2021-08-09 06:52:47 Controla tu negocio English Te explicamos qué es la responsabilidad solidaria y por qué es importante conocer este concepto antes de serlo en un contrato. https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2021/08/rsz_gabrielle-henderson-hjckknwcxxq-unsplash-1.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/controla-tu-negocio/que-es-la-responsabilidad-solidaria/ ¿Qué es la responsabilidad solidaria?

¿Qué es la responsabilidad solidaria?

10 Minutos para leer

Conoce qué es la responsabilidad solidaria, en qué consiste, quiénes pueden ser responsables solidarios y qué indica la ley tributaria sobre las obligaciones que tienen aquellas personas que caen en esta figura contemplada en el Código Fiscal de la Federación.

Contenido:

  • Qué es la responsabilidad solidaria
  • El SAT define qué es la responsabilidad solidaria
  • Por qué es importante conocer esta responsabilidad en materia fiscal
  • Diferencia entre responsabilidad subsidiaria y solidaria
  • Quién es un responsable solidario
  • Obligaciones de la responsabilidad fiscal solidaria
  • Conclusiones

Qué es la responsabilidad solidaria

Tus responsabilidades fiscales no siempre provienen de tu propia acción, sino que en ocasiones puedes tener una responsabilidad solidaria, la cual implica algunas obligaciones, por lo que es importante que tengas en cuenta si puedes caer en alguna de estas figuras. Estos mecanismos los ha generado el Servicio de Administración Tributaria para tener un mayor control y, en cierta forma, dar un equilibrio cuando más de una persona está teniendo alguna operación que conlleve obligaciones fiscales.

La responsabilidad solidaria en materia fiscal es más común de lo que crees, así que en este artículo te hablaremos sobre cuál es su significado, quién puede ser responsable solidario y lo que marca la ley al respecto. Cuando hablamos de una responsabilidad solidaria fiscal se trata de una condición o rol que un tercero asume de forma voluntaria o en caso de que una ley así lo disponga; el término indica que ese tercero deberá cumplir una o varias obligaciones tributarias en conjunto con el responsable directo.

El SAT define qué es la responsabilidad solidaria

El SAT define este concepto como la aceptación ineludible para responder, por cuenta y orden del sujeto directo o inmediato de la obligación. Por lo tanto, cuando el contribuyente principal no puede cumplir con sus obligaciones fiscales, el responsable solidario debe hacerlo, ya sea por decisión voluntaria o por causa legal. En este contexto, un individuo es considerado como responsable si se encuentra en lo establecido en el Código Fiscal de la Federación, dentro del artículo 26.

Por ejemplo, en una compañía debe haber una persona, física o moral, en quien recaen las obligaciones, quien se encuentra vinculada directamente con la situación jurídica que origina la causación de una contribución. En caso de haber una responsabilidad solidaria serán los terceros quienes también tengan esas obligaciones fiscales.

Por qué es importante conocer esta responsabilidad en materia fiscal

Es importante que sepas que, si aceptas una responsabilidad de tipo solidario, tendrás obligaciones que cumplir. Conocer sobre esto te ayudará a que no te adhieras a algún tipo de sociedad sin antes pensar en estos compromisos en materia fiscal y a que tengas a la vista un aspecto fundamental para el SAT. Asimismo, puedes mantener un control y visibilidad de tus compromisos tributarios, para que no caigas en errores, omisiones o desconocimiento. Además, evitarás sanciones por parte de la autoridad al no saber sobre tus responsabilidades en caso de ser un tercero vinculado a un caso.

Toma en cuenta que las condiciones actuales de la legislación fiscal exigen que los contribuyentes revisen todos los aspectos formales de sus actividades, los alcances de las mismas y sus obligaciones fiscales, así como los límites en el ejercicio correspondiente. ¿Cómo puedes cumplir con la ley? Fácilmente, teniendo el control de todo lo que pasa en tu organización, y haciendo una gestión adecuada en el ámbito fiscal-legal.

Ten en mente que la indebida actuación de las personas físicas puede trasladar responsabilidades fiscales, civiles y penales a las personas morales de las cuales forman parte o que utilizan sus recursos y, viceversa: la operación de una persona moral puede afectar a un responsable que sea persona física o que, de alguna manera, esté vinculada a dicha operación.

Diferencia entre responsabilidad subsidiaria y solidaria

En caso de que haya una deuda, todos los deudores tienen la obligación común de hacerse cargo del pago, en este caso sería una responsabilidad solidaria. La deuda podrá ser cobrada a cualquiera de los deudores, sin ningún tipo de distinción entre ellos. Por lo tanto, el mayor beneficiado es el acreedor porque podrá cobrar la deuda a cualquiera de los responsables solidarios.

En tanto, una responsabilidad subsidiaria es cuando llega la fecha del vencimiento de una obligación. En caso de que el deudor principal no pueda o no haya abonado la deuda, se podrá exigir el pago correspondiente a los responsables subsidiarios que se hayan establecido en el contrato. Esta depende solamente de si se ha podido demostrar que el deudor principal no ha cumplido con su obligación de pago, es decir, solo cuando se le haya intentado cobrar la deuda y no se haya podido efectuar la operación.

En resumen, se pueden distinguir estos dos conceptos: la subsidiaria existe solamente en caso de que el deudor principal no pague y la solidaria es más bien una obligación conjunta sobre una misma deuda.

Quién es un responsable solidario

Esta figura recae en socios, accionistas y la persona que tenga conferida la dirección general, la gerencia general o la administración única de la empresa; incluso cualquier otra a quien le sean conferidas dichas atribuciones, independientemente del nombre con que se le designe. El artículo 26 del Código Fiscal de la Federación indica una lista de los roles o personas que pueden ser responsables solidarios:

  • Los retenedores y las personas a quienes las leyes impongan la obligación de recaudar contribuciones a cargo de los contribuyentes.
  • Personas obligadas a efectuar pagos provisionales por cuenta del contribuyente.
  • Los liquidadores y síndicos por las contribuciones que debieron pagar a cargo de la sociedad en liquidación o quiebra, así como de aquellas que se causaron durante su gestión.
  • Quienes tengan conferida la dirección general, la gerencia general, o la administración única de las personas morales.
  • Los adquirentes de negociaciones, respecto de las contribuciones que se hubieran causado en relación con las actividades realizadas en la negociación, cuando pertenecía a otra persona, sin que la responsabilidad exceda del valor de la misma.
  • Los representantes de personas no residentes en el país, con cuya intervención éstas efectúen actividades por las que deban pagarse contribuciones, hasta por el monto de dichas contribuciones.
  • Quienes ejerzan la patria potestad o la tutela, por las contribuciones a cargo de su representado.
  • Los legatarios y los donatarios a título particular respecto a las obligaciones fiscales que se hubieran causado en relación con los bienes legados o donados, hasta por el monto de éstos.
  • Quienes manifiesten su voluntad de asumir esta responsabilidad.
  • Los terceros que, para garantizar el interés fiscal, constituyan depósito, prenda o hipoteca o permitan el secuestro de bienes, hasta por el valor de los dados en garantía, sin que en ningún caso su responsabilidad exceda del monto del interés garantizado.
  • Los socios o accionistas, respecto a las contribuciones que se hubieran causado en relación con las actividades realizadas por la sociedad cuando tenía tal calidad, en la parte de interés fiscal que no alcance a ser garantizada con los bienes de la misma.
  • Las sociedades que, debiendo inscribir en el registro o libro de acciones o partes sociales a sus socios o accionistas, inscriban a personas físicas o morales que no comprueben haber retenido y enterado, en el caso de que así proceda, el impuesto sobre la renta causado por el enajenante de tales acciones o partes sociales, o haber recibido copia del dictamen respectivo y, en su caso, copia de la declaración en la que conste el pago del impuesto correspondiente.
  • Las sociedades escindidas por las contribuciones causadas por la transmisión de los activos, pasivos y de capital transmitidos por la escindente.
  • Las empresas residentes en México o los residentes en el extranjero que tengan un establecimiento permanente en el país, por el impuesto que se cause por el otorgamiento del uso o goce temporal de bienes y por mantener inventarios en territorio nacional para ser transformados o que ya hubieran sido transformados en los términos del artículo 1o. de la Ley del Impuesto al Activo, hasta por el monto de dicha contribución.
  • Las personas a quienes residentes en el extranjero les presten servicios personales subordinados o independientes, cuando éstos sean pagados por residentes en el extranjero hasta el monto del impuesto causado.
  • La sociedad que administre o los propietarios de los inmuebles afectos al servicio turístico de tiempo compartido prestado por residentes en el extranjero.
  • Asociados, respecto de las contribuciones que se hubieran causado en relación con las actividades realizadas por el asociante mediante la asociación en participación.

Obligaciones de la responsabilidad fiscal solidaria

Todas las obligaciones fiscales de la entidad principal serán propias de aquellos que estén en una responsabilidad de tipo solidario, así como otras que marquen las leyes vinculadas o complementarias. Esto es lo más importante por lo cual una persona debe pensar y reflexionar muy bien si quiere asumirse como un responsable solidario. Pongamos unos ejemplos para que tengas claro cómo pueden recaer compromisos sobre tu persona, si estás en esta figura.

Si una entidad moral emite facturas falsas, los directivos o socios que lo hagan o estén a cargo de este proceso serán responsables solidarios. En otro caso, si la autoridad determina un crédito fiscal a cargo del contribuyente obligado principal, o responsable directo, y se presenta una situación como, por ejemplo, no enterar las contribuciones retenidas o que el domicilio fiscal registrado no fuera localizado, será necesario notificar la constitución del carácter de solidario responsable.

Existen algunos casos supuestos condicionantes para activar esa responsabilidad, o bien, situaciones de hecho de previo acontecimiento para que pueda ser exigible. Además, la autoridad fiscal concederá al solidario responsable garantía de audiencia, para que manifieste lo que a su derecho convenga. La reforma del ejercicio 2020 añadió algunos supuestos que se deben verificar para no incurrir en ellos de forma involuntaria:

  1. No solicitar su inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes.
  2. Cambiar su domicilio sin presentar aviso.
  3. No llevar contabilidad, ocultarla o destruirla.
  4. Desocupar el domicilio fiscal sin presentar aviso de cambio.
  5. No localizarse en el domicilio registrado en el Registro Federal de Contribuyentes. 
  6. Omitir cantidades por concepto de contribuciones que hubiere retenido o recaudado, dentro del plazo.
  7. Que la persona moral se ubique en el listado definitivo de Empresas que Facturan Operaciones Simuladas (EFOS).
  8. Que la persona moral se ubique en el listado definitivo de Empresas que Deducen Operaciones Simuladas (EDOS). Se incluyen aquellas personas morales cuando se encuentran en el listado definitivo de contribuyentes que transmitieron indebidamente pérdidas fiscales.

Ahora que ya sabes qué es la responsabilidad solidaria, el Código Fiscal de la Federación reconoce 2 tipos de responsabilidades fiscales:

  • Responsabilidad directa del contribuyente.
  • Responsabilidad de solidaridad por un tercero, ya sea por causa legal o decisión voluntaria.

Cuando el contribuyente no cumple sus obligaciones fiscales por estado de insolvencia o por prácticas de evasión, entonces el responsable solidario está obligado a cumplir. Conforme hay nuevas reformas, las causantes de responsabilidad solidaria se van modificando, pero la esencia se mantiene. Es importante entender que solamente aplica en los casos de las personas que, sin importar cómo se les denomine, tengan conferido este estatus o figuren con base en los criterios de ley vistos anteriormente.

Es fundamental no hacerte de una responsabilidad de solidaridad, a menos que sea absolutamente necesario y que lo hayas pensado muy bien. Es mejor que tú seas el responsable de tus propias operaciones y transacciones. Para ello, QuickBooks Online es un gran aliado que te puede ayudar con todo lo que tiene que ver con tu contabilidad, ya que es un software especializado con el cual ahorrarás tiempo y dinero, porque tendrás control y visibilidad en todo momento de tu contabilidad. Conoce más sobre nuestros servicios.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

Constitución de sociedad de responsabilidad limitada

La constitución de una sociedad es uno de los pasos formales que…

Lee mas

¿Qué es el finiquito laboral y cómo se calcula?

¿Estás por terminar tu relación de trabajo con la empresa donde solías…

Lee mas

Cómo evitar la falta de comunicación en el lugar de trabajo

La frase comercial hoy en día es «falta de comunicación». De acuerdo…

Lee mas