2020-07-20 16:22:11 Comienza tu Negocio English En este artículo daremos un recorrido por las PyMEs hoteleras mexicanas, para ver cuál es su panorama actual, tras la pandemia de... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2020/07/valeriia-bugaiova-_pPHgeHz1uk-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/comienza-tu-negocio/panorama-de-las-pymes-hoteleras/ Conoce el panorama de las PyMEs hoteleras en México | QuickBooks

Panorama de las PyMEs hoteleras

8 Minutos para leer

Los pronósticos que la Organización Mundial del Turismo (OMT) proyectaba para el 2020 eran favorables: en la recta final de 2019 se había registrado un crecimiento económico del turismo mundial del 4 por ciento. Sin embargo, en marzo de 2020, nos encontramos de manera abrupta ante la incertidumbre que la pandemia de COVID-19 extendía por el mundo, junto con la suspensión casi total de los servicios turísticos, y con ella, la afectación a todas sus operaciones, especialmente para aquellos micro y pequeños negocios locales.

En México, la actividad turística representa el 8.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), y provee de empleo a cerca de 4.1 millones de personas. Según los resultados de la Encuesta Telefónica Sobre la Confianza del Consumidor que realizó el INEGI, 8 de cada 10 mexicanos niegan la intención de viajar en un corto plazo por la crisis derivada del COVID-19. Además, esta población contempla, por lo menos, un año para viajar, lo que se traduce en que se podrían proyectar con mayor certeza sus viajes hasta mediados de 2021.

Braulio Arsuaga Losada, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) puntualiza que la industria turística en México está principalmente conformada por alrededor de 450 mil PyMEs, que proporcionan casi 50 mil millones de dólares dentro de sus cadenas de valor. Estas pequeñas y medianas empresas (PyMES) hoteleras son, sin duda, las más afectadas, pues de los 22 mil hoteles en México, solo un 30 por ciento pertenece a grandes cadenas hoteleras o resorts.

De acuerdo a los datos de Expansión, en el país existen 22 mil 560 establecimientos de alojamiento que, en conjunto, suman alrededor de 808 mil 000 cuartos de hotel, los cuales generan 28.7 por ciento del PIB del sector turístico, y el 9 por ciento de los empleos. Esto se traduce en una derrama económica de 173 mil 509 millones de dólares.

Algunas medidas por integrar

Aunque es innegable que las empresas de todo el mundo se enfrentarán a una realidad donde, al margen del capital operativo, deberá predominar la objetividad y la creatividad para sortear todos los retos que vienen. Sin embargo, son las PyMEs hoteleras las que tendrán que ser aun más resilientes y estratégicas. Además, deberán integrar medidas como las que propone el CNET, entre ellas:

  • Estímulos fiscales que faciliten la liquidez a las empresas más necesitadas para rescatar su fuerza laboral.
  • Prórrogas en pagos de impuestos y diferimiento.
  • Y cuotas patronales.

Para que estas medidas sean posibles, el CNET reiteró la importancia de la intervención del gobierno y las autoridades para el rescate económico de la industria turística, pues podríamos enfrentarnos a una caída del 46 por ciento de su PIB. No obstante, el gobierno mexicano ha abocado su estrategia en el sector salud, con el fin de prevenir más contagios y muertes.

Acciones concretas y prioridades

Losada compartió la comparativa de cómo algunos gobiernos en otras partes del mundo están implementando acciones concretas. Ejemplos de éstas son la condonación de impuestos durante 1 año, garantizar los ingresos de los trabajadores, así como el acceso a financiamientos diversos. Por ejemplo, Alemania ha destinado el 32 por ciento de su PIB; Perú, un 12 por ciento; Italia y Estados Unidos, un 12 por ciento; mientras que, en México, solo se ha contemplado un 0.3 por ciento.

Esto se debe a que, en aquellos países desarrollados, se cuenta con infraestructura hospitalaria que les ha permitido distribuir sus esfuerzos en otras áreas, como la económica. En el caso de México, el Gobierno ha dado prioridad a la atención médica y al apoyo a personas más vulnerables, a través de programas sociales. Esto, aunado a que no ha suspendido la recaudación fiscal ha provocado duras críticas por parte del sector empresarial.

Es importante poner en contexto que, para que las empresas funcionen, se requiere de capital humano. Por esas razones, la estrategia del Gobierno se ha abocado en reducir el número de contagios y muertes ocasionadas por el nuevo coronavirus.

No obstante, también se han lanzado estrategias y programas para reactivar las operaciones de los negocios que dependen de la actividad turística. Veamos, por ahora, 3 fases de rescate para las PyMEs hoteleras.

Fases de rescate para las PyMEs hoteleras

1.- Por un lado, apoyos gubernamentales o privados que permitan la operatividad de las empresas y la conservación de sus trabajadores, garantizando sus ingresos en el caso de las PyMEs que más lo requieran y que no cuenten con la liquidez necesaria o que hayan visto mermada su capacidad económica durante el confinamiento.

2.- Por otro lado, una reestructuración de las PyMEs en la búsqueda de optimización de procesos y recursos, de la mano con los requisitos que el Gobierno pide para la operación de sus empresas, acorde a la “nueva normalidad”. Es decir, con todas las medidas sanitarias correspondientes y una estrategia integral que inspire confianza a los clientes para que se sientan cómodos durante sus estancias; flexibilización en sus políticas de reservaciones, promociones por compras anticipadas para incentivar las estancias a mediano o largo plazo; y dirigir sus objetivos a consumidores locales.

3.- Por último, hay que decir que la recuperación a un corto plazo de las PyMEs hoteleras sólo puede vislumbrarse con la esperanza del turismo local, y este es el primer paso del largo camino que nos espera.

Para cumplir con dichas fases, será importante apoyarse de las tecnologías que permitan llevar a cabo las medidas sanitarias de una manera fluida y amigable, a la que los huéspedes se puedan acostumbrar sin mayor complicación. Además, se debe garantizar el acceso oportuno a información, es decir, implementar medidas de transparencia en torno a las acciones en caminadas en la seguridad de la salud, tanto de los turistas, como de las empresas.

Entre estas medidas se contemplan protocolos de entrada y salida que impiden la alta concentración de personas de manera simultánea y la agilización de procesos, la adecuada capacitación del personal, garantizando la higiene y la seguridad (tanto del personal como de los huéspedes); señalización y distanciamiento social en espacios áreas comunes, restaurantes y bares de los hoteles, un sólido presupuesto destinado a la limpieza e insumos necesarios, como cubrebocas, caretas, guantes, gel antibacterial y materiales de limpieza, entre muchas otras.

Apoyos con créditos y financiamiento a las PyMEs hoteleras

Ahora bien, el pasado 23 de julio, fue lanzado el “Programa de impulso al sector hotelero” por la Secretaría de Turismo (SECTUR), en conjunto con la Asociación de Bancos de México (ABM), Bancomext y Nacional Financiera (NAFIN). Este programa acumula 11 mil 400 millones de pesos en créditos. Dicha iniciativa busca dar un impulso económico en el contexto de la pandemia a las PyMEs hoteleras, además de otros negocios que dependen del turismo, por ejemplo, las agencias de viajes y transportadoras terrestres.

Lo anterior se pretende realizar por medio de créditos, desde 200 mil, hasta 30 millones de pesos. Dicho financiamiento se podrían comenzar a pagar en 6 meses después de su entrega, en pagos de hasta 60 meses (5 años) y a una tasa de interés de hasta 13.5 por ciento.

El Secretario de Turismo, Miguel Torruco, explica que México es el séptimo país a nivel mundial que cuenta con infraestructura hotelera: “De los 258 millones de turistas nacionales que viajaron en 2019, 102 millones se alojaron en (un) hotel. La hotelería es fundamental para la atracción del turismo, es el segundo hogar de los visitantes a nuestro país”.

El “Programa de impulso al sector hotelero” estará vigente hasta el 31 de diciembre de este 2020, y ofrecerá créditos que se ajustarán a las condiciones y requerimientos de cada PyME hotelera o negocio turístico que solicite el financiamiento. El programa es gestionado por Bancomext y NAFIN, y es fondeado por las instituciones bancarias que agrupan la ABM. Entre los bancos participantes están Afirme BanBajio, Banregio, Banorte, BBVA, Citibanamex, HSBC, Santander, Scotiabank y Ve por Más.

Sin embargo, del otro lado de la moneda, se encuentran los empresarios de estos negocios turísticos, quienes consideran poco accesible el plan de financiamiento que propone la SECTUR, en conjunto con la banca privada. En un contexto de incertidumbre, con respecto a qué más pasará con la pandemia, qué otros ajustes deparan la “nueva normalidad”, las tasas de interés de estos créditos parecen ser poco competitivas, además de que las garantías que piden los bancos a los hoteleros lo hacen inviable.

De acuerdo al diario El Economista, el presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), Juan José Fernández, reconoció al titular de la SECTUR el esfuerzo que han hecho las instituciones y la banca privada para ofrecer a las PyMEs hoteleras, y otros negocios que dependen del turismo, pero aseveró que “resultan de difícil acceso”. El panorama de las PyMEs hoteleras no es muy alentador para adquirir una deuda en estos momentos.

Estrategia, resiliencia y apoyo solidario

Entonces, las PyMEs hoteleras deberán encontrar las estrategias operativas que les permitan la supervivencia, además de prepararse para una larga batalla y una desacelerada recuperación. También deberán buscar alianzas y esfuerzos conjuntos, así como puentes de apoyo privado con empresas de mayor capacidad.

En suma, a las PyMEs hoteleras les espera un arduo trabajo en equipo, pero, sin duda, valdrá cada esfuerzo compartido para la recuperación del mercado, ya que el turismo es uno de los motores primordiales de la economía global, y qué mejor manera que empezar en casa, redimensionando el potencial y el valor del turismo local. La adaptación a la “nueva normalidad” no se vivirá anhelando la vida del pasado, sino afrontando el presente, conscientes de que la pandemia no frena las ganas de seguir conociendo y disfrutando de la belleza de nuestro país.

¡Te invitamos a seguir al tanto de nuestros próximos artículos en nuestro Centro de recursos QuickBooks!

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

¿Qué información debe tener un reporte de gestión?

En términos empresariales, gestionar significa llevar la organización de un proyecto de…

Lee mas

Cómo crear un presupuesto que funcione para tu PyME

Los presupuestos son las hojas de ruta para el futuro de tu…

Lee mas

Casos de emprendedores exitosos en México

El emprendimiento en México no debe de frenar pese a la actual…

Lee mas