Don't miss out
Subscribe to QuickBooks for only
$1/month for 3 months
Don't miss out
Claim now
April Sale
Buy now and pay only $1/month
for your first 3 months
March into savings Don't miss out!
$1 /monthfor 3 months
Track your expenses as you go and save 11 hours of admin per week
QuickBooks Online $1 /monthfor 3 months
Start fresh this new year
with QuickBooks Online
$1 /monthfor 3 months
Sale ends soon. Don't miss out, sign up today
$1 /monthfor 3 months
Start fresh this new year
with QuickBooks Online
$1 /monthfor 3 months
$1/month
for 3 months
$1/month
for 12 months
When purchased in bundles of 10
50 %off for 3 months
50 %off for 12 months
  • Invoices
  • Expenses
  • Reports
Una emprendedora calculando los pasivos de su empresa
contabilidad

¿Qué son y cómo calcular los pasivos corrientes?

Como emprendedor es posible que te encuentres con diferente terminología contable que posiblemente desconoces, por ejemplo los pasivos corrientes. Aquí te explicamos qué es, sus diferencias con el pasivo no corriente, cómo se calcula y algunos ejemplos, para que puedas aplicarlos en tu día a día.

¿Qué significa el pasivo corriente?

Los pasivos corrientes son las obligaciones y deudas a corto plazo (un año o menos) que tiene una empresa o entidad, que exigen a la empresa tener la capacidad para generar recursos de los que pueda disponer en el mismo lapso. Este se encuentra dentro del balance general de la entidad así como del pasivo que se divide en pasivo corriente y no corriente.

Para dar una buena administración financiera a tu empresa, es necesario categorizar y programar tus pagos. De esta manera se evitarían adeudos, que puedan representar una mala imagen ante las entidades financieras.

¿Cuál es la diferencia entre pasivo corriente y no corriente?

Para entender mejor lo que es pasivo corriente, se debe entender la diferencia entre este y el pasivo no corriente. 

El pasivo no corriente son todas las deudas y obligaciones de una empresa o entidad que deben de ser satisfechas a largo plazo (1 año o más). La empresa no está obligada a pagar las deudas en el año en curso, sin embargo, hay que tomar en cuenta que sí se deben contemplar los intereses que generan. 

Los pasivos son parte del balance general de la empresa y son importantes porque con el pasivo se pagan los costos fijos, es decir, el trabajo de operación de la empresa, las obligaciones fiscales, y algunos gastos fijos como sueldos, rentas, etc.

 ¿Cuáles son las cuentas del pasivo corriente?

Dentro del pasivo corriente se pueden encontrar diferentes grupos de cuentas como:

Deudas a corto plazo, deudas a proveedores, entidades financieras o asociados del mismo grupo, que deben liquidarse en un periodo de tiempo pequeño y que en muchas ocasiones pueden no generar intereses. Pero también, pasivos vinculados con los activos no corrientes, como los intereses que generan las deudas a largo plazo.

También podemos encontrar las provisiones a corto plazo, como herramientas y suministros que se consumen en un tiempo menor a 1 año y que son esenciales para los procesos de producción o manejos administrativos y que, si no son satisfechas pueden generar problemas o pérdidas a las empresas.

Esto es importante porque se debe tomar en cuenta que en muchas ocasiones, dichos suministros representan costos variables, es decir tienen fluctuaciones en sus precios durante todo el año.

Los pasivos corrientes pueden liquidarse comúnmente con activos corrientes, efectivo o cuentas por cobrar, es decir, el dinero que deben los clientes por las compras que han realizado a la empresa.

Para este efecto, las cuentas por pagar pueden ser una de las mayores cuentas de soporte del pasivo corriente, pues las empresas pueden usar estos ingresos en las cuentas por pagar a los proveedores. Es decir, el dinero que los compradores le deben a la empresa puede ser usado para pagar a los proveedores a quienes la empresa les debe dinero.



¿Cómo calcular el pasivo corriente?

Normalmente las empresas utilizan el pasivo corriente para saber la capacidad que tienen para pagar sus deudas a corto plazo. Para obtener un pasivo se utiliza la siguiente ecuación:

Pasivo = Activo – Capital

Es decir que para obtener el pasivo, al activo (bienes que posee una empresa que se pueden traducir en dinero) se le debe restar el capital contable (los recursos que le pertenecen a los socios y accionistas usados para financiar las operaciones de la empresa). 

Pero lo anterior sumaría pasivo corriente y no corriente. Para poder encontrar su valor, se debe calcular la suma de todas las obligaciones a corto plazo, por lo que el cálculo puede variar en función de lo que la empresa debe.

En términos más sencillos, para calcular el pasivo corriente se debe calcular la suma de todo el dinero que la empresa debe pagar a corto plazo (un año o menos).


Haz crecer tu negocio con QuickBooks

Ejemplos de pasivos corrientes

Para que puedas comprender mejor qué son los pasivos corrientes, podemos poner como ejemplo los pagos a proveedores. Éstas son deudas adquiridas por la compra de materias primas, herramientas o mercancías que la entidad comercializa o utiliza para su producción, y que fueron adquiridas bajo un esquema de pago a corto plazo, por lo que la deuda deberá ser saldada en el menor tiempo posible según lo que se haya acordado con el proveedor.

Pagarés o documentos mercantiles

Otro ejemplo son los efectos a corto plazo, que pueden traducirse en pagarés o documentos mercantiles que la empresa está obligada a pagar en un plazo de tiempo inferior a 1 año y que de no realizarse pueden traer consecuencias severas, aunque hayan sido deudas con un lapso de tiempo pequeño.

Rentas

También encontramos a los proveedores de inmobiliario a corto plazo. Estos se pueden traducir en rentas de lugares, bodegas, espacios, etc., que la empresa está obligada a pagar en un plazo de tiempo inferior a 1 año (regularmente estos pagos pueden ser anuales, mensuales o semestrales). 

Acreedores por prestación de servicios

Estos pueden variar durante el año y ser temporales o circunstanciales porque su contratación dependerá de las necesidades de la empresa en un momento o en una situación determinada, por lo que la empresa tiene la obligación de liquidarlos en un período de tiempo corto. Un ejemplo pueden ser contrataciones para reparaciones en el inmobiliario, contratación de fuerza de trabajo por temporada de producción alta o contrataciones para eventos y situaciones excepcionales.

Contabiliza los pasivos corrientes de tu empresa fácilmente

Sabemos que el pasivo corriente es uno de los temas más difíciles para realizar una contabilidad óptima de nuestro negocio. Pero el software de control de gastos de QuickBooks te ayuda a organizar tus gastos de forma sencilla, acceder a informes personalizados y mucho más.


Disfruta los 30 días gratis de prueba que QuickBooks tiene para ti! Y olvídate de procesos tediosos de administración para tu pyme.