2020-08-24 16:53:20 Crece tu negocio English Dejar tu trabajo para iniciar un negocio propio es una de las decisiones laborales más difíciles, te dejamos estos puntos a considerar... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2020/08/rsz_emma-dau-n_4ity1kmde-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/crece-tu-negocio/puntos-a-considerar-antes-de-dejar-tu-trabajo-para-iniciar-tu-negocio/ %%title%% %%page%%

Puntos a considerar antes de dejar tu trabajo para iniciar tu negocio

7 Minutos para leer

¿Estás pensando en dejar tu trabajo para convertirte en tu propio jefe? En otras palabras, ¿estás considerando seriamente ser autónomo? Si bien el trabajo independiente ofrece una serie de ventajas sobre el empleo tradicional, incluida una mayor libertad y responsabilidad, el lujo de trabajar en pijamas tiene su costo.

Los trabajadores autónomos deben ser más disciplinados que sus pares empleados de manera tradicional. Este es un aspecto del trabajo autónomo que muchas personas pasan por alto. Antes de dejar tu trabajo actual, tómate el tiempo para revisar la siguiente lista de verificación. Al realizar estas tareas antes de renunciar, puedes aumentar tus probabilidades de tener éxito.

1. Trabaja en tu currículum

Incluso si planeas ser tu propio jefe, es una buena idea tener un currículum actualizado. Consigue el tuyo antes de dejar tu trabajo actual para tenerlo completo y pulido para mostrarlo a los posibles clientes e inversores.

2. Haz tu investigación

Antes de dejar tu trabajo, es esencial que investigues tu mercado en busca de oportunidades para conectarte con los clientes. Esto proviene de evaluar la base de clientes potenciales de tu área, identificar a tus competidores y determinar si tienes algo único que ofrecer a tu grupo demográfico objetivo.

3. Identifica tus gastos y crea un presupuesto

Antes de hacer planes serios para dejar tu puesto actual, es una buena idea calcular un presupuesto para determinar cuánto tiempo puedes sobrevivir por tu cuenta. Junto con el alquiler, los servicios públicos, la comida, la ropa, entre otros, asegúrate de tener en cuenta los costos del seguro médico y otros beneficios proporcionados por tu empleador actual, debido a que ya no podrás recibirlos. Además, siempre ten en cuenta las emergencias inesperadas al elaborar tu presupuesto.

Después de eso, compara tus gastos con tus ingresos, como ahorros, indemnizaciones, dividendos en acciones y cualquier otro efectivo que se te presente. Si puedes mantenerte a flote durante al menos seis meses mientras esperas la rentabilidad, es posible que estés en condiciones de diversificarte por tu cuenta.

4. Ahorra dinero para la puesta en marcha y para los costos de vida

Una vez que hayas evaluado tus costos de vida, es hora de comenzar a ahorrar. Junto con tus gastos de manutención, es probable que necesites dinero para los gastos iniciales. También, puedes considerar trabajar fuera de tu hogar hasta que tu nuevo negocio despegue.

5. Identifica socios y empleados potenciales

Si bien la idea de iniciar un negocio por ti mismo puede ser atractiva, la mayoría de nosotros necesitamos algún grado de ayuda para iniciar y ejecutar nuestra nueva empresa. Antes de lanzar tu negocio, considera si necesitarás un mentor, socios o empleados.

Si necesitas ayuda para administrar tu empresa, asegúrate de encontrar personas que sean compatibles con tu personalidad y con tus objetivos, y que puedan crecer con el negocio. Después de todo, los conflictos interpersonales pueden significar un desastre para una nueva empresa. Si estás considerando contratar empleados desde el principio, también asegúrate de tener en cuenta los gastos, como los impuestos sobre la nómina y los salarios.

6. Determina cómo llegarás a los clientes

Antes de dejar sus trabajos, los aspirantes a empresarios deben tomarse el tiempo para evaluar sus medios para encontrar clientes. Si bien las ferias comerciales y las llamadas eran populares en el pasado, la publicidad en línea ahora se considera un componente esencial de cualquier estrategia de marketing. Considera todas las opciones disponibles para encontrar clientes, incluido el marketing web, la optimización de motores de búsqueda y el marketing de motores de búsqueda.

7. Varía tus fuentes de ingresos

¿Quieres mantenerte en pie durante la transición al trabajo por cuenta propia? Puede ser una buena idea diversificar tus ingresos asumiendo un trabajo a tiempo parcial o independiente en tu área de interés antes de dejar tu empleo actual. Estas oportunidades no solo llenarán tu billetera, sino que también pueden hacerte acumular una valiosa experiencia en la industria que elijas.

8. Registra el nombre de tu empresa

Uno de los pasos más importantes para iniciar un negocio es registrar el nombre de tu empresa en tu estado. Si planeas usar un nombre de marca que no sea el personal, también debes solicitar un nombre. Por otro lado, es una buena idea registrar una marca comercial para evitar que los competidores la utilicen. Estos pasos establecen tu marca legalmente.

9. Establece un horario de trabajo

Si bien dejar tu trabajo para convertirte en tu propio jefe conlleva una gran libertad, también requiere responsabilidad y autodisciplina. Debido a que eres un trabajador autónomo, es posible que tus amigos y familiares no crean que tienen que respetar tus horas de trabajo como lo harían si estuvieras en una oficina. Crea un horario de trabajo y hazles saber a tus seres queridos las horas en las que no estarás disponible.

10. Considera tus fortalezas y debilidades

Cuando estás acostumbrado a trabajar en una oficina, puede ser difícil hacer la transición al trabajo por cuenta propia. Antes de dejar tu trabajo, tómate el tiempo para evaluar honestamente tus fortalezas y debilidades. Si tienes problemas para mantenerte motivado mientras trabajas solo, es posible que desees reconsiderar tu decisión de ser autónomo.

11. Analiza tus hábitos laborales

Además de evaluar tus fortalezas y defectos, los posibles autónomos deben considerar si sus hábitos de trabajo son propicios para el autoempleo. Por ejemplo: ¿disfrutas trabajando por tu cuenta?, ¿te sientes solo sin otros empleados cerca? Si eres el tipo de persona que trabaja mejor como parte de un equipo, es posible que el trabajo por cuenta propia no sea lo ideal.

12. Evalúa tu solvencia

¿Cuándo fue la última vez que miraste tu cuenta? Los aspirantes a empresarios con puntajes crediticios bajos deberían tomarse el tiempo para reconstruir su crédito antes de dejar sus trabajos diarios. Algunas de las mejores opciones de financiamiento para nuevas empresas son los préstamos bancarios, y una calificación crediticia pobre definitivamente afectará tus posibilidades de conseguir una.

13. Identifica qué necesitas para administrar un negocio

Dirigir una empresa implica más que sobresalir en la industria que elijas. Determina si estás preparado para manejar funciones comerciales básicas, como contabilidad y TI. Si no eres muy experto en informática, es posible que debas contratar a un contador o comprar un software comercial, como QuickBooks, para realizar estas funciones.

14. Evalúa cómo manejas la incertidumbre

El hecho es que pocas empresas nuevas obtienen beneficios de inmediato. Antes de iniciar un negocio por tu cuenta, tómate el tiempo para considerar qué tan cómodo te sientes con la inseguridad financiera. Si vas a pasar noches sin dormir preocupándote por tu flujo de efectivo, es posible que el trabajo por cuenta propia no sea para ti.

15. Establece un lugar de negocios

No necesitas una oficina desde la que dirigir tu negocio. Sin embargo, como trabajador autónomo, es fundamental que te mantengas organizado. Si estás trabajando desde tu casa, configura una oficina con mucho espacio para almacenar registros de impuestos y otros documentos. Además, mantén tus archivos financieros organizados.

16. Aumenta tu presencia en la web

En estos días, tener un sitio web atractivo y fácil de usar es una parte esencial para tener éxito en los negocios. Si careces de la experiencia en programación para crear un sitio web, es posible que desees subcontratar a alguien con más experiencia.

Debido a que muchas personas usan las redes sociales para comunicarse, también es importante establecer una presencia en Facebook, Twitter y otras plataformas sociales relevantes.

17. Da tu aviso de dos semanas

Es importante que notifiques tu renuncia con dos semanas de anticipación. Ofrecer esta cortesía profesional te ayuda a mantener una buena relación de trabajo que podrías necesitar en un futuro.

A pesar de las dificultades que conlleva, trabajar independientemente ofrece una serie de grandes recompensas. Revisa la lista de verificación anterior para asegurarte de que estás realmente listo para ser tu propio jefe. Si aún no estás seguro de convertirte en autónomo, consulta nuestro artículo sobre cómo administrar un negocio secundario con un trabajo de tiempo completo.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

Consejos para atraer más clientes a tu negocio

Atraer clientes a un negocio puede ser una ardua tarea, para ello…

Lee mas

Qué es y cómo hacer un modelo de negocio para tu empresa

Uno de los primeros documentos que se deben de crear para impulsar…

Lee mas

¿Qué es una tarjeta de crédito empresarial?

Es muy común que algunos emprendedores utilicen una misma cuenta bancaria o…

Lee mas