2021-04-26 15:09:21 Controla tu negocio English ¿Sabes qué es EDOS y EFOS? Entérate en QuickBooks de su importancia dentro de la evasión fiscal y cómo verificar si no estás tratando... https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/es_mx_qrc/uploads/2021/04/dylan-nolte-NIrgENd0sAY-unsplash.jpg https://quickbooks.intuit.com/mx/recursos/controla-tu-negocio/que-son-los-efos-y-edos/?utm_term=&utm_campaign=PMAX+%3E+GG+%3E+MX+%3E+ES+%3E+PM&utm_source=adwords&utm_medium=ppc&hsa_acc=6089519323&hsa_cam=12556554926&hsa_grp=&hsa_ad=&hsa_src=x&hsa_tgt=&hsa_kw=&hsa_mt=&hsa_net=adwords&hsa_ver=3&gclid=EAIaIQobChMIpYGHsszQ9QIV6SlMCh017gsUEAAYAiAAEgI3JvD_BwE ¿Qué son los EFOS y EDOS? | QuickBooks México

¿Qué significa EDOS y EFOS?

10 Minutos para leer

Una de las malas prácticas de evasión fiscal más común se da por la compra-venta de facturas simuladas, esto se hace a través de dos entidades: la Empresa que Factura Operaciones Simuladas (EFOS) y la Empresa que Deduce Operaciones Simuladas (EDOS). Es importante saber qué son, cómo identificarlas y por qué evitarlas, con la finalidad de que mantengas un orden en tu contabilidad y cumplas en forma con tus obligaciones fiscales.

Índice de contenidos:

  1. Introducción
  2. Definición de EFOS y EDOS
  3. ¿Qué son las empresas factureras y las empresas simuladoras?
  4. ¿Cómo se da una facturación simulada?
  5. EFOS y EDOS SAT
  6. ¿Por qué evitar tratos con una empresa fantasma?
  7. ¿Cómo verificar si una empresa tiene una operación real?
  8. Conclusión

Introducción

Seguramente has escuchado en algún momento que debes tener cuidado con los EFOS y EDOS, o que tu práctica contable y fiscal debe estar en orden para que no seas uno de ellos. En pocas palabras lo que debes evitar es caer en operaciones simuladas o tratar con alguna empresa que las realice.

En primera instancia estos términos podrían sonar como duendes villanos en alguna historia fantástica y quizá vale la pena tomarlos así para estar alerta y evitarlos, porque son malas prácticas que pueden afectar tu negocio y están tipificadas como delito fiscal.

Puedes pensar que si tienes en orden tu contabilidad no hay de qué preocuparse, y es cierto, pero entonces solamente se trata de que verifiques que no estés tratando con alguna empresa fantasma, ya que por igual te podría acarrear alguna sanción por parte de la autoridad fiscal.

Recuerda que tu contabilidad es clave para que tu negocio crezca, así que tener orden al interior y al exterior es fundamental, esto implica que sepas quiénes son tus clientes, proveedores, etcétera.

Si tienes un buen manejo de tus aspectos contables será más fácil cumplir con tus responsabilidad ante el SAT, ya que estas medidas que toma Hacienda están orientadas a identificar actos de evasión fiscal, que se ha convertido en un gran problema para México.

Según datos de las finanzas públicas mexicanas, presentados por el Senado en el año 2019, hasta finales de 2016 la evasión fiscal tuvo un impacto negativo para el país, correspondiente a 2.8% del PIB, es decir, más de 483 mil millones de pesos.

Lo anterior da pista de la importancia de detectar cualquier tipo de anomalía en el orden fiscal. Por eso, en este artículo veremos qué es EFOS y EDOS SAT, cómo evitarlos y algunos consejos para que puedas verificar si no estás tratando con alguno.

Conoce los trámites SAT que puedes hacer en línea y los que debes hacer de manera presencial.

Definición de EFOS y EDOS

Antes de seguir, veamos qué significan estas siglas de acuerdo con lo que estipula el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Si te preguntas qué son los EFOS, aquí te va su definición: se trata de las compañías que venden las facturas para ser deducidas por otras empresas que sí tienen operaciones reales, es decir, una Empresa que Factura Operaciones Simuladas; coloquialmente se les conoce como “empresas factureras”; quizá este término te suene más.

Ahora, ¿qué significa EDOS?: significa Empresa que Deduce Operaciones Simuladas, es decir, compañías que, en un momento dado, deducen las facturas obtenidas por esas EFOS con el fin de disminuir la base del impuesto e incluso para solicitar devoluciones. Estas empresas también son conocidas como “empresas simuladoras”.

¿Qué son las empresas factureras y las empresas simuladoras?

Estos conceptos datan del año 2014, cuando se incorporó el artículo 69-B al Código Fiscal de la Federación (CFF), que define a las empresas que facturan operaciones simuladas y a su contraparte, las Empresas que Deducen Operaciones Simuladas.

Lo que buscan las EFOS es obtener un porcentaje de las facturas emitidas, pero no tienen una operación real, por lo tanto, cualquier documento que emitan no tiene validez ante la autoridad fiscal y quien lo use estará fuera de la ley.

Antes de la era digital, estas empresas operaban con mayor margen de acción porque no había tantos controles; se trataba de facturas impresas “apócrifas” que las personas físicas y morales adquirían para bajar su tasa de impuestos.

Tras la facturación digital se pusieron más candados de seguridad y verificación, pero muchas empresas hallaron el modo de generar estas facturas para continuar con su negocio de vender los documentos. Sin embargo, la autoridad fiscal ya las ha detectado y las ubica en una “lista negra”.

Por otro lado, las EDOS buscan deducir el monto total de la factura que compran y, a cambio, solo pagan al EFO un porcentaje mínimo de su valor. Entonces, como puedes notar, la mala práctica viene de dos lados: tanto de quien la genera como de quien la adquiere.

¿Quieres hacer crecer tu negocio?

Descubre cómo QuickBooks te puede ayudar a lograrlo.

¿Cómo se da una facturación simulada?

La operación se da cuando un receptor-comprador de facturas ubica a una empresa emisor-vendedor de facturas, luego, la primera le paga el valor de dichos comprobantes fiscales; mientras el emisor vende la factura reembolsa el monto pagado menos una comisión a la empresa o a sus accionistas; posteriormente, el comprador-receptor deduce las cantidades pagadas al emisor-vendedor por concepto de gastos para efectos del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y solicita la devolución del saldo a favor de IVA que se genere con la operación. De esta forma se concreta la simulación entre las EFOS y EDOS, sin embargo, no es una operación real, ya que se está simulando ante Hacienda, a la que nunca llegaron esos impuestos.

EFOS y EDOS SAT

El SAT monitorea las operaciones fiscales de personas físicas y morales, y como parte de esta actividad, su trabajo es identificar casos de operaciones simuladas. Cuando esto pasa, boletina a los que están involucrados en esta mala práctica.

Pero, en ocasiones puede ser que un negocio haya caído en esta práctica sin intención ni conocimiento; por eso es importante verificar y rectificar o aclarar cualquier anomalía ante la autoridad, en caso de que estés en la lista negra del SAT.

Se cae en este listado cuando la autoridad fiscal detecta que un contribuyente ha estado emitiendo comprobantes sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar servicios, producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes. Lo mismo sucede cuando dichos contribuyentes no son localizados por el SAT. En este caso se presumirá la inexistencia de las operaciones amparadas en tales comprobantes.

Acto seguido, la autoridad notificará a dichos contribuyentes que se encuentren en esa situación a través de su buzón tributario, que pueden consultar mediante su correo y por medio de la página de internet del SAT. También lo anunciará mediante la publicación en el Diario Oficial de la Federación, con la finalidad de que el contribuyente haga una aclaración y aporte los documentos probatorios e información que considere pertinente, para desvirtuar los hechos que llevaron a la autoridad a notificarle. Para ello, los contribuyentes interesados contarán con un plazo de quince días, contados a partir de la última de las notificaciones que se hayan efectuado.

Cabe aclarar que el SAT presenta tres tipos de estatus o categorías para aquellos contribuyentes que son incluidos en la lista de EFOS y EDOS:

Presunto: Cuando apenas el SAT hará la notificación al contribuyente debido a operaciones sospechosas. También denota a las empresas que por su operación variable, domicilio no válido y falta de activos, ya sea de carácter material o humano, pudieran estar generando operaciones simuladas.

Definitivo: En esta categoría entran las empresas que no presentaron un proceso para desvirtuar los hechos, o cuyo proceso no fue satisfactorio para poder demostrar que su operación es real. Cuando se está en esta categoría de EFOS se prohíben las transacciones de facturación con terceros, ya que sus certificados y RFC quedarán inválidos para la generación de las mismas.

Desvirtuado: Aquí están las compañías que, después de ser presuntas, lograron reunir la evidencia de su operación real, así que sus transacciones son aceptables.

Para las operaciones reales solamente se debe comprobar la operación ante el SAT con los documentos requeridos y en un plazo menor a 30 días hábiles, mientras que, para operaciones simuladas, se deben presentar las declaraciones complementarias en un plazo menor a 30 días hábiles. Esto con el objetivo de corregir la situación fiscal, disminuyendo el gasto amparado en la factura y pagando los impuestos deducidos indebidamente.

¿Por qué evitar tratos con una empresa fantasma?

Ahora ya sabes qué significa EDOS y qué son los EFOS, es importante tenerlo en cuenta porque además de que perderás el orden de tu contabilidad, habrá sanciones por parte de la autoridad que impactarán a tu economía al grado de que tu negocio podría cerrar e incluso puede haber sanciones que impliquen prisión porque se ha tipificado como delito.

Hay muchas empresas que en algún momento tuvieron un error o caen en una mala práctica de simulación, pero que sí tienen una operación real, pero más peligro es si estás tratando con una empresa fantasma, es decir, una entidad que se erige como una compañía o  negocio solamente en el nombre, pero que no tiene una operación real, la cual no tiene activos reales, materiales o humanos; cuya finalidad es operar ilícitamente en muchos aspectos, a veces no solo de la evasión fiscal.

Evitar a este tipo de compañías te servirá:

  • Para mantener el orden contable.
  • Cumplir con la autoridad fiscal.
  • Evitar multas y sanciones.
  • No poner en riesgo tu negocio.
  • Mantener una base de clientes y proveedores legales.
  • Mejorar el posicionamiento e imagen de tu empresa.

¿Cómo verificar si una empresa tiene una operación real?

Para evitar esta situación hay que hacer una verificación de las empresas con las que trates. Todo contribuyente debe verificar si ha realizado alguna operación comercial con una EFOS que aparezca dentro de la lista negra del SAT, esto para prevenir cualquier inconveniente que pudiera afectar su situación fiscal. Si quieres verificar ante el SAT cualquier EFOS, puedes hacerlo dentro del sitio oficial del SAT.

Detectar con tiempo a los contribuyentes de la lista negra permite evitar las consecuencias legales, pero, en caso de que una factura falsa se haya filtrado a tu operación, toma acciones, por ejemplo, dejar sin efecto fiscal todos los CFDI emitidos por ese proveedor y pagar el impuesto que resulte.

Conclusiones

Siempre es mejor mantenerse actualizado y revisar constantemente las listas del SAT. Recuerda que una factura falsa puede ser cualquier CFDI que cumpla con toda la estructura indicada por el fisco, pero que se generó de forma incorrecta, con un sello inválido o simplemente por el hecho de que una operación no está sustentada, ya que nunca existió y se emitió solo con el objetivo de evadir impuestos.

Tu negocio merece toda la atención, el orden, visibilidad y control de tu contabilidad es un detonador positivo para que mejores día a día. Con QuickBooks Online tienes a un aliado estratégico con el que puedes ahorrar tiempo y dinero para llevar tu contabilidad, así como cumplir con tus obligaciones fiscales.

Cuando utilizas esta plataforma especializada en contabilidad te mantienes con las actualizaciones del SAT y, cuando facturas o recibes CFDIs, sabes que estás cumpliendo con la normatividad. Conoce más sobre nuestros servicios aquí.

La información puede ser resumida y por lo tanto incompleta. Este documento / información no constituye, y no debe considerarse un sustituto de asesoramiento legal o financiero. Cada situación financiera es diferente, el asesoramiento proporcionado está destinado a ser general. Póngase en contacto con sus asesores financieros o legales para obtener información específica de su situación.

Artículos relacionados

¿Qué es el folio fiscal de una factura electrónica?

Conoce en esta entrega cuál es el folio fiscal de una factura,…

Lee mas

¿Qué es la responsabilidad solidaria?

Conoce qué es la responsabilidad solidaria, en qué consiste, quiénes pueden ser…

Lee mas

Programas de facturación electrónica en México

Conoce las características, ventajas y aspectos que debes saber sobre los programas…

Lee mas