2020-04-27 12:56:44 Controla tu negocio English ⚖️⚖️Si no sabes cómo calcular la rentabilidad de tu pyme, aquí podrás aprender con ejemplos de qué manera obtener tu punto de... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2020/04/rsz_andrew-neel-qlqnalpe0ra-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/controla-tu-negocio/calcular-la-rentabilidad-mediante-el-analisis-del-punto-de-equilibrio/ Calcula tu rentabilidad mediante el análisis del punto de equilibrio

Calcula tu rentabilidad mediante el análisis del punto de equilibrio

10 Minutos para leer

Como emprendedor, garantizar que tu negocio sea rentable es clave tanto para la sustentabilidad como para el crecimiento. Pero para determinar qué significa la rentabilidad para tu empresa, necesitas objetivos claramente definidos y un análisis exhaustivo que proporcione objetivos a los que apuntar. Esto te ayudará a que tus ventas superen los costos de administración de tu negocio.

Aquí es donde entra el análisis de equilibrio. Ya sea que estés en el proceso de escribir tu plan de negocios o que este ya esté en funcionamiento, un análisis de equilibrio es una gran herramienta que te guiará cuando establezcas el precio de venta de tus productos. Con este cálculo, puedes determinar el punto en el que tus costos fijos y variables se vuelven iguales a tus ingresos totales. Esto te permite saber la cantidad de unidades que necesitas vender antes de que tu negocio esté en equilibrio.

Determina tus variables

Pero ¿cómo calculas cuándo alcanzarás el punto de equilibrio? Bueno, hay seis conceptos claves que debes comprender antes de poder determinar si tu negocio realmente está generando ganancias.

Veamos el caso de Lilian’s Designer Bag Boutique como guía para determinar qué variables entran en un análisis de equilibrio y cómo realizar nuestros cálculos.

1. Costos fijos

Estos son gastos comerciales que permanecen iguales todos los meses, sin importar cuántos productos o servicios vendas. Entre tus costos fijos, incluirás gastos como renta, impuestos a la propiedad, nóminas, seguros y servicios públicos. Estos costos se mantienen igual o varían ligeramente, ya sea que tu negocio prospere o experimente un período de sequía.

Imagina que Lilian acaba de abrir su negocio de venta de bolsos de diseño. Paga $1,000 cada mes para alquilar el espacio comercial de su tienda y aproximadamente $200 en servicios públicos. Contrató a otro vendedor a tiempo parcial para ayudarla a administrar la tienda, al cual le paga $800 mensuales. En total, sus costos fijos llegan a $2,000 cada mes.

2. Costos variables

Estos costos aumentan o disminuyen, y dependen directamente del nivel de producción o del número de unidades que fabricas cada mes. Algunos ejemplos de costos variables serían:

  • Materias primas
  • Costos laborales directos
  • Gastos de envío del producto
  • Comisiones de ventas

Si aumenta la demanda de tu producto, deberás fabricar más unidades. Si bien la venta de más artículos es excelente para tu negocio, también significa que tu costo de bienes aumentará. Después de todo, necesitarás comprar más materia prima y potencialmente pagar más al fabricante en costos de mano de obra directa si externalizas la producción. Esto significaría costos proporcionalmente más altos a medida que aumenta tu volumen de producción.

Alternativamente, digamos que el precio de la gasolina sube. Incluso un pequeño aumento en el costo por galón podría afectar tus costos de envío y causar un aumento en tus gastos variables.

En la tienda de Lilian, de enero a marzo, cada bolso de diseñador cuesta $25 en materia prima, $30 en costos de mano de obra directa y otros $15 en costos de envío. Los costos variables totales de Lilian por unidad para el primer trimestre del año son de $70.

3. Precio por unidad

Esta parte de la ecuación probablemente parece sencilla. Sin embargo, cuando se trata de tu propia empresa, las cosas se ponen difíciles. El precio de cada producto individual es crítico para la rentabilidad de tu negocio. Después de todo, en última instancia, es la única variable en tu cálculo de equilibrio que puedes controlar.

Al fijar el precio de tu producto o servicio, deberás tener en cuenta algunas cosas para asegurarte de alcanzar el equilibrio adecuado. Si estableces el precio de venta unitario demasiado alto, la gente probablemente no lo comprará, pero si lo pones muy bajo, es posible que no puedas cubrir tus costos fijos y variables. Para ayudarte a determinar tu precio, considera estas preguntas:

  • ¿Cuánto cobra la competencia por el mismo producto?
  • ¿Deseas estar en el extremo bajo, medio o alto del rango de precios?
  • ¿Cuál es el costo total de la unidad y cuántos beneficios deseas obtener por encima de eso?

En el caso de la boutique de Lilian, ella decide establecer un precio de venta de $100 para cada bolso porque quiere diferenciar su producto de las opciones más convencionales en las cadenas nacionales, pero aún quiere permanecer accesible para los consumidores en su área.

4. Ingresos

Probablemente ya estés familiarizado con esto. Tus ingresos son la cantidad de dinero que ganas mediante la venta de tu producto o servicio durante un período específico. Se calcula multiplicando la cantidad de unidades vendidas por el costo por unidad. En el caso de Lilian, vendió con éxito 500 bolsos de diseño, lo que elevó sus ingresos mensuales por ventas totales a $50,000.

5. Margen de contribución

El margen de contribución es importante para tu negocio porque te permite saber cuánto contribuye cada unidad que vendes a tus ingresos totales. Esto se calcula restando los gastos variables de tus ingresos totales por ventas. La fórmula del margen de contribución se ve así:

Margen de contribución unitaria = precio de venta unitario – costos variables

Por ejemplo, los bolsos de diseñador de Lilian se venden por $100 pero le cuestan $70 en gastos variables. Cada bolso tiene un margen de contribución positivo de $30. Por otro lado, si tus gastos variables aumentan a $105 pero el precio de tus bolsos se mantiene igual, ese artículo tendría un margen de contribución negativo, ya que en realidad te está costando $5 para producir y para vender.

Como buena regla general, cuanto mayor sea el margen de contribución de un producto, mejor, ya que tiene un impacto positivo más amplio en el crecimiento general de los ingresos de tu empresa. Ese monto en dólares indica las ganancias totales que quedan de la venta de un determinado producto, que cubrirá gastos fijos y, a su vez, se convertirá en una ganancia.

6. Proporción de margen de contribución

Este es otro concepto que probablemente no te enseñaron en la escuela, pero no es demasiado complicado. El índice de margen de contribución es el expresado en términos de un porcentaje del precio unitario.

En otras palabras, el margen de contribución te indica la cantidad específica en dólares que cada unidad contribuye a tu beneficio, mientras que la proporción de ese margen te indica la cantidad porcentual que ese producto aporta a tu beneficio general. Para calcular la proporción del margen de contribución, puedes usar la siguiente fórmula:

Proporción de margen de contribución = margen de contribución por unidad ÷ precio por unidad

Volviendo a Lilian, sabemos que vende cada bolso de diseño por $100 y que su costo variable por unidad es de $70. Como vimos anteriormente, el margen de contribución es el precio de la unidad, menos los costos variables. En otras palabras, el margen de Lilian es $100 – $70 = $30. Es decir, $30 se destinarán a tus costos fijos.

Para calcular tu relación de margen de contribución, usaríamos ese margen por bolso y lo dividiríamos por el precio, que sería $30 ÷ $100 = 30%.

Como resultado, Lilian sabe que por cada dólar de ingreso que genera un bolso de diseñador, 30 centavos o 30 % es el margen de contribución. Luego, puede decidir usar esta proporción para pagar costos fijos o para generar una ganancia.

Una revisión rápida de las entradas

¡Uf! Acabamos de hacer bastantes cuentas matemáticas. Y con tantos números flotando, siempre es útil revisar nuestras entradas antes de llegar al cálculo del punto de equilibrio final. Ahora sabemos que hay seis variables diferentes que usaremos para calcular un análisis de equilibrio:

  • Costes fijos
  • Costos variables
  • Precio por unidad
  • Ingresos
  • Margen de contribución
  • Proporción de margen de contribución

Volviendo a Lilian como ejemplo, tomemos un momento para revisar cómo determinamos el número de cada una de estas entradas para que puedas sentirte seguro cuando llegues al paso final: el análisis de equilibrio real.

Determinando tu punto de equilibrio

Ahora que sabes qué variables necesitas para tus entradas de análisis de equilibrio, es hora de calcular realmente el punto en el que tu empresa estará en negro.

Hay dos maneras de hacer esto. Puedes determinar tu punto de equilibrio calculando la cantidad de unidades que necesitarás vender para cubrir tus costos fijos y variables, o puedes calcular el monto en dólares de los ingresos que deberás generar para cubrir los gastos. A continuación, veremos un ejemplo de cada uno.

Calcula cuántas unidades necesitas vender para alcanzar el punto de equilibrio

Primero, veamos cómo calcular tu punto de equilibrio en términos de cuántas unidades necesitarás vender. Para realizar este cálculo, tu ecuación se verá así:

Punto de equilibrio en unidades = costos fijos ÷ margen de contribución por unidad

El resultado te indicará el número exacto de unidades que necesitarás vender para que tu empresa pueda mantenerse. Usando la fórmula anterior, volvamos una vez más a Lilian.

El punto de equilibrio de Lilian en unidades = $2,000 ÷ ($30)

Al conectar las variables de Lilian en la fórmula anterior, dividiendo $2,000 de costos fijos por un margen de contribución de $30 por unidad, nos damos cuenta de que debe vender aproximadamente 67 bolsos cada mes para alcanzar el punto de equilibrio. Cualquier unidad que venda por encima de este número, se suma a su margen de beneficio.

Calcula la cantidad de ingresos por ventas que necesitas generar para alcanzar el punto de equilibrio

Si bien el ejemplo anterior nos dice cuántos bolsos necesita vender Lilian para alcanzar el punto de equilibrio, también podrías elegir calcular tu punto de equilibrio en términos de ingresos por ventas. Sin embargo, la ecuación cambiaría ligeramente. En este caso, tu cálculo se vería así:

Punto de equilibrio en ingresos por ventas = costos fijos ÷ índice de margen de contribución

Nuevamente, cuando conectamos los números para el negocio de Lilian, se nos ocurre la siguiente ecuación:

El punto de equilibrio de Lilian en ingresos por ventas = $2,000 ÷ 30 %

Descubrimos que, en dólares, Lilian necesitaría vender unos $670,000 en ingresos para alcanzar el punto de equilibrio cada mes.

Ajusta los precios para cambiar tus resultados

Ahora es donde se pone divertido. Supongamos que la dueña de nuestra tienda de bolsos quisiera vender menos bolsos por mes para cubrir antes sus gastos mensuales. Podría decidir aumentar su precio por unidad y vender los bolsos por $150 cada uno, lo que resultaría en un punto de equilibrio, incluso si solo vendiera 25 por mes.

O imagina lo contrario. El propietario quiere su bolso en el brazo de todas las mujeres de la calle, por lo que decide reducir su precio para aumentar su volumen de ventas, lo que hace que su producto sea más accesible y visible para más personas. Si bajara el precio a $90, se recuperaría incluso después de vender 100 bolsos.

Otra forma de jugar con los números es ver cómo los costos cambian nuestro punto de equilibrio. Si la propietaria de nuestra tienda de bolsos de diseñador quisiera alcanzar el punto de equilibrio vendiendo incluso menos bolsos por mes, podría considerar reducir sus costos. Si encuentra otro proveedor o compañía naviera, y reduce sus gastos por unidad, podría disminuir sus gastos y llegar al punto de equilibrio antes.

Establece tus precios para un futuro rentable

La fórmula de equilibrio no se basa en proyecciones o suposiciones para determinar cuántos artículos necesitarás vender o cuántos ingresos necesitarás generar cada mes para mantener tu negocio a flote. En cambio, utiliza datos sólidos para respuestas reales sobre la rentabilidad futura de tu negocio. Por lo tanto, debe ser parte de cualquier análisis financiero integral si deseas que tu negocio no solo crezca, sino que prospere.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

Qué es la rentabilidad y cómo calcularla

La rentabilidad se puede calcular en una empresa de manera general, en…

Lee mas

Cómo se calcula la PTU y quiénes la presentan

Sabemos que, en los meses de mayo y junio, las empresas deben…

Lee mas

Cómo obtener la rentabilidad absoluta y relativa

¿Estás pensando diversificar tus ingresos, inyectar capital en acciones de una empresa,…

Lee mas