Don't miss out
Subscribe to QuickBooks for only
$1/month for 3 months
Don't miss out
Claim now
April Sale
Buy now and pay only $1/month
for your first 3 months
March into savings Don't miss out!
$1 /monthfor 3 months
Track your expenses as you go and save 11 hours of admin per week
QuickBooks Online $1 /monthfor 3 months
Start fresh this new year
with QuickBooks Online
$1 /monthfor 3 months
Sale ends soon. Don't miss out, sign up today
$1 /monthfor 3 months
Start fresh this new year
with QuickBooks Online
$1 /monthfor 3 months
$1/month
for 3 months
$1/month
for 12 months
When purchased in bundles of 10
50 %off for 3 months
50 %off for 12 months
  • Invoices
  • Expenses
  • Reports
Un dueño de un café/restaurante revisando sus deducciones para este año físcal en una tablet
contabilidad

¿Qué son las deducciones en la contabilidad?

Cuando nos hablan acerca de las obligaciones fiscales que debemos cumplir si somos trabajadores, tenemos una empresa o negocio, podemos encontrarnos con algunas dificultades para entender conceptos, procedimientos y términos, sin embargo, tener una buena relación entre nuestras finanzas y nuestras obligaciones fiscales no es tan complicado como parece. Por eso en este artículo te hablaremos sobre la deducción de impuestos tanto para empresas como para personas.


Es probable que lo primero que te estés preguntando es a qué nos referimos con deducciones; en cuanto a las deducciones de impuestos para empresas nos referimos a aquellos conceptos que compañías, organizaciones o negocios pueden deducir de sus gastos realizados en un determinado periodo fiscal, esto quiere decir que es una forma en la que pueden recuperar un cierto porcentaje de algunos de los egresos que tuvieron durante el año fiscal. Para poder realizar esas deducciones, estos gastos deben ser correspondientes a la actividad de la empresa y necesarios para la operatividad del negocio.

Tipos de deducciones en una empresa.


Algunos de estos posibles gastos deducibles son la compra de insumos que se hayan adquirido para la operación y producción de la empresa. Los donativos que no sean mayores al 7% de la utilidad fiscal de la empresa; algunos impuestos como aportaciones a servicios de salud, fondos de pensiones o jubilaciones de los trabajadores, así como otros servicios adicionales; los gastos de representación, es decir, aquellas actividades destinadas a obtener resultados para la empresa; los gastos necesarios para la operación de la empresa como el pago de bienes y servicios básicos. 


También se incluyen los intereses comprobables generados en el año fiscal, de los préstamos con los que cuente la empresa; así como los créditos incobrables o de pérdidas causadas por razones de fuerza mayor.



Haz crecer tu negocio con QuickBooks

¿Cuáles son los tipos de deducciones?


Ya que te explicamos un poco acerca de las posibles deducciones que pueden realizar las empresas, es necesario que especifiquemos qué tipos de deducciones existen, pues no son las mismas que pueden aplicar las personas fiscales que las personas jurídicas. En este sentido, lo primero que debe quedar claro es que en términos contables y en términos fiscales los impuestos y los gastos pueden representar lo mismo, sin embargo si difieren en algunos puntos, pues el gasto es un término utilizado en contabilidad y deducción es un término utilizado en impuestos.


En general, los gastos pueden ser considerados como flujos de salida de recursos que se dan por disminuciones del activo o incrementos del pasivo de una empresa, disminuyendo parte del patrimonio sin significar retiros de capital, utilidades o excedentes. En cuanto a la deducción, se refiere a los gastos impositivos, es decir, gastos necesarios, proporcionales y relacionados directamente con las actividades de la empresa que generan renta.


Pueden existir deducciones o gastos de naturaleza tanto fiscal como contable, y serán por lo tanto computables y registrables para ambos casos sin necesidad de generar una conciliación contable fiscal. En el supuesto de que no sean computables en alguno de los casos, producirán una diferencia que debe ser ajustada o diferida para ejercicios siguientes.


Como resultado, obtenemos que si contamos con una deducción fiscal no contable, se tomará en cuenta como deducción que no tendrá impacto financiero en la empresa. Pero si la deducción es contable y no fiscal, afectará financieramente a la empresa pero no podrá deducirse de acuerdo con las disposiciones fiscales determinadas.

 

Ejemplos de deducciones contables


Ahora enfoquémonos en las deducciones contables, estas se definen como cualquier gasto cargado contra impuestos, es decir, aquellos cargos que podemos restar de nuestros ingresos acumulables para conformar la base gravable sobre la cual se va a componer el impuesto que pagaremos. Si las deducciones que tengamos son altas, el monto de nuestra base gravable y el monto a pagar serán menores, por el contrario, si las deducciones son mayores que nuestro resultado fiscal, podremos solicitar la devolución de impuestos.

 Aquellos bienes y servicios que podemos hacer deducibles en nuestra contabilidad, de manera fiscal pueden ser:


  • Servicios de salud como pago de honorarios médicos, dentales, psicológicos, de nutrición y asistencia médica
  • Gastos hospitalarios y medicinas incluidas en las facturas de los hospitales
  • Análisis y estudios clínicos
  • Compra o alquiler de aparatos para rehabilitación o prótesis
  • Adquisición de lentes ópticos graduados para corregir efectos visuales y seguros de gastos médicos mayores.

 Gastos para la educación como:


  • Colegiaturas en instituciones educativas privadas con validez oficial de estudios, con un límite anual de deducción
  • Gastos funerarios del cónyuge y familiares directos
  • Intereses de créditos hipotecarios, destinados a nuestra casa habitación
  • Donativos otorgados a donatarias autorizadas.


¿Qué son las deducciones de impuestos?


Ahora bien, ya vimos algunos ejemplos y cómo se pueden realizar, pero ¿qué son realmente las deducciones de impuestos? El término deducción hace referencia a los gastos realizados por una empresa o persona, necesarios para realizar sus actividades generadoras de renta, y en el caso de los impuestos la deducción se refiere una resta o descuento de los ingresos para determinar la renta gravable que se pagará al final del periodo fiscal.


En este sentido, una persona contribuyente puede descontar o deducir los costos de producción o los costos de venta de sus ingresos netos, al pago de su contribución tributaria según lo marque la ley, de acuerdo a sus gastos realizados que contribuyeron de forma directa o indirecta a generar renta.


Requisitos de las deducciones


Finalmente, te explicamos algunas de las características que deben tener tus gastos, recordando que principalmente debieron contribuir a tus actividades generadoras de renta, para ser considerados deducibles según las normas fiscales y la figura jurídica bajo las que pretendas realizar tus deducciones. La primera, y aunque suene repetitivo, es que tus gastos deben ser estrictamente indispensables para los fines de tu actividad. La segunda es que debes contar con todos los comprobantes fiscales que acrediten los gastos que buscas deducir, y que estén emitidos durante el ejercicio fiscal que declaras. 


Esta característica puede ser diferente según las disposiciones oficiales de cada región, pero en general se te pide que el pago haya sido realizado mediante cheque nominativo, transferencia electrónica de fondos, tarjeta de crédito, de débito o de servicios, ya que son medios rastreables y comprobables ante las autoridades fiscales competentes.



Mantén tu contabilidad al día con QuickBooks


Esperamos que esta información te haya ayudado a conocer mejor qué son los gatos, cuáles son las características de las deducciones de impuestos y qué debes tomar en cuenta al momento de presentar tu declaración para que logres realizar tus deducciones de manera positiva y sin problemas. 


En Quickbooks tenemos como principal objetivo ayudarte a construir tu PyME y que los temas de contabilidad sean más fáciles de manejar. Por está razón, queremos invitarte a probar nuestro software de contabilidad en línea, facilitaremos las tareas de administración de tu negocio y te ayudaremos a llevar el control de este con mayor exactitud. 


¡Utiliza la prueba durante 30 días gratis! Estamos seguros que los temas administrativos dejarán de ser una carga para ti.