Don't miss out
Subscribe to QuickBooks for only
$1/month for 3 months
Don't miss out
Claim now
April Sale
Buy now and pay only $1/month
for your first 3 months
March into savings Don't miss out!
$1 /monthfor 3 months
Track your expenses as you go and save 11 hours of admin per week
QuickBooks Online $1 /monthfor 3 months
Start fresh this new year
with QuickBooks Online
$1 /monthfor 3 months
Sale ends soon. Don't miss out, sign up today
$1 /monthfor 3 months
Start fresh this new year
with QuickBooks Online
$1 /monthfor 3 months
$1/month
for 3 months
$1/month
for 12 months
When purchased in bundles of 10
50 %off for 3 months
50 %off for 12 months
  • Invoices
  • Expenses
  • Reports
Image Alt Text
contabilidad

¿Qué es el crédito fiscal?

Si eres un emprendedor o estás empezando tu negocio, quizás te interese saber qué es el crédito fiscal, cómo funciona, los beneficios de adquirir uno y algunos ejemplos. En esta nota explicaremos este tema para que hagas un adecuado seguimiento de los impuestos y deberes de tu negocio.

¿Qué es el crédito fiscal?

El crédito fiscal es básicamente un monto de dinero que te puedes ahorrar al pagar tus impuestos. 


Esto significa que puedes pagar menos impuestos o tener un saldo a tu favor con el gobierno. La cantidad de este saldo a favor depende de los gastos que hayas realizado y que puedan deducirse según las actividades de tu negocio. Estos gastos pueden incluirse en tu declaración de impuestos según la ley de tu país


Por ejemplo, si tienes que pagar $1,000 dólares en impuestos y realizaste gastos deducibles por $80 dólares, entonces ese monto puede ser reclamado como crédito fiscal, y al final solo tendrás que pagar $920 dólares. 


Los gastos deducibles y el crédito fiscal son importantes cuando se calculan impuestos como el Impuesto Sobre el Valor Añadido (IVA) o el impuesto Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).



¿Qué beneficios tiene el crédito fiscal?


El crédito fiscal tiene una relevancia importante para aquellas organizaciones que realizan transacciones con facturas, ya que pueden contar con el derecho de deducir el impuesto general que ocasionan las operaciones, debido a que este impuesto es pagado para reducir la carga tributaria. 


Este crédito fiscal está compuesto por el impuesto, seguido de los comprobantes de pago de bienes, servicios y contratos de construcción.


¿Qué gastos pueden ser considerados para crédito fiscal?

Todo gasto que se realice como parte de las actividades legales de una empresa podrá (en la mayoría de los casos) ser considerado como crédito fiscal, por ejemplo:


  • Adquisiciones de bienes o activos a nombre de la empresa
  • Servicios prestados 
  • Contratos de construcción o servicios



¿Cuáles gastos no pueden ser considerados para crédito fiscal?


Básicamente, los gastos no relacionados con la actividad principal de la empresa como por ejemplo:



  • Gastos personales
  • Donaciones a fundaciones o a la caridad
  • Pagos de multas o sanciones
  • Gastos sin la documentación o comprobantes de pago necesarios para verificar su legalidad



¿Qué documentos se necesitan para respaldar el crédito fiscal?

Para la mayoría de los países, para que una compra de un producto o un servicio por parte de una empresa sea considerada como crédito fiscal, además de ser un gasto que sea relacionado con la actividad principal de la empresa, y según la legislación de cada país, se deben tener en cuenta los siguientes documentos:


  • El comprobante de pago por el producto o servicio adquirido
  • Si el gasto corresponde a una importación, entonces es necesaria una copia autenticada (u original) del Agente de Aduanas correspondiente a tu país
  • Cualquier recibo emitido a nombre de un arrendador o subarrendador



¿Se puede solicitar la devolución del crédito fiscal?


En la mayoría de los casos, no, no se puede solicitar la devolución del crédito fiscal. Sin embargo, la palabra final depende de la legislación de cada país, así que no olvides revisar las leyes y reglas del país donde tu negocio realice sus actividades. 


Ejemplos de crédito fiscal


Cuando hablamos de crédito fiscal, uno de los conceptos que más salta dentro de la conversación es el IVA, o Impuesto al Valor Agregado, a continuación te mostramos algunos ejemplos de cómo está aplicado este crédito: 


  1. Una empresa que se dedica a la fabricación de productos electrónicos, requiere comprar circuitos para los productos. En sus operaciones mensuales llevaron a cabo dicha compra por un total de $100 000 pagando a los proveedores el 19% correspondiente al Impuesto al Valor Agregado, es decir, $19 000. En este periodo sus ventas dejaron un total de ganancias por $300,000 cobrando un IVA de $57,000. Por acciones de impuestos sumados de sus operaciones anuales debe presentar ante el estado un pago de $57,000 por concepto de IVA cobrado, pero cuenta con un crédito fiscal por $20,500, por lo que en realidad deberá pagar $36,500.
  2. Una entidad dedicada a la producción de tazas para beber necesita materia prima, por lo que regularmente recurre a su proveedor para comprar la cerámica. En el aspecto de su actividad económica, la empresa tiene una amplia red de clientes y en el año produjo ventas e ingresos correspondientes a los $500,000 + $95,000 de IVA, de los cuales los gastos deducibles corresponden a $100,000 + $21,000, por lo que en relación a las actividades y sus impuestos generados, corresponde pagar $121,000 de IVA. Pero debemos tomar en cuenta que la empresa cuenta con un crédito fiscal de $32,000 a su favor, por lo que en total de los impuestos, la empresa tendrá que pagar únicamente $89,000.



Cuando una empresa es importadora también realiza pago de impuestos pero en esta ocasión a un país, en este aspecto, algunos países permiten que este impuesto sea un crédito fiscal y cuando la organización o empresa haga la declaración, se deduzca el pago de los impuestos.

Haz crecer tu negocio con QuickBooks

Crédito Fiscal en diferentes países de Latinoamérica 


A continuación, veremos cómo funciona el crédito fiscal para algunos países.

México

En México, el término crédito fiscal se aborda desde el lado del gobierno y hace referencia a un dinero sobre el cual el gobierno tiene derecho a cobrar por contribuciones, beneficios o cosas similares. 


Es decir, una deuda que tienes con el gobierno por lo que dice la ley de impuestos.


Según el artículo 4o del Código Fiscal de la Federación, “Son créditos fiscales los que tenga derecho a percibir el Estado o sus organismos descentralizados que provengan de contribuciones, de sus accesorios o de aprovechamientos, incluyendo los que deriven de responsabilidades que el Estado tenga derecho a exigir de sus funcionarios o empleados o de los particulares, así como aquellos a los que las leyes les den ese carácter

y el Estado tenga derecho a percibir por cuenta ajena. La recaudación proveniente de todos los ingresos de la Federación, aun cuando se destinen a un fin específico, se hará por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público o por las oficinas que dicha Secretaría autorice.”


Para determinar un crédito fiscal en México puedes tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Contacta a la autoridad relevante que determina el crédito fiscal.
  2. Ten a la mano el documento que determine el crédito fiscal y que incluya la firma del funcionario que lo emitió.
  3. Ten presente el número de resolución y la fecha de determinación del crédito fiscal.
  4. Ten en cuenta el concepto(s) por el (los) cuales se originó el crédito fiscal al igual que el valor del crédito fiscal equivalente en pesos, la fecha en la que debió cubrirse el pago y la fecha de caducidad o vencimiento legal.
  5. Finalmente, ten a la mano la constancia de citación del documento determinante del crédito fiscal. Debe ser el original o una copia certificada.


Chile

En Chile la organización encargada de las de la aplicación administrativa de las disposiciones tributarias, el Servicio de Impuestos Internos (SII), menciona que el crédito fiscal es “el impuesto soportado en las facturas de los proveedores, facturas de compras, notas de crédito y débito recibidas que acrediten adquisiciones o la utilización de servicios efectuados en el período tributario respectivo”. 


Es decir, este crédito fiscal se obtiene como resultado de la suma de los impuestos de las adquisiciones y los servicios usados por el contribuyente y para determinar el valor, tienes que aplicar el mecanismo tributario establecido en el artículo 43 del Decreto Reglamentario de la Ley sobre Impuestos a las Ventas y Servicios.


La fórmula para este cálculo se podría resumir en:


Ventas Afectas / ventas totales (afectas + exentas) X total de crédito que tienes (100) 



Perú

En Perú, todas las empresas están obligadas a pagar impuestos, pero al igual que en otros países de latinoamérica, el valor que deben pagar de Impuesto General a las Ventas (IGV), puede verse reducido gracias al crédito fiscal. Así mismo, en Perú, un negocio puede aplicar por el crédito fiscal cada vez que solicitan facturas por productos o servicios adquiridos, de ésta manera, pueden validar que han pagado el IGV y que pueden usar ese pago como crédito fiscal.


Una duda frecuente sobre el crédito fiscal es sí se puede solicitar la devolución del mismo; en Perú, no se puede solicitar devolución sobre el crédito fiscal incluso si la empresa será liquidada.

¿Cómo se liquida el crédito fiscal?


Cuando una persona comienza a tener actividad económica y se convierte en contribuyente debe de tener asesoramiento de un contador para que le ayude a realizar las transacciones contables necesarias, el mismo caso aplica para las organizaciones con actividad empresarial. 


En el caso de la aplicación del crédito fiscal encontramos que la manera de liquidar esto viene principalmente de las organizaciones gubernamentales que reclaman el pago de dichos impuestos la cual varía según el país. Este crédito corresponde mayormente a las dependencias relacionadas con Hacienda y el fisco, por lo que se liquida el crédito de una persona con actividad económica al deducir impuestos gracias a sus compras de insumos o medios para su operación, lo que se verá reflejado como una reducción en el pago de impuestos totales.


Para concluir, debemos entender que el crédito fiscal es la cantidad restante a pagar sobre un impuesto. Esto solo es aplicable cuando los gastos sean correspondientes a los gastos deducibles que haya creado la empresa por su operación y que hayan sido incluidos en la declaración anual de ingresos.

  

Un aliado para el seguimiento de los impuestos de tu negocio

 Ya sea que te encuentres en Chile, México, Perú, o en cualquier parte del mundo, recuerda que cuentas con QuickBooks para ayudarte a hacer seguimiento de tus impuestos, estar al tanto de cuánto adeudas y ser ese aliado en la administración de tus finanzas.


Además, te regala 30 días gratis de prueba para que te conviertas en un experto. ¡Aprovecha y comienza a crecer!