2021-05-29 01:57:10 Controla tu negocio English Conoce qué es el impuesto sobre las plataformas digitales de 2021 y su impacto sobre la inversión extranjera en México. Ingresa a... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2021/05/paul-felberbauer-idNOBU5k_80-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/controla-tu-negocio/que-es-el-impuesto-digital-2021/ Impuesto a plataformas digitales | QuickBooks México

¿Qué es el impuesto digital 2021?

13 Minutos para leer

2021 nos ha traído novedades en torno al cumplimiento de nuestras obligaciones ante el fisco, y una de ellas consiste en el pago de los impuestos digitales. Pero, ¿en qué consiste y cuáles son los pormenores de esta modalidad reciente de pago de impuestos? Acompáñanos para más detalles a través del siguiente temario.

Índice de contenidos:

  1. ¿Cómo surge el impuesto a plataformas tecnológicas en México?
  2. ¿Qué es el impuesto digital?
  3. ¿Para qué sirve el impuesto digital?
  4. Incentivación de inversión extranjera en México
  5. ¿Quiénes pagan el impuesto digital?
  6. ¿Cómo se aplica el IVA y el ISR a plataformas digitales?
  7. Tasas de retención de ISR para vendedores de comercio electrónico
  8. ¡Utiliza QuickBooks para la gestión de proyectos!

A partir de enero de 2020, en México, muchos de los productos y servicios digitales comenzaron a grabar el 16% del Impuesto al Valor Agregado (IVA); en el caso de las empresas que ofrecen servicios de intermediación, están obligadas a retener tanto el Impuesto sobre la Renta (ISR) como el IVA a las personas físicas que enajenen bienes o presten servicios. Desde entonces los contribuyentes debemos tributar el llamado impuesto digital

Pero, ¿cómo se tributan estos impuestos?, ¿quiénes están obligados a tributar por operaciones en línea?, ¿cómo se aplica el IVA y el ISR en compras o pago por servicios de internet?, ¿se puede deducir este impuesto? Si todavía no estás seguro de por qué debemos pagar impuestos digitales en México y cómo se aplica este gravamen, en QuickBooks te explicamos todo lo que debes saber al respecto.

Es importante que consideres obtener tus facturas electrónicas y notas de pago si realizas compras en línea a través de plataformas como Mercado Libre, Amazon, Spotify, Google Play Store, Apps Store, Uber, Netflix, entre muchas otras, para declarar tus gastos y obtener control de los mismos. Conoce cómo conseguir factura de estas plataformas aquí. Y si quieres lanzar una tienda online o emprender tu estrategia de comercio electrónico, toma en cuenta estas obligaciones fiscales.

¿Cómo surge el impuesto a plataformas tecnológicas en México?

A finales de 2019 el gobierno mexicano decidió integrar al paquete fiscal de 2020 normas y reglas para asegurar que las empresas de tecnología, con operaciones en el país, reporten el 16% de IVA por cada transacción que hagan con clientes y otro porcentaje de cada operación correspondiente al ISR. Todo lo anterior, con el objetivo principal de regular la práctica del comercio electrónico, pues se trata de ingresos que no percibía el fisco al no tener actualizadas las leyes.

De esta manera, las empresas tecnológicas, tanto nacionales como extranjeras, estuvieron sujetas a operar con las nuevas normas a partir del 1 de junio de 2020. Las reglas para el impuesto digital fueron dictadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP); primero, se aprobaron en la Cámara de Diputados y, después, en la Cámara de Senadores.

Al comienzo de la pandemia, varias empresas se vieron obligadas a converger de forma digital, ya que muchas tuvieron que cerrar o suspender la actividad de sus tiendas físicas, por lo que las plataformas en línea pudieron continuar operando.

Esto ha traído un crecimiento acelerado en las operaciones en línea, y con ello, ha aumentado la recaudación fiscal en México.

¿Qué es el impuesto digital?

Recordemos que el IVA es básicamente una tasa que se grava por el consumo de productos y por el uso de servicios que puede ser aplicado de manera indirecta. Es decir, los consumidores pagamos este impuesto a las empresas, que a su vez lo reportan a las autoridades fiscales.

De esta manera, quienes comercializan productos y servicios consideran este impuesto en los montos de producción, y luego lo trasladan al usuario final. Así es como las plataformas digitales están obligadas a reportar los impuestos derivados de sus operaciones.

En caso de que las empresas no cumplan, podrán ver bloqueados temporalmente los accesos de su servicio en línea, mediante los concesionarios de telecomunicaciones. Hasta que la empresa cumpla con las obligaciones omitidas, la desconexión impedirá que los usuarios accedan a sus plataformas en línea.

En otras palabras, la estrategia de recaudación del Servicio de Administración Tributaria (SAT) consiste en que las plataformas operen como retenedoras del IVA e ISR; el fisco las usa para recolectar impuestos, y aquellas que no lo hagan, son desconectadas.

En este escenario, existen empresas que optan por absorber la totalidad o parte del impuesto digital del 16%, en lugar de trasladarlo al consumidor, pero esto obedece más a la estrategia de negocio de cada compañía.

¿Para qué sirve el impuesto digital?

El objetivo de estas reglas es que todos los sectores económicos contribuyan con sus impuestos, pues se estiman utilidades de más de 150 mil millones de pesos por transacciones en línea.

Recordemos que los impuestos son contribuciones que deben realizar, tanto personas, como organizaciones. Esto, con el fin de que el estado tenga recursos suficientes para ofrecer bienes y servicios públicos necesarios. Así, el dinero recaudado se destina a salud, educación, seguridad y justicia, obras públicas y programas sociales. Además, los impuestos se usan para impulsar sectores económicos fundamentales para el desarrollo del país.

Por el contrario, no pagar impuestos limita a que el gobierno opere con recursos insuficientes para cubrir las necesidades sociales, por lo que es importante que todos los actores económicos contribuyan.

De hecho, tras la puesta en marcha de estos cambios en la ley, donde se incluyen el impuesto digital, la recaudación fiscal en México registró un incremento de 642% en 2020, al sumar 6,311.4 millones de pesos, provenientes de plataformas digitales y de las personas que operan servicios a través de éstas.

Los ingresos recaudados por personas morales que pertenecen al régimen de residentes en el extranjero sin establecimiento permanente en México, pasaron de 595.1 millones de pesos, en 2019, a 6,040.8 millones durante el 2020. Es decir, hubo un crecimiento de 915% en la recaudación fiscal en tan solo un año. Cabe decir que en este régimen se registraron diversas empresas tecnológicas con el objetivo de seguir operando y no ser desconectadas.

Por otro lado, hasta febrero de 2021, en el listado de servicios digitales inscritos en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) del SAT se contabilizaban 86 prestadores con residencia en el extranjero. Entre las empresas que aparecen están Amazon, Adobe, Apple, Bold, Coursera, Claro Video, Didi, Expedia, Ebay, Facebook, Google, HBO, Huawei, LinkedIn, Microsoft, Nintendo, Roku, Spotify, Samsung, Zoom, entre otras.

Por último, los impuestos provenientes de las actividades de personas que se autoemplean como choferes, repartidores de comida, y que rentan propiedades como alojamientos mediante plataformas digitales, aumentaron un 2.8% durante 2020, logrando 270.6 millones de pesos. Esto representó un incremento de 16.1 millones, respecto a 2019, período en el que se contabilizaron 254.5 millones de pesos.

Incentivación de inversión extranjera en México

Tras estos cambios de control fiscal, en México se han comenzado a regularizar varias plataformas que se dedican a la comercialización de servicios o a la venta de algún bien, como Airbnb, Uber, Mercado Libre, entre otras, pues ahora el gobierno puede captar recursos que no podía, al no tener una normativa actualizada y que contemplara estas transacciones digitales.

Además, la regulación hace distinciones sobre las empresas con domicilio fiscal en el país y las que son solo representadas; cuando se trata de empresas registradas en México, el monto del impuesto que se retiene de IVA es del 8%, pero si es extranjera, se incrementa al 16%.

Aunado a los montos en impuestos, las empresas sin establecimiento en el país presentan más problemas para reportar su contabilidad ante las autoridades, por lo que sus operaciones pueden ser suspendidas.

Este escenario puede impulsar a varias empresas a que decidan invertir en México, ya que obtendrían beneficios fiscales al estar constituidas en el país y, al mismo tiempo, las personas que ofrecen servicios a través de éstas decidirán operar bajo las que retengan menos impuestos, es decir, las que sean más rentables para su negocio.

Un ejemplo de las empresas que consideraron viable instalarse en México fue Netflix. El 10 de marzo de 2021, Hacienda dio a conocer que la plataforma de contenido vía streaming optó por instalarse en el país, un hecho que involucra a la empresa a pagar impuestos y cumplir con sus obligaciones fiscales.

Es muy probable que en el mediano y largo plazo otras plataformas decidan seguir los pasos de Netflix.

¿Quieres hacer crecer tu negocio?

Descubre cómo QuickBooks te puede ayudar a lograrlo.

¿Quiénes pagan impuestos digitales?

Como te habrás dado cuenta, las plataformas no son quienes pagan los impuestos; son las personas físicas con actividad en medios digitales las que están sujetas al pago de estas contribuciones, siempre y cuando realicen los siguientes ejercicios:

  • Descarga de archivos y acceso a contenido multimedia
  • Intermediación entre terceros
  • Clubes y aplicaciones de citas
  • Enseñanza a distancia

Estas transacciones se hacen en medios digitales que se dividen en plataformas directas y plataformas de intermediación.

Las plataformas directas, en donde una persona ofrece un servicio y otra lo recibe, retienen el IVA a los usuarios y están obligadas a hacer su declaración al SAT. Por ejemplo, y una vez más: Amazon y Mercado Libre.

Mientras tanto, las plataformas de intermediación retienen el 50% del IVA al vendedor y lo reportan al SAT; si el vendedor no proporciona su RFC, la empresa en cuestión retiene el 100% del IVA. Estas plataformas fungen como terceros que ponen en contacto a una persona que ofrece bienes a otra persona que quiere comprarlos, por ejemplo, Airbnb.

Recordemos que, de acuerdo a la Ley de Impuesto al Valor Agregado en su artículo 18-D y 18-J, estas son las obligaciones para plataformas digitales y personas físicas:

  1. Inscribirse al RFC y tramitar la e.firma.
  2. Mencionar y cobrar IVA junto al precio de los servicios.
  3. Reportar cada 3 meses el número de operaciones realizadas por tipo de servicio y precio al SAT.
  4. Reportar mensualmente información personal sobre los prestadores de servicios.
  5. Enviar a los receptores un comprobante de pago con el IVA desglosado.
  6. Tener un representante legal y un domicilio para que el SAT lo notifique.

Las plataformas digitales con intermediario que no están establecidas en México pero tienen operaciones en el país, deben hacer lo siguiente:

  1. Publicar en su sitio web el IVA que corresponde a sus servicios.
  2. Proporcionar el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) con el IVA retenido a los clientes o enviar notas con el detalle de compra.

En caso de que los residentes en el extranjero que presten servicios de plataformas digitales incumplan con las retenciones de impuestos, se aplicarán las sanciones previstas en el artículo 113-D de la Ley del ISR y en el artículo 18-H BIS de la Ley del Impuesto al Valor Agregado.

Es decir, se aplicará el bloqueo temporal del acceso al servicio en línea a las personas morales, entidades o figuras jurídicas extranjeras que incumplan las obligaciones de retener y enterar el impuesto durante t3 meses consecutivos. En su caso, aplicará el desbloqueo.

Cabe mencionar que la sanción es independiente a la que corresponde a lo dispuesto en el Código Fiscal de la Federación (CFF).

¿Cómo se aplica el IVA y el ISR a plataformas digitales?

Como hemos mencionado en este artículo, el IVA se aplica bajo el esquema nacional con el 16% en todas las transacciones de compra en línea. Pero el caso del ISR es distinto, pues es un gravamen sobre ganancias, no sobre transacción, como ocurre con el IVA.

La reforma al artículo 113-A de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, respecto a las tasas de retención, señala que la retención del ISR deberá ser sobre el total de los ingresos que perciban las personas físicas, únicamente de estas operaciones y sin incluir el IVA. No obstante, esta retención tendrá el carácter de pago provisional, por lo que se deben presentar actualizaciones en la contabilidad para ajustar la devolución de impuestos. Conoce aquí las ventajas de tener un sistema de facturación y control administrativo como QuickBooks, con el que lograrás una correcta gestión de proyectos y finanzas. QuickBooks Online permite el acceso seguro a ti y a múltiples usuarios de tu empresa o proyecto, para que el trabajo administrativo sea mucho más colaborativo.

Así es como se aplicarán las siguientes tasas de retención de los impuestos digitales:

  • Para los servicios de transporte terrestre de pasajeros y de entrega de bienes, la retención se hará por el 2.1%.
  • Para los servicios de hospedaje, la retención equivaldrá al 4%.
  • Para la enajenación de bienes y prestación de servicios, la retención se hará por el 1%.

Ahora bien, como todas las plataformas tecnológicas tienen que cobrar el IVA, ese monto de impuestos digitales se vuelve sujeto a ser deducible de impuestos, siempre y cuando cumpla con las condiciones detalladas.

Recuerda que el IVA de productos o servicios, que se relacionan con la actividad económica de un consumidor, puede deducirse. Es decir, el profesional puede recuperar los montos del IVA que deriven de una compra, toda vez la adquisición esté relacionada con actividad laboral.

¡Utiliza QuickBooks para la gestión de proyectos!

Ahora que tienes en claro qué son los impuestos digitales y a quiénes les corresponde pagarlos, es momento de tomar control de tus obligaciones fiscales, y qué mejor forma de hacerlo que en un sistema que se adapta a tus necesidades y que está equipado para que lo utilicen múltiples usuarios de forma simultánea, además de ti o de tu contador.

Con QuickBooks puedes lograr una óptima gestión de proyectos, por lo que, si eres trabajador independiente, esta herramienta te facilitará el manejo de tus finanzas y la actualización del pago de impuestos.

¡Con QuickBooks Online no estás solo! Este es un sistema de contabilidad y administración en la nube, con el que pueden acceder múltiples usuarios y trabajar de modo colaborativo. Si alguna vez te ha parecido que la carga contable es demasiada para ti solo, no te preocupes: QuickBooks es casi tu asistente personal y te permite ahorrar tiempo y esfuerzo gracias a sus funciones automatizadas. ¡Conoce más de sus beneficios!

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

Conoce los impuestos locales y cómo agregarlos a las facturas SAT

Los congresos locales de cada entidad federativa dictaminan los impuestos locales. Este…

Lee mas

¿Cómo presentar la declaración de impuesto sobre la renta ISR 2021?

Si todavía no estás al tanto de las fechas correspondientes o incluso…

Lee mas

Aspectos clave de la Ley del Impuesto al Valor Agregado 2021

La Ley del Impuesto al Valor Agregado ha sufrido diversas modificaciones desde…

Lee mas