enfocado. Así es como el crecimiento se dará paulatinamente, pues resultará algo inevitable.

  1. Creer que tu producto o servicio se venderá solo

Cualquier empresa, grande o pequeña, aumenta sus probabilidades de ser exitosa si tiene un buen plan de negocios. El que cuentes con una estrategia de negocio sencilla y clara ayudará a que ejecutes correctamente diversos pasos y evitará que te desvíes en el camino.

Hacer una revisión semanal, quincenal, mensual e incluso anual de la estrategia de negocio, puede ser de gran utilidad para lograr todos los objetivos y corregir los errores. Para que esto funcione es indispensable conocer las necesidades del mercado y tenerlo bien delimitado, así como plasmar objetivos claros, medibles y alcanzables.

También es importante conocer la situación de la compañía, es decir, detectar si está en un momento de estabilidad, de consolidación, de crecimiento o incluso admitir si está atravesando por una crisis. Si quieres probar si tu negocio cuenta con una estrategia de negocio clara, pregúntales a tus empleados en qué consiste. Si ellos no la pueden expresar claramente en una frase, no tienes estrategia, por lo tanto, tendrás que ponerte a trabajar en dicho punto. Contar con una estrategia clara y sencilla resulta clave para que tú se las puedas comunicar a tus empleados y que ellos la comuniquen de forma correcta a los clientes.

Conoce los precios y funcionalidades que te ofrece QuickBooks y ahórrate un 50% por tres meses.

  1. Creer que las redes sociales catapultarán tus ventas

Apostar todo tu capital a una sola cosa, por ejemplo, en el desarrollo de una app o de un website, es un gran error que muchos emprendedores cometen, pues creen que ellos serán los protagonistas de la historia de éxito en la que se viralizaron de la noche a la mañana, y que a partir de ese momento sus ventas no dejarán de crecer. Es justo por esto que es importante subrayar que no debes de gastar todo el dinero de la empresa en una sola apuesta, ya sea herramienta o producción. Contar con flujo de efectivo es crucial para las empresas, pues literalmente sin este no hay forma de que salgan las cosas adelante, por más que se cuente con un gran producto o servicio.

Recuerda que en una empresa también se deben de diversificar y minimizar los riesgos, sobre todo en momentos tan complicados e inciertos como los que estamos viviendo con la pandemia del COVID-19. Esta es una de las realidades del emprendimiento, por lo que se debe de buscar opciones viables y dejar de esperar ser un caso excepcional.

Esperar crecer viralmente, solamente anunciándose a través de las redes sociales, es realmente absurdo y que algo se venda solito no suele ocurrir todos los días. Las empresas necesitan de un plan de comunicación y de dinero para invertir en mercadotecnia, pues nada se da como por arte de magia. Entonces, lo ideal es que siempre cuentes con modelos de donde puedas conseguir efectivo, pues todas las empresas, tarde o temprano, llegan a ese punto en el que se verán cortos y no querrás tomar medidas desesperadas por algo que puede tener solución de una forma relativamente fácil.

Un par de ideas para conseguir efectivo puede ser a través del crowdfunding o tal vez se te ocurra algo más hojeando el libro del profesor John Mullins, de la Universidad de Londres, quien escribió Cómo financiar tu negocio con tus clientes.

  1. Creer que un emprendedor puede hacerlo todo en un negocio

El gran dolor de cabeza de los emprendedores es justo este. Saber que, por más que lo intenten, no pueden hacer todo en su empresas, pues sus días, al igual que el del resto de las personas, solo tienen 24 horas y no hay forma de abarcarlo todo. El otro gran problema al que se enfrentan es que, en un principio, por no contar con los fondos suficientes, no puedan contratar a súper buenos empleados. Lo irónico es que si no contratan a las personas ideales, no será posible crecer ni generar más dinero.

Así que no tendrán otra opción más que ser muy creativos y ver la forma en la que puedan atraer y conservar a los mejores talentos, pues, si se quiere llegar lejos, se debe contar con un buen equipo. Lo que les pasa a las personas que creen que pueden hacerlo todo, es que se quedan chiquitos, debido a que se enfocan solo en resolver asuntos del día y no en cimentar y planear para el futuro. Si no se cuenta con un equipo sólido, será muy complicado crecer y escalar el negocio a un segundo o tercer nivel.

Encontrar un equipo en cual apoyarse es crucial para cualquier emprendedor, así como aprender a delegar para evitar cuellos de botellas en el trabajo. Una vez que contrates al equipo correcto, ese que sabes que hará crecer tu negocio, el siguiente paso que deberás de dar es enfocarte en ser un gran líder. Los mejores líderes son excelentes delegando. Saben hacer funcionar las cosas porque las encomiendan a las personas correctas y no se desgastan en ejecutar todo.

Ser líder no es tarea sencilla, nada, pero si un barco no cuenta con un gran capitán, tarde o temprano terminará por estrellarse, pues se navega a ojos cerrados, sin que nadie pueda ver el escenario completo. Lo que hace un verdadero líder es decir cómo se hacen las cosas y luego cerrar sus ojos y oídos en espera de los resultados deseados. En caso de que su equipo no pueda alcanzar, el líder revisará los procesos y hará los cambios pertinentes, pero no se pondrá a ejecutar cada una de las funciones, porque esto puede resultar sumamente desgastante.

Al tener este equipo, el emprendedor exitoso también debe de concentrarse en mantenerse motivado y saludable. Lo anterior implica aprender a confiar en el equipo y tomar el tiempo que sea necesario para descansar y recargar pilas, pues ser líder es tarea pesada pero sumamente satisfactoria.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

Guía para empezar un negocio

Cómo iniciar tu propio negocio. Iniciar un negocio puede ser un reto,…

Lee mas

11 mitos de la facturación electrónica que debes abandonar

¿Te han dicho que necesitas contratar a un contador para poder realizar…

Lee mas

Factura instantánea con tarjeta: ¿qué es? ¿cuándo comienza?

A partir del primer cuatrimestre del 2020, el Servicio de Administración Tributaria…

Lee mas